Murió la reconocida escultora Magda Frank

Radicada en Buenos Aires desde hace 15 años tras su regreso, la artista de origen húngaro falleció poco antes de cumplir los 96 años.

CIUDAD DE BUENOS AIRES (Urgente24). La célebre escultora Magda Frank falleció este martes (23/6) poco antes de cumplir los 96 años, informó el diario Clarín. Frank nació en Hungría, pero se radicó en Buenos Aires entre 1951 y 1960 cuando partió rumbo a París donde pasó los siguientes 35 años. Sus últimos 15 años fueron vividos finalmente en la Argentina.
Su velorio fue realizado en el mismo lugar donde vivía: el museo que lleva su nombre, en el barrio de Saavedra (Vedia 3546), y donde se reunen numerosas obras de su autoría.
También Francia es otro punto en el mundo donde se puede apreciar la calida de su arte: Sus esculturas se diseminan por varias ciudades: París, Orleans, Toulouse, son algunas de ellas. Algunas de sus creaciones se pueden ver, también, en museos, como el Museo de Arte Moderno de París, y el Museo Nacional de Bellas Artes de Budapest.
Los críticos de arte europeos han definido sus esculturas como un intento muy personal de unir el cubismo geométrico y la tendencia a la abstracción típica de las vanguardias europeas hacia 1930, la época en que Magda Frank se formó, primero en Budapest y luego en París con el arte precolombino, aquella herencia azteca, maya, incaica, que ella descubrió durante sus años argentinos.
Tulio Andreussi, actual propietario del Museo Magda Frank, la definía como "una ermitaña". "Vivió en las canteras produciendo sus esculturas monumentales y no formó parte de la bohemia. Se marginó, tuvo una relación mística con la escultura" agrega Andreussi en una entrevista publicada en 2009.
"Mis esculturas no son objetos construidos según una idea lógica, premeditada. Ellas surgen de mi subconsciente y ponen forma plástica en el espacio", recordaba Magda Frank para definir su arte.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario