Leído

SIN RETORNO

Entre recortes y recesión, Bolsonaro se preocupa por elegir un juez evangélico

Vie, 31/05/2019 - 7:52pm
Enviado en:
Por Urgente24

Luego de que el gobierno admita la terrible situación económica que esta atravesando el país y de las multitudinarias manifestaciones de la última semana donde estudiantes y maestros pidieron por un buen presupuesto para la educación pública, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro continúa con sus declaraciones polémicas y algo inverosímiles teniendo en cuenta la situación económica y social del país. Esta vez propuso que el Tribunal Federal Supremo cuente con un magistrado evangélico.

Contenido

El horno no está para bollos en Brasil, sobre todo luego de la gran caída económica que sufrió el país en este último tiempo, la que fue reconocida por el gobierno de Jair Bolsonaro recién el pasado miércoles 22/05. Aunque esta no es razón suficiente para que Bolsonaro ocupe el sillón presidencial y se ponga al frente de la situación, ya que el mandatario continúa con el foco puesto solamente en su electorado.

Es así que este viernes 31/05, el presidente puso sobre la mesa la oportunidad de elegir a un evangélico como magistrado del Supremo Tribunal Federal, el órgano judicial de última instancia y más importante en Brasil. Claro que las declaraciones fueron hechas frente a un grupo de fieles como él. 

"Con todo respeto al Supremo Tribunal, yo pregunto, ¿alguno de los 11 jueces es evangélico? ¿cristiano confeso? ¿No habrá llegado la hora de que tengamos un juez evangélico en el Supremo?", aseguró el presidente para después aclarar que esto no eran declaraciones en contra del Supremo sino que se debían a su cristianad personal. "El Estado es laico, pero yo soy cristiano", afirmó Bolsonaro dando a entender que la única razón para tener un juez religioso era por su fe particular.

En Brasil el Tribunal Supremo Federal esta compuesto por 11 magistrados, cuyo nombramiento está en manos del presidente. Aunque previamente el mandatario ya había prometido ese puesto a Sergio Moro, el Ministro de Justicia, ¿Hubo cambio de opinión?

Recordemos que actualmente en el Tribunal se están llevando a cabo debates acerca de su la homofobia es o no racismo, algo que Bolsonaro rechaza. Es por eso que cuando se refirió al accionar del Poder Judicial lo hizo de alguna forma descartando sus acciones. Además estos mismos debates se están teniendo en el Congreso, donde el Partido Social Liberal del presidente los está frenando.

Aunque su perfil religioso ya es más que conocido (aunque parece que no aceptado) en Brasil, ya que a principios de mayo, su mano derecha y Ministro de Asuntos Exteriores, Ernesto Araujo, puso al presidente en el rol de Jesús y de piedra angular del gobierno.  "La piedra que los constructores rechazaron se convirtió en la piedra angular", dijo el funcionario en referencia a Bolsonaro y a lo que dice la Biblia de Jesucristo.

En tanto, la administración de Bolsonaro ya no sabe por donde recortar la economía. Ya intento con la educación y tuvo 2 grandes protestas alrededor del país y este viernes el presidente anunció el cierre de la Empresa Brasileña de Comunicaciñon (EBC), que agrupa medios estatales y federales. Anque para que no haya un mayor porcentaje de desempleo del que hay actualmente, distribuirá los empleados en otros cargos públicos. En Brasil, durante el mes de abril, el desempleo alcanzó a 13,2 millones de personas.

Al parecer no hay lados positivos en el escenario político brasileño. Tampoco en el Congreso donde la aprobación de la Reforma Previsional continúa en una "encrucijada", como explicó el mandatario. Aunque por otro lado, según explicó la agencia de noticias brasileña, G1, el relator de la Reforma en la Comisión Especial de la Cámara, Samuel Moreira desea hablar con los líderes del partido para construir una mirada como "tendencia a ser aprobado por la mayoría".

De esta forma intentar concretar la intención de Rodrigo Maia, presidente de la Cámara de Diputados, de votar el texto el próximo junio, para ser aprobada completamente el mes siguiente. Tal vez así la administración de Bolsonaro pueda obtener algo de estabilidad.