EFEDRINA EN EZEIZA

Bullrich, Majdalani, Carrió, Abad, Gómez Centurión: Macri tendría que estar preocupado

Muy raro todo lo de la efedrina en Ezeiza. Tan intrincado como las escuchas telefónicas aparentemente truchas cuya entrega a la ministra Patricia Bullrich, los amigos de Juan José Gómez Centurión endilgaron a Silvia Majdalani. En el caso también participaron desde Alberto Abad a Elisa Carrió, periodistas varios y cada día todo es más oscuro. Mauricio Macri tendría que estar preocupado porque al día de hoy, él mismo desconoce cuál es la verdad de todo el asunto y si el Presidente no conoce qué está sucediendo con un acontecimiento que involucra a tantos colaboradores cercanos, significa que no puede controlar su entrecasa. Mala señal.

por EDGAR MAINHARD

Por una cuestión de autoestima profesional, un periodista no puede quedar prisionero de las operaciones de prensa. No corresponde pero sucede que, transgrediendo la ética, algunos las coprotagonizan y hasta las provocan, pero creerlas es muy grave porque todo aquel que presuma de periodista tiene que conocere las claves de la profesión: Papá Noel no existe, los Reyes Magos tampoco. Y Cenicienta es el personaje de una fábula.

El miércoles 07/07 fue publicado en el Boletín Oficial un aviso de la Administración Federal de Ingresos Públicos - Dirección General de Aduanas, había mercadería en depósito cuyos importadores y/o propietarios debían pasar a retirarla, pagando las multas correspondientes, dentro de un plazo máximo de 30 días. Transcurrido ese plazo, sería decomisada.

En el Boletín Oficial se identificó, bien arriba en el listado correspondiente a Ezeiza, 10 bultos ingresados el 11/06/2011 con un manifiesto de carga Nº 11073MANI070444B (en el cuadro de conocimiento se mencionó la carga como XXX00101065), y en el concepto se publicó: pseudoephedrine.

Por lo tanto no había que ser un genio para conocer que había 10 barriles con efedrina en Ezeiza. Apenas había que leer el Boletín Oficial.

No había que encontrar un mapa secreto ni un manual de procedimientos. Y quienes conocen esos depósitos en Ezeiza saben que son como jaulas, donde los recipientes están a la vista.

Y quienes conocen de contrabando saben que nadie enviaría 10 bultos de efedrina identificada como efedrina si eso fuese ilegal. En todo caso se la intentaría disfrazar/ocultar.

Por lo tanto, hay que creer que muchos periodistas han sido cómplices y no unos ingenuos que creyeron lo que afirmaron/escribieron sobre un contubernio, un laberinto, una carga secreta de efedrina.

Todo este asunto del comercio exterior huele a podrido, y sucede en las narices de un Presidente de la Nación que tampoco sabe muy bien qué ocurre. Él suspende a un funcionario y lo invita a demostrar que es inocente, aunque ratifica su confianza en quienes lo acusaron, y luego de recibir al funcionario suspendido, manda a medir su popularidad para evaluar si lo utilizará en el electoral año 2017. Pero, a la vez, autoriza a que releven/despidan a toda la gente de ese suspendido funcionario....

La conclusión es que Mauricio Macri no sabe qué hacer con el caso de Juan José Gómez Centurión, que involucra a la Administración Federal de Ingresos Públicos, a la Dirección General de Aduanas, a la Agencia Federal de Inteligencia, al Ministerio de Defensa, a la Policía de Seguridad Aeroportuaria, a administradores de depósitos fiscales, a la diputada nacional Elisa Carrió, a varios jueces federales... y la pelota sigue creciendo.

Luego hay cámaras de TV y muchos periodistas ante un hallazgo de efedrina publicada en el Boletín Oficial. Alguien dice que le llegó en un anónimo la ubicación, y menciona un mapa, mientras que otro dice que hay una investigación en curso desde junio, con el correspondiente manifiesto de carga. Hay periodistas escribiendo sobre esto y otra vez la gran duda: ¿cómplices o un conjunto de creyentes en Blancanieves y los 7 enanitos? Sería casi un alivio conocer que son culpables y no unos salames.

Un funcionario dice que sigue la pista desde hace 2 años pero ¿qué acciones se hicieron en ese período sobre la empresa destinataria y sobre el remitente?

Urgente24 no puede afirmar cuál es el origen del desaguisado ni es su tarea acusar a unos y defender a otros. Si el Presidente de la Nación desconoce qué está sucediendo, no es función de Urgente24 resolverle ese intrígulis al Estado.

Sí es posible advertir que, más allá del rifirrafe, la ministra Patricia Bullrich intentó darle jurisdicción a fuerzas de seguridad en las áreas aduaneras, algo a lo que siempre se opuso el personal aduanero: las fuerzas de seguridad sólo pueden ingresar si hay una orden judicial.

Bullrich dice que la seguridad del Estado no puede estar ausente, en el escenario global post 11/09/2001 de un área aduanera, y los aduaneros defienden su autarquía de otrora. Sin duda es un conflicto que Mauricio Macri desconoce pero haría bien en resolver a favor o de uno o de otro, porque luego ocurren las zancadillas y reyertas solapadas.

El diario Clarín reivindica a Gómez Centurión con el hallazgo de la efedrina.

La ministra Bullrich, en declaraciones a TN, se mostró sorprendida porque el hallazgo se hubiera hecho hoy, ya que "la Policia Aeroportuaria había alertado a las autoridades de la Aduana hace 2 meses y medio", y se preguntó por qué Gómez Centurión no hizo algo en su momento.

Bullrich explicó que todo comenzó por "rumores que personal de la Policía de Seguridad Aeroportuaria le hicieron llegar al director de la fuerza, Alejandro Itzcovich".

A su vez, Itzcovich le pasó el dato al titular de la Aduana de Ezeiza, Gustavo Curatolo, ya que el depósito en cuestión es un lugar al que no puede acceder personal de la PSA ni de ninguna otra fuerza (la mencionada cuestión de la jurisdicción).

"Estos barriles de efedrina los tenía que retirar una empresa paraguaya, que nunca se hizo cargo, los abandonó hace años, a sabiendas del impacto que había tenido la causa de la efedrina en la Argentina. Estos barriles son los que quedaron, son como los millones de Antonini Wilson", indicó Bullrich. Marcos Peña, jefe del Gabinete de Ministros, salió en defensa de Bullrich con tanta enjundia como Elisa Carrió, la socia política de Macri, resguarda a Gómez Centurión.

El Presidente sigue sin conocer qué sucede. Pero 48 horas antes, quienes leían el Boletín Oficial ya conocían lo que ocurría y podían especular sobre lo que vendría.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario