ver más

"Fundadores de BRICS ante una decisión histórica"

RT (Russia Today) publica la opinión del profesor Dmitry Trenin sobre la reunión de BRICS, para reafirmar la posición de la Federación Rusa.

RT es una cadena de televisión internacional de noticias financiada por el Estado ruso. Es decir que su línea editorial y sus contenidos reflejan la opinión del Kremlin. En el caso de la inminente conferencia de BRICS (Brasil Rusia India China Sudáfrica), difunde una entrevista a Dmitry Trenin que titula: "Los miembros fundadores de BRICS se enfrentan a una decisión histórica en su intento de reformar el Orden Mundial."

Dmitry Trenin es profesor en la Escuela Superior de Economía e investigador principal en el Instituto de Economía Mundial y Relaciones Internacionales. También es miembro del Consejo de Asuntos Internacionales de la Federación Rusa. Es un portavoz del Kremlin.

De acuerdo a RT, en Johannesburgo los 2 desafíos importantes que se discutirán son:

  • ampliar la membresía de BRICS y
  • trabajar hacia la independencia financiera de Occidente (la desdolarización en los mercados de commodities y los avances hacia alguna unidad de cuenta común).

Vamos al texto de Trenin:

Hay que evaluar cuáles son los objetivos del instrumento crediticio que están proponiendo los BRICS: hay gobernantes que reclaman objetivos que llevarían más a sustituir al Banco Mundial o Banco Internacional de Reconstrucción y Fomento que el FMI. Es cie

En un comienzo era BRIC (Brasil Rusia India y China), y se amplió a BRICS (Sudáfrica). ¿Podrá seguir ampliándose? Por ejemplo, Egipto.

Nunca el grupo BRICS atrajo tanto interés en todo el mundo como en el período previo a la 15ta. cumbre de líderes esta semana en Johannesburgo.

Esto en sí mismo muestra el crecimiento de la importancia del bloque desde su primera reunión, a nivel de ministros de economía, al margen del Foro Económico de San Petersburgo en 2006, y la cumbre inicial propiamente dicha en Ekaterimburgo en 2009.

Según los informes, alrededor de 20 países están buscando la admisión a la organización de cinco miembros y la lista de países que estarán representados en la reunión en Sudáfrica es tres veces más larga. Esta es una señal de los tiempos y apunta a dos cosas: el anhelo de muchas naciones no occidentales de ser más consecuentes con la forma en que se maneja el mundo, y el creciente retroceso contra el dominio egoísta de Occidente en la política, la economía, las finanzas y las finanzas globales. y los medios

Sin embargo, esto no significa que los BRICS (un acrónimo formado por Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica) tendrán un camino fácil para remodelar el orden mundial. Antes de la cumbre de Johannesburgo, surgieron dos problemas como los principales desafíos para la evolución futura del grupo. Uno es ampliar la membresía.

Varios países de todo el mundo se han alineado en la puerta de BRICS, listos para entrar. Estos incluyen Argelia, Argentina, Bangladesh, Bielorrusia, República Democrática del Congo, Cuba, Egipto, Etiopía, Indonesia, Irán, Kazajstán, México, Nigeria, Arabia Saudita y Emiratos Árabes Unidos. Optar por una ampliación a lo grande sería una declaración fuerte, en el sentido de que se está construyendo una alternativa al sistema de alianzas y asociaciones liderado por Estados Unidos.

Sin embargo...

Dentro de los propios BRICS, las opiniones sobre la ampliación difieren.

Sin embargo, hay un modelo que puede resultar útil.

Otro grupo no occidental, con algunos de los mismos estados participantes, manejó el problema de la ampliación sin diluir la eficacia. Esta fue la Organización de Cooperación de Shanghai, que comenzó con Rusia, China y 3 estados de Asia Central.

Con el tiempo, la OCS ha encontrado una fórmula para categorías de países participantes y criterios y procesos para admitir nuevos miembros de pleno derecho. La organización pudo extender su membresía completa a India y Pakistán, Uzbekistán e Irán, con varios otros en línea para ser admitidos.

