UN ENFOQUE POSITIVO

Es importante: Para la felicidad, la clave es el eutrés

Las consecuencias del eutrés son beneficiosas, aún cuando algunas reacciones biológicas iniciales sean similares a todo estrés. De esto trató la 2da. jornada del Taller de Control del Estrés en el Espacio Vida Sana (Maipú 1062, Vicente López).

 

Recapitulemos: Hans Selye (1907-1982) se preguntó: ¿cómo era posible que los médicos habían gastado tanto tiempo y energía en el descubrimiento y tratamiento de enfermedades individuales y le habían dado tan poca atención al “síndrome de sólo estar enfermo”?

Él conjeturó que existía algún mecanismo en el cuerpo que respondía de manera general a los “agentes nocivos” -así los denominó en ese momento-, una conexión en la reacción del cuerpo al padecimiento que daba la apariencia de algún mecanismo interno combatiendo a los agentes estresantes.

En definitiva, el hipotálamo -puente entre el cerebro y el sistema endocrino-, envía un mensaje a la glándula pituitaria, productora de hormonas, incrustada entre los huesos de la base del cráneo, para liberar HACT (hormona adrenocorticoide) en la corriente sanguínea. Esta señal apresta a la corteza adrenal -localizada encima de los riñones- a crear corticoides, que son enviados hacia los lugares del cuerpo donde se necesitan, para utilizarlas en todos los niveles posibles de defensa contra el agente estresante.

El estrés es una respuesta general del organismo ante demandas internas o externas que en un principio resultan amenazantes, tal como todo cambio, consistiendo en una movilización de recursos fisiológicos y psicológicos para afrontar tales demandas adaptativas.

En la 2da. jornada del Taller de Control del Estrés, el licenciado Alberto Novell mencionó que si la respuesta de estrés es excesivamente frecuente, intensa o duradera puede alterar el bienestar y la calidad de vida.

El gran logro de Selye fue la identificación del estrés basado en “leyes biológicas demostrables”, y lo llamó SAG (Síndrome de Adaptación General), sobre el cual escribió en el British Journal Nature, a mediados de 1936.

El SAG es un proceso de 3 etapas universales:

> una “señal de alarma”,

> “la defensa o la huída”, y

> si la duración del estrés es suficientemente prolongada, el cuerpo entra a "el agotamiento"; una forma de envejecimiento debida al deterioro del organismo por mantener constante el desgaste durante la resistencia.

Al pasarlos años, Selye fue acercando la noción de estrés al siguiente concepto: la ausencia de estrés significa muerte mientras que la vida está hecha de una balanza oscilando entre eutrés (placer) versus distrés (angustia).

El eutrés aporta recursos energéticos pero el distrés demanda recursos energéticos.

Desde la psicología, él distinguió 2 tipos de estrés:

> Eutrés, que permite una rápida reacción a los problemas y peligros que deben afrontarse así como la adaptación a los cambios.

> Distrés, que es un estado de tensión, dificultad, fatiga o desgaste que tiene su origen en un funcionamiento exagerado y continuo del mecanismo natural de protección y supervivencia: la persona tiene sensación de pérdida de control de la situación.

Es inevitable experimentar cierto grado de estrés, y en ocasiones apropiadas resulta benéfico: eutrés.

No obstante, demasiado estrés es peligroso para la salud en general, ya que se alteran en forma prolongada y perjudicial las funciones de muchos sistemas del organismo: distrés.

Tiene gran importancia saber valorar el estrés y establecer una respuesta adecuada.

La persona que sufre de distrés puede sufrir de enfermedad cerebrovascular y otras como la cardiopatía isquémica.

El Instituto Canadiense de Estrés, donde se desempeñó Selye, estudió a miles de de personas con distrés, descubriendo 5 fases distintas de evolución:

1.  Fatiga física y/o mental: Se registra que la vitalidad disminuye con picos regulares de fatiga, mayor somnolencia, desmotivación, etc. Durante esta fase los análisis médicos no muestran ninguna prueba orgánica de enfermedad.

2.  Malhumor que causa problemas personales: La persona comienza a permanecer irritable, provocándole problemas con compañeros de trabajo, familia y amigos, lo que potencia la sensación de desamparo y soledad.

3.  Descontrol emocional: El individuo tiene problemas de concentración, abunda en pesimismo y tiene dificultades para tomar decisiones, así como también se intensifican las dificultades interpersonales, manteniendo difícil conseguir el equilibrio emocional.

4.  Dolencias físicas crónicas: El síntoma principal es la tensión muscular, especialmente en las zonas cervicales, hombros y lumbares, además de dolores de cabeza, incluso migrañas. Estos síntomas se pueden relativizar con acupuntura, masaje, ejercicio físico, etc. Pero sólo son parches.

5.  Patologías físicas: Estado de agotamiento crónico y el daño físico acumulado durante mucho tiempo se hace visible, en algunos casos de forma rotunda, pudiendo llegar al infarto.

En cuanto al eutrés es un estrés positivo: el que experimenta un atleta cuando está en la línea de salida de una competición deportiva.

En estos casos se genera un estrés puntual, son situaciones concretas que alteran la emocionalidad, pero lo hacen de modo ocasional y tienen una corta duración en el tiempo.

Las consecuencias del eutrés son beneficiosas, aún cuando algunas reacciones biológicas iniciales sean similares a todo estrés.

Una persona con deseos de vivir está en una situación de eutrés.

La clave, entonces, es cómo disparar el eutrés como respuesta primaria a los F.E. (Factores Estresantes).

Novell aportó un sencillo ejercicio de coaching que se llama "La Rueda de la Vida", que requiere que una persona se autoevalúe en profundidad (jamás mentirse a sí mismo), y autocalificarse de 1 a 7 en diferentes disciplinas. Luego, unir los puntos de su propia calificación: ¿es una rueda o es otra figura geomética? Cuanto menos redonda sea la figura emergente, más hay que trabajar para hacerla redonda, quizás disminuyendo algunos tópicos para aumentar otros.

Cuanto más redonda, más armonía, más eutrés. Pero es mejor comenzar con cambios pequeños, no ampulosos porque lo importante es mantenerlos, no sirve sólo anunciarlos.

Rueda de la Vida (1)

Rueda de la Vida (2)

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario