DEFINEN EL PEDIDO DE EXCARCELACIÓN

Hollywood presiona para que Dotcom siga preso

Publicitando que el fin de semana que no funcionó Megaupload, aumentó 32% la taquilla de los cines en USA, la industria cinematográfica presiona para que no se conceda la excarcelación de Kim Schmitz.

 

En Auckland, Kim Schmitz, más conocido por Kim Dotcom, y los también alemanes Finn Batato, de 38 años y jefe técnico del portal, y Mathias Ortman, de 40 años y cofundador de MegaUpload, y el holandés Bram van del Kolk, de 29 años, fueron trasladados desde el centro de detención hasta el tribunal. 
 
Schmitz y 3 directivos del portal de descargas intervenido por el FBI estadounidense por supuesta piratería informática se sentaron este lunes 23/01 en un tribunal neozelandés tras permanecer 3 días en prisión preventiva. 
 
A través de sus abogados, ellos solicitaron que se les conceda la libertad bajo fianza, a lo que la Fiscalía objetó que había riesgo de huída, especialmente en el caso de Schmitz. El juez, al final de la jornada, decidió que tomará una decisión el martes 24/01 o el miércoles 25/01.
 
La vista se hizo en una sala a rebosar de público, y, sobre todo, de periodistas.
 
El primero en aparecer en la sala fue Schmitz, con rostro serio y vestido de negro, al que siguieron los otros 3 acusados. Al inicio de la vista, el juez encargado del caso, David McNaughton, autorizó la entrada en la sala de 1 sola cámara de televisión.
 
En tanto, desde Hollywood comenzó una ofensiva para convencer a la Justicia del país oceánico de que no conviene concederle la libertad condicional a Schmitz.
 
La presión puede ejemplificarse en un texto de Luis Alemany, en el madrileño El Mundo, quien también plantea la fragilidad de una parte del argumento de Hollywood:
 
"Los dueños de los cines de medio mundo sonríen tras el primer fin de semana con Kim Schmitz fuera de juego. Los resultados de recaudación, recién horneados, y aún provisionales, son sobresalientes tanto en Estados Unidos como en España, gracias, entre otros motivos, al cierre de Megaupload.
 
En Estados Unidos, ya hay datos precisos sobre el fin de semana: en resumen, 136 millones de dólares en las taquilas, lo que representa uun 32% más que lo recaudado en el tercer fin de semana del año. En el conjunto de los primeros 22 días del año, los cines estadounidenses han incrementado sus ventas en un 10% respecto al curso pasado.
 
Y eso, que el fin de semana no traía grandes platos fuertes comerciales a las carteleras: el regreso de una saga 'de segunda fila' ('Underworld awakening', que ha facturado 25,4 'kilos') y la adaptación de una novela de Jonathan Safran Foer ('Extremely loud & incredibly close') eran lo más destacado de un fin de semana sin 'blockbusters'. (...)".
 
En el caso de Europa, el impacto del cierre de Megaupload puede ser aún mayor, ya que los videoclubs en 'streaming' no tienen la implantación de servicios como el de Netflix en Estados Unidos. Juan Carlos Tous, representante de Filmin, la web con más peso en ese mercado en España, calcula que su tráfico "se ha duplicado, casi triplicado", respecto a fines de semana anteriores, después de lanzar una campaña de promoción relámpago tras la detención de Schmitz. 
 
"Lo que ha ocurrido no quiere decir que se haya acabado la competencia de las descargas ilegales, pero sí que creemos que este mercado se va a normalizar, porque, de lo contrario, se acababa el cine". "Los datos", según Tous, "demuestran que la gente quiere ver películas y que está dispuesta a pagar un precio justo por ellas".
 
¿Cómo interpretar estos resultados? ¿Es pronto para hacer tendencia? 
 
"Estamos ante un éxito momentáneo por el miedo del resto [de servidores de descarga], que están borrando archivos a toda velocidad. Eso era previsible. Hasta que la gente vaya usando otras alternativas (actuales o venideras). Hay quien ya se ha ha vuelto a instalar el emule (sistema en el que no hay beneficio económico de ningún señor gordo y que no se puede cerrar). Supongo que habrá una nueva caída de ventas a final de año, esa es una inercia imparable", explicaba esta mañana un profesional experto en el consumo de cultura en internet.
 
"El problema eterno de la industria es que se cree que cerrando se arregla el problema, cuando solo es una cuestión de falta de alternativas similares a precios razonables. Lo de Filmin está bien, pero todavía no llega a cubrir la demanda. El futuro (muy lejano) viene con estrenos 'online' a la vez que en el cine. A 2-3-4 euros porque, evidentemente, si te toca poner la casa y el ordenador no pueden cobrar a 8 euros".
 
En Auckland
 
Los representantes legales de los 4 detenidos solicitaron la libertad bajo fianza de sus clientes a raíz de que el pasado viernes 20/01 el juzgado ordenara su ingreso en prisión preventiva y desestimara una primera petición de libertad condicional. Durante la primera parte de la vista, la fiscalía sostuvo que era un riesgo conceder la libertad bajo fianza a Schmitz dado que es propietario de un helicóptero que tiene ante la puerta de su casa y dispone de varios pasaportes.
 
Por su parte, el juez apuntó que el arma de fuego encontrada en poder del fundador de MegaUpload "es un factor agravante para la petición de libertad", mientras que la defensa argumentó que la operación policial para detener a su cliente fue "innecesariamente grandiosa".
 
Todos fueron detenidos el mismo día en una operación llevada a cabo por la Policía neozelandesa y asistida por agentes del FBI, en respuesta a un requerimiento de las autoridades estadounidenses, que han solicitado la extradición de los cuatro acusados.
 
En el caso de que la justicia de Nueva Zelanda conceda la extradición de Schmitz y de los otros 3 detenidos, estos afrontarán en USA cargos por crimen organizado, blanqueo de dinero y de violación de la ley de derechos de propiedad intelectual, delitos por los que, si son declarados culpables, pueden ser condenados a una pena máxima de 50 años de cárcel.
 
Las autoridades de Estados Unidos cerraron el pasado jueves el portal de descargas MegaUpload al considerar que forma parte de "una organización delictiva responsable de una gran red de piratería informática mundial" que ha causado más de US$ 500 millones en pérdidas al transgredir los derechos de autor de compañías.
 
La vista coincidió con un llamamiento de la oposición al Gobierno neozelandés para que investigue y explique el motivo por el que concedió, en 2010, la carta de residencia a Dotcom tras invertir US$ 8 millones en bonos del Tesoro, a pesar de que éste tenía ya antecedentes penales en Alemania. "La reputación de Nueva Zelanda está en la mira", dijo el jefe de la oposición Winston Peters a Radio Nueva Zelanda.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario