JUEGOS OLÍMPICOS

Apuntes para Werthein: Un debate sobre Río 2016

"No podemos ser complacientes", dice Jacques Rogge, presidente del Comité Olímpico Internacional acerca de sus exigencias para Río 2016. Sin duda que a los brasileros les espera una dura tarea en la organización y en la competitividad deportiva. Aqui algunos apuntes para lograr su meta de comvertirse en potencia atlética, y que bien pueden servir también para los argentinos, con más recursos pero menos medallas que en Beijing 2008. Gerardo Werthein, presidente del Comité Olímpico Argentina, ha sido criticado por muchos que consideran que la tasa de retorno sobre la inversión realizada, es insuficiente. Lo importante es conocer cuál es el plan para 2016. Y auditarlo para que se cumpla. Lo que la siguiente nota exhibe es que ya se está trabajando intensamente para Río 2016, y en el caso de Brasil hay un debate acerca del plan deportivo.

 

El belga Jacques Rogge, de 70 años, reafirma su confianza en Río, pero dice que el comité no será benevolente con temas de Río 2016 como presupuesto, plazos y todo lo que necesita hacerse en la ciudad. Él habló con el diario carioca O Globo:
 
-En octubre, Río cumplirá 3 años de su triunfo en el Comité Olímpico Internacional para organizar los Juegos de Verano en 2016. Sin embargo, todavía no logró definir un presupuesto para el evento, estimado inicialmente en R$28.800 millones (US$ 14.210 millones). ¿Ud. está preocupado?
 
-Ud. sabe... el presupuesto es algo que requiere tiempo. Nuestros especialistas trabajan en estrecha colaboración con los expertos de Rio para establecer un presupuesto completo tan pronto como sea posible.
 
-En Londres, hay 13 líneas de tren subterráneo, 6 de de tren de superficie, trenes urbanos e incluso un tren de alta velocidad que une el centro con el Parque Olímpico en 7 minutos. ¿Cómo será en Río de Janeiro, que apuesta por las líneas de BRT (bus rapid transit, el metrobus que corre en la avenida Juan B. Justo porteña), tiene sólo 2 líneas de tren subterráneo y un sistema ferroviario que pasa lejos del futuro Parque Olímpico y del 60% de las instalaciones de los Juegos?
 
-El plan de transporte presentado durante la candidatura fue revisado por nuestros expertos internacionales. Ahora tenemos un equipo de especialistas en Río de Janeiro también examinando el plan de transporte. Yo personalmente estuve en la inauguración de una estación (de BRT). Los expertos nos dijeron que el trabajo ha progresado bien. El transporte es siempre un reto para todas las ciudades, pero creemos que el sistema de transporte de Rio será efectivo.
 
-En la fieste de cierre en Londres 2012, usted calificó a los Juegos de Londres como "felices y gloriosos". ¿El éxito de los británicos aumenta el desafío de Río?
 
-Lo que podemos esperar es que Rio sea tan ambicioso como sea posible. Por supuesto que esperamos mucho de los esos Juegos. Pienso que tendremos buenas competencias, no tengo ninguna duda al respecto. Brasil se encuentra bien económicamente, es un país políticamente estable, tiene amor por el deporte; tiene buenos expertos en deporte... También veo una buena alianza entre los gobiernos federal, estatal y municipal para tener un gran Mundial 2014 y buenos Juegos 2016. El potencial es muy bueno. Por supuesto, esto requiere un trabajo duro, pero seguimos siendo optimistas. Todos deben entender que eso requiere mucho trabajo, mucha planificación y mucho cuidado de no perder el tiempo. Estamos contentos, pero no podemos ser complacientes. Hay que trabajar duro.
 
-¿Cómo puede ayudar la Copa del Mundo de 2014 en la organización de los Juegos Olímpicos?
 
-La Copa Mundial de la Fifa, sin duda, va a beneficiar a los Juegos de 2016, porque muchos preparativos, muchas construcciones también sirven para los Juegos Olímpicos. La reforma del aeropuerto (Tom Jobim) es algo que beneficiará a ambos. Rio está construyendo, en el puerto, infraestructura e instalaciones para cruceros, que servirán para ambos eventos.
 
-Hace un año, la FIFA y el presidente de la Rio-2016, Carlos Arthur Nuzman, le propusieron incluir el fútbol-playa en el programa de los Juegos. ¿Es cierto que Ud. descartó la inclusión?
 
-No. Después vamos a estudiar el programa de los Juegos de Rio, el próximo año. Es algo que deberá estar decidido, probablemente en octubre o noviembre de 2013.
 
Para ser potencia
 
En tanto, en Brasil se preguntan cómo convertirse en 1 de las 10 potencias atléticas más importantes en 2016. Cuáles serán las especialidades deportivas en las que intentarán competir con posibilidades.
 
Algunos periodistas han elaborado espejos donde puede mirarse Brasil. Es el caso de la revista CartaCapital, que simpatiza con el gobierno del PT, y que hizo una lectura ideológica pero muy realista de la situación
 
"Finalizados los Juegos Olímpicos de Londres, el cuadro de medallas de 2012 muestra una impresionante victoria de USA. Son 104 podios, con 46 medallas de oro, superando con facilidad a China (88 podios y 38 oros), un resultado que devuelve la supremacía Olímpica a USA.
 
Desde 1996, cuando las ex repúblicas soviéticas dejaron de competir en conjunto, USA era el ganador olímpico indiscutible, pero eso fue interrumpido en Beijing en 2008, cuando China superó a USA en medallas de oro (51 a 36), pero no en el total medallas. 
 
No faltan analistas que afirmen que los estadounidenses son un ejemplo a seguir para el deporte olímpico brasileño, pero la realidad es algo más compleja. Para eso, necesitamos entender cómo funciona el deporte de alto rendimiento en USA y en otras potencias.
 
A los defensores del Estado mínimo les gustaría creer que la hegemonía de USA puede ser entendida como el triunfo de un sistema sin Ministerio de Deportes y en el que hay poquísimo dinero del gobierno federal implicado, pero las cosas no son tan así.
 
En primer lugar, hay que considerar que los buenos resultados deportivos sólo vienen acompañados de una inversión bien hecha. 
 
En el caso del deporte olímpico, la eficiencia no es exclusividad de dinero privado. Varias potencias olímpicas tienen grandes inversiones estatales. Los más evidentes son China y Rusia, pero no es necesario recurrir a ejemplos extremos de este país comunista y el principal heredero de la Unión Soviética para ver dinero público utilizado en el deporte. 
 
El gobierno de Corea del Sur, en 5to. lugar en Londres (28 medallas, 13 de oro), invierte fuertemente en el sector. Las grandes apuestas son 3 grandes centros de formación donde los atletas con más de 15 años pueden dedicar tiempo completo al deporte. 
 
En Alemania (44 medallas, 11 de oro), el deporte de alto nivel recibe dinero del gobierno federal de las loterías y de las Fuerzas Armadas. 
 
En Italia (28 medallas, 8 de oro), el Comité Olímpico recibió solo para el presupuesto 2012, más de 400 millones de euros. 
[ pagebreak ]
 
En Australia (35 medallas, 7 de oro), los tres niveles de gobierno gastan un total de US$ 2.000 millones al año en los deportes en general, la mayor parte construyendo instalaciones deportivas públicas, pero también en la financiación de los atletas de élite.
 
En 2do. lugar, se debe considerar la pequeña participación del gobierno federal de USA en el deporte. Esto se debe a que la Constitución de USA en muy clara al dejar la educación bajo la tutela de los gobiernos estatales. Así son los estados (y en menor medida, los gobiernos municipales) responsables de la construcción y mantenimiento de material deportivo y sobre todo subsidiar a las escuelas y universidades públicas. 
 
Muchas de esas subvenciones se utilizan para pagar los sueldos de los entrenadores de alto nivel, reducir las mensualidades y ofrecer becas para los atletas, estrategias utilizadas para atraer a los jóvenes deportistas. 
 
Esas instituciones, junto con algunas instituciones independientes (a menudo vinculadas a fundaciones religiosas) y privadas, son la principal fuente de talento para los deportes profesionales estadounidenses. De los 7 campeones olímpicos de USA en pruebas individuales en atletismo en Londres, 5 estudiaron en universidades públicas, 1 en universidad privada y 1 en una institución independiente.
 
La gran importancia de los fondos públicos en el deporte estadounidense no significa que la inversión privada es irrelevante. Tanto individuos como empresas contribuyen en gran medida al país para ser la mayor potencia olímpica. 
 
El deporte y la competición deportiva son conceptos arraigados en la sociedad estadounidense. Los donantes privados son responsables de mantener, por ejemplo, el Centro Acuático del Norte de Baltimore, donde comenzó a nadar a los 10 años, Michael Phelps el más grande medallista olímpico de todos los tiempos. Más de 30 empresas son responsables de patrocinar y apoyar plenamente el Comité Olímpico de USA.
 
¿Qué dicen estos ejemplos a Brasil? 
 
Tal como mostró un informe reciente de la revista Carta Capital, el enfoque del Comité Olímpico Brasileño (COB), hoy en día apunta a atletas de élite, los que tienen el potencial para subir al podio en los Juegos. El COB y los gobiernos municipales, estatales y federales, se preocupan muy poco en las políticas públicas para popularizar y democratizar el deporte, generando beneficios para la sociedad y ampliando la base de futuros medallistas. El COB piensa a corto plazo. 
 
El domingo 12/08, el superintendente del COB, Marcus Vinicius Freire, dijo que un ejemplo a seguir por Brasil es el de Kazajstán. El gobierno kazajo invirtió, de acuerdo con un informe del diario Folha de S.Paulo, US$ 20 millones en levantamiento de pesas, ciclismo y boxeo para volver al país referencia en esas modalidades. 
 
Ahora, Kazajstán tiene 13 medallas en los Juegos, 9 en esos 3 deportes, incluyendo 6 de oro. Llegó a la 12da. posición en la tabla de medallas con una inversión rápida, aunque sin consecuencias positivas para la sociedad.
 
Brasil, sede de los Juegos de 2016, tiene una serie de buenos ejemplos a seguir. Puede copiar a los europeos y a los surcoreanos la manera correcta de tratar a los atletas de élite; de los australianos puede aprender a combinar la inversión en el deporte de alto rendimiento y como política pública: de los estadounidenses, cómo atraer al sector privado para el negocio y cómo involucrar a la sociedad en el fomento de los jóvenes atletas. 
 
Mientras que el gobierno brasileño en todos los niveles, siga descuidando la educación y con ello, el deporte, y el COB mantiene su foco sólo en ganar medallas, continuarán alimentando las críticas de aquellos que desean disipar el estado de todo, incluyendo el deporte, una actividad que puede reducir la delincuencia, mejorar la salud de la población, unir a la sociedad y capacita personas."

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario