Leído

UN PAÍS SIN PERUANOS

Si Argentina tratara a los peruanos como ellos tratan a los venezolanos...

Mar, 08/10/2019 - 10:21pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

País complicado Perú, que le adeuda a un argentino, José Francisco de San Martín, bastante más que libertad. Y que tuvo mandatarios como Alberto Fujimori, al que alguna vez eligió en las urnas, de origen extranjero (japonés). Complicado porque los ciudadanos peruanos que se instalan en la Argentina son mucho mejor recibidos que los ciudadanos venezolanos que intentan instalarse en Perú. Es como si muchos peruanos, no todos, fuesen xenofóbicos hacia adentro, pero promotores de la solidaridad hacia afuera, cuando les conviene, cuando ellos son los interesados en radicarse. Y la Argentina tiene autoridad moral para manifestarlo porque nadie en Sudamérica, y probablemente nadie en Hispanoamérica, es tan liberal para aceptar extranjeros. A propósito de esto, hay novedades:

Contenido

En Caracas, el diputado a la Asamblea Nacional venezolana, José Gregorio Correa, repudió las acciones implementadas por algunos países de la región para impedir el ingreso de venezolanos a sus respectivos territorios. 

Correa dijo que "cada día le piden más requisitos a los venezolanos". Y luego reflexionó: "Ellos no se van porque quieren, lo hacen por necesidad". 

También destacó que "esta situación ocurre porque no hay una atención consular que le presten servicio a los venezolanos en el exterior", de manera tal de acelerar trámites y documentos como el pasaporte, la cédula de identidad, una fe de vida, etc. 

Correa aseguró que esta situación es aprovechada por los gobiernos de otros países para "abusar de los venezolanos". 

Añadió que "eso que ocurre en los puentes fronterizos con Ecuador o en los pasos fronterizos de México, es lo que rechazamos desde esta Asamblea Nacional".

Image
venezolanos en Perú
El último informe de la Agencia de la ONU para los Refugiados (Acnur) revela que el 62% de los venezolanos entrevistados en cinco ciudades del Perú (Cusco, Lima, Arequipa, Tumbes y Tacna) se han sentido discriminados, sobre todo por su nacionalidad.


 

"Un millón de inmigrantes entre legales e ilegales, entre trabajadores y bandidos delincuentes, tienen que comer, tienen que dormir, vienen a quitarles trabajo a nuestros peruanos. (…) Malos o buenos tienen que salir del Perú, que se vayan", dijo la legisladora fujimorista Esther Saavedra en el Congreso peruano.

La mayoría de migrantes venezolanos que han ingresado hasta julio a Perú son mujeres menores de 30 años, a diferencia de mayo, cuandoe los hombres eran el grupo mayoritario, de acuerdo a un estudio de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM) publicado en Lima.

En sólo 2 meses, el flujo de migrantes venezolanos a Perú, que sumó 865.000 personas en septiembre, cambió su composición y, especialmente, después de que el país decidió exigir una visa humanitaria a las personas que huyen de la crisis política y social de Venezuela.

Y en este contexto, una buena columna de David Bittan Obadía en el diario El Universal, de Caracas, que tituló "Xenofobia premeditada en Perú":

"Perú está contagiada por una xenofobia de laboratorio; han olvidado que un 10% de su población vive afuera y que Venezuela fue un buen destino.

Hago un alto para reconocer a mis grandes amistades peruanas: Charo y otros; son gente extraordinaria. Les pido que comprendan la indignación.

Venezuela, atraviesa una terrible crisis humanitaria, pero todavía “la vaca tiene leche para abusarla”. Valdría la pena mirar las cuentas de Cadivi (Comisión Nacional de Administración de Divisas fue un organismo venezolano encargado de administrar las divisas a los ciudadanos bajo ciertas condiciones y limitaciones), y ver cuántos millones se quedaron en Perú, producto de aquella “piñata”.

Venezuela exporta talentos; se están colando sin embargo algunos delincuentes quienes, extrañamente, se mueven con papeles en regla.

Perú acogió a muchos venezolanos. Es muy probable que la belleza nuestra logre transformar los exóticos rasgos de los peruanos. Asimismo nuestros médicos y científicos les darán alivio a las tantas necesidades que aqueja a un país muy maltratado por los que la han gobernado.

En mi época de estudiante en la UCV (Universidad Central de Venezuela), fui testigo la presencia de miembros de Sendero Luminoso quienes, con sus fusiles al hombro, deambulaban libremente en nuestra casa de estudios, adoctrinando a unos cuantos ñangaras que han sido inspiración para algunos pseudoscomunistas que hoy habitan en nuestra patria. ¡Gracias por ese “legado”!

Mi experiencia no ha sido mala con los peruanos que llegaron a Venezuela. La señora de servicio de mi casa, fue una gran persona. Mi padre la ayudó a comprarse una casa en Lima. No recuerdo haber conocido a ningún médico peruano, o investigador del IVIC (Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas), como tampoco a profesores universitarios de Perú, pero eso no le resta a un pueblo noble, amado por todos nosotros, donde Bolívar dejo parte de su vida.

Curiosamente mi primer caso, como abogado, fue la defensa de un peruano acusado de robo. Técnicamente era un hurto con habilidad. Gané el caso: mi defendido realmente era muy vivo; al final se convirtió en un gran estafador. Para ser sincero él no mataba a nadie, de eso se encargaban otros de sus compatriotas, quienes fueron también huéspedes de nuestras cárceles.

Perú afronta hoy una crisis de gobernabilidad. ¡Cuidadito! Les invito a que tiendan una mano a gente que huye, como ustedes en su momento, en busca de esperanzas.

Perú: ¡Reacciona la vida es una noria!".

--------------

PD.: Una noria es una gran rueda que gira, impulsada por un caballo.