Leído

CONGRESO

El desafío colosal que le espera a Máximo Kirchner, que ya arrancó a elevar perfil

Mie, 27/11/2019 - 2:18pm
Enviado en:
Por Urgente24

Ante la "enorme capacidad" con la que sus aliados lo presentaron como el futuro jefe de bloque, Máximo Kirchner comenzó a levantar perfil y estrechar sus lazos con los gobernadores. La tarea que le espera no es menor, todo lo contrario. Unificar todas las tribus en la Cámara baja del próximo oficialismo bajo su mando, tarea que cumplirá junto a Sergio Massa, será el primer y gran desafío, por detrás del cual correrá la amenaza de que el protagonismo de Axel Kicillof lo deje totalmente replegado.

Máximo Kirchner comenzó a levantar perfil.
Contenido

 

"No tengo dudas de que Máximo Kirchner va a ser un excelente presidente de bloque", con esas palabras hace unos días por 'Canal 26', el diputado Agustín Rossi confirmaba los rumores sobre quién ocuparía ese lugar en el nuevo gobierno de Alberto Fernández.

"Tiene muchísima capacidad", sentenció Rossi, que desde que suena en el gabinete de Alberto Fernández para ministro de Defensa, empezaron las especulaciones sobre quién lo sucedería en la Cámara baja.

Y agregó: "En nuestro bloque, en el Frente para la Victoria, me parece que reúne un alto nivel de consenso y creo que en los otros bloques o sub-bloques que integrarán el Frente de Todos es absolutamente razonable".

"Porque es muy probable que la presidencia de la Cámara la detente Sergio Massa y que el presidente del interbloque —o de un bloque único— sea el presidente del bloque más importante que somos nosotros; Máximo tiene muchísima capacidad", detalló Rossi.

Máximo Kirchner había participado en el encuentro entre Alberto Fernández y Cristina Kirchner y tras ese encuentro, el presidente electo dijo que su gabinete "ya estaba definido".

Luego fue Martín Insaurralde, quien insistió en las capacidades del hijo de 2 expresidentes: "será un gran presidente del bloque del Frente de Todos en la Cámara de Diputados".

El intendente de Lomas de Zamora reconfirmaba así que el líder de La Cámpora sería el reemplazante de Rossi.

"Estoy convencido de que Máximo será un gran presidente de bloque porque tiene una gran visión política y capacidad articuladora", sostuvo el jefe comunal. Insaurralde, que construyó una estrecha relación con actual legislador, destacó que Kirchner "es un dirigente de diálogo y consenso".

"Máximo conoce y siente la política en su complejidad, y me parece que el hecho que sea el presidente del bloque de diputados del Frente de Todos representará un impulso de fuerza muy importante de cara a lo que viene", afirmó.

Además remarcó que será "capaz de articular voluntades y expresar de la mejor manera posible soluciones a las necesidades urgentes a las que vamos a enfrentarnos a partir del 10 de diciembre".

Ante tanta aclaración, la duda nace sola: ¿realmente detenta dicha capacidad? 

Pues, en principio Máximo se verá obligado a abandonar su bajo perfil. Con esa meta, y recargado, comenzó a recibir a dirigentes del interior.  Estuvo con el tucumano Juan Manzur, también ex ministro, en su despacho del Congreso gracias a la mediación de Eduardo 'Wado' De Pedro, misma función que replicó para la campaña albertista que le garantizaría el ministerio del Interior. Según 'La Gaceta de Tucumán', pese a las diferencias que mantienen, habrían quedado conformes con la charla.

También cenó con Sergio Ziliotto, el gobernador electo de La Pampa. Y cosechó lo que buscaba: que los diputados del PJ pampeano firmen su ingreso al Frente de Todos.

Según el diario 'El Cronista', habló también con el camionero Pablo Moyano y diputados que asumirán este año, como el entrerriano Marcelo Casaretto.

También agendó un encuentro con Gildo Insfrán​, el histórico jefe formoseño, una pieza poco visible pero imprescindible en el engranaje del PJ, y que se activó para allanar el desembarco de Máximo como jefe del bloque.

Otro futuro gobernador, el riojano Ricardo Quintela elogió en público la jefatura del diputado como lo hizo Insaurralde. Este viernes, el diputado jujeño José Luis Martiarena avisó que se sumará al bloque del Frente de Todos (FdT), que presidirá Máximo.

Mientras, buscará junto a Sergio Massa​, ensanchar todo lo posible la bancada única. Cerca de líder renovador, incluso, admiten que auspició el futuro éxodo de Rossi al Gabinete: "Se entiende más con Maxi (sí, así lo llaman ahora en Tigre) porque es más pragmático; Agustín es más ideológico", resumen lo que esperan sea el "comienzo de una gran amistad".

No se imaginaban una buena convivencia con el santafesino, que cuenta con años de experiencia al frente de una bancada. Algo de lo que Máximo K carece, si bien equilibra con su apellido. 

"Es un hombre de la política, es pragmático: debe ser el único caso en la historia con padre y madre presidente. Conoce el poder desde adentro y participó en la toma de decisión", explica un dirigente de su entorno más cercano.

"Sabe cuándo ser oficialismo y cuando ser opositor", dicen a su lado, y se enfocan en la cuestión de La Cámpora, un espacio cuya existencia suponen permanente, aunque Máximo encaró -con dirigentes como Eduardo "Wado" De Pedro, Anabel Fernández Sagasti, Andrés "Cuervo" Larroque y, entre otros, Mayra Mendoza- un proceso de apertura, aún preservando su identidad de origen.

Como fuere, ambos, Massa y Máximo K, tienen hoy una tarea importantísima: unificar todas las tribus en la Cámara baja del próximo oficialismo bajo el comando del hijo de la próxima vicepresidenta. 

Ese es hoy su primer examen, que requiere sin dudas abandonar el bajo perfil. Además del "detalle" de que con Axel Kicillof como gobernador bonaerense, corría riesgos de perder protagonismo en la nueva etapa si seguía replegado. 

Se estima que Máximo presidirá un bloque de 119 legisladores, la bancada más numerosa pero insuficiente para garantizar quórum. El FdT pondrá a prueba, además, la cohabitación entre clanes peronistas diversos, unidos por el regreso, y Macri.

De todas maneras, todavía hay dudas sobre los santiagueños que reportan a Gerardo Zamora y los misioneros del sistema que comanda Carlos Rovira que tendrán bloques flotantes, y Juan Schiaretti, quien sostendrá la banda de los "diputados de Juan", pero apuestan a consolidar lo demás.

Otra incógnita sobre el bloque de Diputados es qué hará Alberto Rodríguez Saá​, el gobernador de San Luis, con su puñado de legisladores.