MAR DEL PLATA

Con Arroyo en rojo, Macri/Vidal intentaron 'bancarlo' pero terminaron reprimiendo una protesta

Este viernes (12/08), la ciudad de Mar del Plata vive un día un tanto picante. Primero porque dirigentes del Frente Renovador desembarcarán en 'La feliz' para dar inicio a una cumbre protagonizada por Sergio Massa y José Manuel De la Sota, pero minutos antes tanto el presidente Mauricio Macri como la gobernadora María Eugenia Vidal estuvieron anunciando un Plan nacional de hábitat e inauguraron la ampliación de una planta procesadora de kiwi en Sierra de los Padres. En un intento por apoyar al intendente Carlos Fernando Arroyo, las policía bonaerense terminó reprimiendo con balas de goma una protesta de la agrupación HIJOS.

Es hora de que Carlos Fernando Arroyo reciba un apoyo más explícito. Internas dentro del Consejo Deliberante entre los propios de Cambiemos, funcionarios que no le responden, problemas para pagar el aguinaldo que derivó en un paro sorpresivo de municipales, pero también de cooperativistas que exigen medidas sociales, un municipio completamente en banca rota, la inseguridad que la ubica a Mar del Plata como la primera del país y una fuerte pelea con el principal empresario de medios de la ciudad (Florencio Aldrey Iglesias), generan un enorme descontento en la ciudad que además sufre un parate en su puerto, principal motor de la economía.

En este contexto, la gobernadora bonaerense María Eugenia Vidal y el presidente Mauricio Macri se dieron cita en un acto, de cara a la campaña electoral 2017. Pero también estarán el diputado Sergio Massa y el ex gobernador de Córdoba, José Manuel De la Sota, líderes del Frente Renovador.

"Tenemos que usar la energía para construir, no para agredir", pidió el presidente mientras presentaba su Plan nacional de hábitat.

Sucede que la agrupación HIJOS se dispuso a realizar una marcha en contra de gestión, pero según testigos algunos personajes arrojaron piedras a los vehículos en los que se trasladaban.

Al grito de “Macri, basura, vos sos la dictadura”, los manifestantes llevaban una bandera argentina con inscripciones que mencionaba a "30.000 desaparecidos", en referencia al gesto indiferente del primer mandatario respecto del debate que se reabrió en los últimos meses sobre la manipulación estadística del kirchnerismo sobre las víctimas de la última dictadura cívico-militar.

"Veníamos marchando por la avenida 180, cuando doblamos fuimos interceptados y empezaron a disparar balas de plomo al piso, balas de goma contra nosotros y gases lacrimógenos. Obviamente nos defendimos. Nos cerraron el paso y cuando intentamos pasar sacaron sus armas y empezaron a disparar", contó a radio 10 Ernesto Poblete, testigo.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario