Leído

EN MEDIO DE ESCÁNDALOS

Bolsonaro presentó su plan de ajuste: un Brasil federal, más inversiones y la posible extinción de mil ciudades

Mar, 05/11/2019 - 7:48pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El gobierno brasileño de Jair Bolsonaro no logra obtener ni un triunfo, teniendo en cuenta que en las últimas semanas el presidente estuvo involucrado en el escándalo por el asesinato de la legisladora, Marielle Franco y a pesar de la aprobación de la Reforma Previsional a finales de octubre, no obtuvo la capitalización (la base del proyecto). Sin embargo el mismo sigue comprometido con su plan de gobierno inicial de recorte de gasto público, es así que este martes presentó su proyecto al Congreso que incluyen tres enmiendas constitucionales: redistribución de gastos, plan para crecimiento de inversiones, y recorte de fondos públicos en telecomunicaciones, educación y desarrollo para poder pagar la deuda pública.

Contenido

Está claro que la economía no acompañó al presidente de Brasil, Jair Bolsonaro en sus primeros días de gobierno. Si bien tuvo un gran triunfo con la aprobación de la Reforma Previsional y redistribución de jubilaciones, aunque no haya sido tal cual el proyecto que planteó desde un principio, la situación económica de Brasil no es la mejor y tampoco la esperada por el mandatario. Tengamos en cuenta que en agosto estimaban un crecimiento del PBI de 2,17%, cuando en abril, el Ministro de Economía, Paulo Guedes aseguraba un crecimiento de máximo 2,70%. En consecuencia estimaron recortar a un mínimo el presupuesto 2020 para gastos en costo e inversiones del próximo año. 

Aunque este martes 05/11 el equipo del presidente presentó ante el Congreso un nuevo proyecto para reformar los gastos del gobierno, tanto de la Nación, como de los estados y municipios. Aunque algunos aseguran que es algo dura, sobre todo con las ciudades que no tienen suficientes habitantes, teniendo en cuenta que según una de las medidas propuestas, todas las ciudades que tengan menos de 5.000 habitantes y su propia colección de menos del 10% de los ingresos totales, serán incorporadas por la ciudad vecina. Es decir, de acuerdo a lo que calcularon desde el gobierno, habría 1254 ciudades extinguidas alrededor del país. Además de una restricción a la creación de nuevos municipios.

Esta propuesta mencionada anteriormente forma parte de la reforma del Pacto Federativo, la cual consiste en redistribuir los gastos y así ahorrar, aunque a la vez los estados y municipios recibirán toda la recaudación salarial de educación y definirán el uso de los recursos. Dentro de la reforma también se incluye medidas como la creación de un Consejo Fiscal de la República cuyo objetivo será reunirse cada 3 meses para evaluar la situación del país. Al igual que un recorte parcial de la asistencia a estados y municipios, así como a los subsidios para personas con discapacidades o enfermedades graves. Aunque no solo eso sino que en caso de aprobarse el gobierno nacional tendrá permiso de administrar los gastos en educación y salud, que hoy están limitados por una ley. 

Todas estas medidas pretenden ser válidas por un año, y tienen la posiblidad de ser extendidas hasta que la balanza fiscal este en orden. En otras palabras, Bolsonaro esta radicalizando su ideología de extrema derecha, si eso es posible, para aplicar su plan de crecimiento del país, por más que eso coste la existencia de municipios y el mantenimiento de la salud y educación nacional.

Esperemos que a mediados del año que viene como máximo se haga realidad, por el bien de todos nosotros", dijo Bolsonaro al entregar la propuesta al presidente del Senado, Davi Alcolumbre. "Estamos descentralizando recursos para estados y municipios para fortalecer la federación brasileña", resumió el Ministro de Economía, Paulo Guedes para luego asegurar que el objetivo es llegar a la distribución a los estados y municipios de más de R $ 400 mil millones en 15 años. Un pacto federativo, en otras palabras. 

Por otro lado se encuentra la Reforma de Emergencia que consiste en aumentar las inversiones, que tocaron el nivel más bajo en 2019 y lo seguirán haciendo de cara a 2020. Para eso el gobierno espera reducir el gasto en R $ 12,75 mil millones, de los cuales el 25% se utilizará para inversiones. Aunque esto ya había sido anunciado cuando se dio a conocer el presupuesto 2020, el cual todavía tiene que ser aprobado por los legisladores, a más tardas a finales de este año.

Otro de los puntos más importantes del proyecto tiene que ver con cambios en  el fondo público. Hoy Brasil deposita casi R $ 220 mil millones en fondos públicos, entre desarrollo tecnológico, espacial y de telecomunicaciones. De acuerdo a lo que explica la reforma, el dinero que se encuentra en los fondos que no sean constitucionales, serán utilizados para pagar la deuda pública.