  • Si los BRICS adoptan el enfoque de la OCS, esta podría ser una solución.
  • El otro desafío para el bloque es idear nuevos instrumentos financieros para reducir la dependencia del dólar de las economías no occidentales.

El armamento de Washington de su moneda en su Guerra Híbrida contra Rusia y su manipulación simultánea del comercio y la tecnología contra China han hecho que el problema sea urgente.

Las restricciones occidentales han obstaculizado las actividades del Nuevo Banco de Desarrollo de los BRICS. Se han hecho llamados para que el grupo cree una moneda común, para romper el monopolio del dólar en las finanzas mundiales.

Sin embargo, es evidente que la creación de una moneda de reserva para 5 economías muy diferentes, de las cuales China representa 2/3 del PIB nominal combinado del grupo, chocará con el principio celosamente guardado de la soberanía nacional. El objetivo original de lograr la independencia financiera no se cumplirá.

Una forma más práctica sería mejorar la creciente práctica actual de utilizar monedas nacionales en el comercio entre los países BRICS.

El yuan y el rublo representan más de la mitad del volumen de negocios comercial chino-ruso; Rusia acepta la rupia por el petróleo que envía a la India; Brasil comercia en yuanes con China; etcétera.

Si bien estas transacciones tienen el mérito de estar libres de interferencias de terceros países, pueden incurrir y de hecho incurren en costos, debido a los problemas de convertibilidad de algunas monedas, su uso limitado fuera del país emisor y la inestabilidad del tipo de cambio. Estos son los problemas que deben abordarse.

Si bien una moneda BRICS aún está muy lejos, tendría más sentido trabajar para mejorar el sistema de pagos y liquidaciones internacionales dentro del grupo.

BRICS a menudo se compara con el G7. Sin embargo, aunque la comparación puede justificarse de alguna manera, los dos grupos son fundamentalmente diferentes en su ambición, estructura y evolución.

El G7 es política, económica e ideológicamente homogéneo, mientras que BRICS es rico en diversidad en todos los aspectos; el G7 está liderado esencialmente por Estados Unidos, con los demás, las ex grandes potencias, aceptando incuestionablemente ese liderazgo, mientras que en los BRICS el peso económico de China no se traduce en una hegemonía de Pekín.

El G7 es globalista en el sentido de que busca proyectar sus modelos y su moral en el resto del mundo, y los países BRICS están totalmente centrados en su soberanía nacional. Al mismo tiempo, el G7 es claramente exclusivo, con Occidente sentado claramente por encima del resto, mientras que BRICS es todo lo contrario:

El papel del G7 es preservar el viejo orden en el que Occidente es dominante; La ambición de los miembros BRICS es construir elementos de un orden mundial nuevo, más diversificado y mejor equilibrado, primero entre ellos y luego para impactar aún más la evolución del sistema mundial.

BRICS no es un intento de crear una alianza de suma cero. Es el núcleo de lo que se puede llamar la Mayoría Mundial que apunta al desarrollo más que al dominio. El camino será duro y no sin oposición, pero, con más piezas colocadas en el rompecabezas, finalmente surgirá la base de un orden mundial más abierto e inclusivo. BRICS no es un intento de crear una alianza de suma cero. Es el núcleo de lo que se puede llamar la Mayoría Mundial que apunta al desarrollo más que al dominio. El camino será duro y no sin oposición, pero, con más piezas colocadas en el rompecabezas, finalmente surgirá la base de un orden mundial más abierto e inclusivo.

---------------------------------------

Más información en Urgente24

Milei front runner, el muro de Massa y el doble desafío de Bullrich

Saqueos en Mendoza: Detienen a dos instigadores (usaban WA)

Por 3 meses acuerdan precios de medicamentos nacionales

Norte Grande: Gerardo Zamora vota por Sergio Massa 2023

Sacudón a bitcoin: Elon Musk vende todas sus tenencias

Amazon Prime estrena su 'propia' Harry Potter y es furor

Cambios en la SUBE: Qué es y cómo funciona "Carga a Bordo"

Temas

Más Leídas

Seguí Leyendo