De no creer: Una mujer fingió tener cáncer para que sus amigos pagaran su casamiento

La mujer llevó su mentira demasiado lejos y logró que sus allegados juntaran el dinero necesario para llevar adelante su 'último deseo'. Para hacer más creíble su farsa, llegó a afeitarse la cabeza. Conocé el desenlace de esta increíble historia.
miércoles, 2 de diciembre de 2020 · 21:55

Una mujer de 29 años fingió tener cáncer terminal para que sus allegados se encargaran de juntar los fondos necesarios para poder llevar adelante la boda de sus sueños en el Reino Unido; si bien todo resultó bien en un principio, ya que se casó prácticamente sin incurrir en costo alguno, en las últimas horas su farsa salió a la luz y ahora deberá afrontar una seria demanda por fraude.

Se trata de la londinense Toni Stranden, quien en 2019 aseguró que sufría de un cáncer que se había extendido al cerebro, huesos y estaba en todas partes de su cuerpo. Incluso, para hacer más creíble su historia, se afeitó la cabeza. 

Lo cierto es que sus allegados "compraron" su farsa y sumidos en una gran preocupación se sintieron en la necesidad de hacerle realidad su último sueño: el casamiento. Al menos lo relata el sitio del multimedio mexicano TV Azteca.

Así las cosas, da cuenta el portal, mientras Standen se dedicaba a otorgar entrevistas a diferentes medios sus amigos y familiares se apresuraban a crear una página en GoFundMe para recaudar el dinero necesario para llevar adelante la gran boda.

Finalmente, logró recaudar la plata y el casamiento se realizó con 150 invitados. Como si fuera poco, les alcanzó para pasar su luna de miel en Turquía, después en Alemania, República Checa, Austria, Hungría e Italia.

Pero la farsa iría todavía más lejos. Tras el regreso del viaje con su marido, en enero 2020, la mujer anunció que sólo le quedaban dos meses de vida tras un empeoramiento de su cuadro clínico. Dos meses después, anunciaron su fallecimiento.

"Toni falleció anoche, rodeada de amigos y familia, fuerte hasta el final", escribieron en la red social Facebook.

Pero como la mentira tiene patas cortas, tarde o temprano iba a saltar la verdad. Y fue la pandemia del coronavirus la que desbarató su historia, ya que se conoció en el mes de abril que la supuesta fallecida había contraído la enfermedad.

"Podría haber ganado un Oscar, su actuación fue así de buena. Nos engañó a todos. Me dijo que se estaba muriendo y caí en la trampa", afirmó su compañera de universidad , Cheryl Aston

La mentira costó muy cara. De acuerdo a lo consignado por la mencionado portal, ahora la mujer que fingió tener cáncer enfrenta a una pena de cárcel por fraude de falsa representación, luego de que sus amigos y familiares la denunciaran por su mala actuación.

“Todos estábamos asombrados con que, en lugar de morir a medida que el cáncer se apoderaba de ella, se hacía más fuerte cada día”, comentó otro de sus afectos.