Leído

TRIUNFÓ EL 'LULA LIVRE'

Bolsonaro al horno: la Corte falló y Lula quedaría en libertad

Vie, 08/11/2019 - 8:05am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Bolsonaro y Sergio Moro al horno. Después de idas y vueltas, reducción de condenas y pedidos de habeas corpus, con 5 votos a favor y la decisión final del presidente de la Corte Suprema brasileña, Dias Toffoli, quien desempató la situació, el ex presidente de Brasil y representante de la izquierda en la región, Lula da Silva, podría quedar en libertad al igual que otros 4.800 presos en Brasil que están bajo prisión luego de una condena de segunda instancia. Es así que en medio de los levantamientos de izquierda en el escenario latinoamericano y el triunfo de Alberto Fernández en Argentina, el aliado del kirchnerismo, vuelve al juego, un gran problema para el desafortunado presidente, Jair Bolsonaro.

Contenido

¡Lula livre! está cada vez más cerca de hacerse realidad, si bien todavía no existe una salida segura para el ex presidente de Brasil, Lula da Silva, la votación de este jueves 7/11 por parte de la Corte Suprema brasileña fue un boleto de ayuda y de libertad para el anterior mandatario de izquierda y líder del Partido de los Trabajadores, quien fue acusado de corrupción y sentenciado por el ex juez y actual Ministro de Justicia del gobierno de Jair Bolsonaro, Segio Moro. Con 5 votos a favor y 5 en contra, situación que fue resuelta con la votación del presidente de la Corte, Dias Toffoli, quien decidió por la liberación del político.

Toffoli, en 1994 y 1995, realizó los exámenes para un puesto como juez en el estado de São Paulo, pero fue rechazado dos veces, cuando todavía era el representante legal del Partido de los Trabajadores, donde  en 1998,2002 y 2006 trabajó para las campañas presidenciales de Luiz Inácio Lula da Silva. Ahora volvió a servir al partido de izquierda al darle la libertad a su líder, por el que miles piden hace más de un año. 

"De 62 mil homicidios, solo se identifican 20 mil. El 80% no llega al sistema. Aquí no hay duda, la víctima es la periferia y la sociedad brasileña tardó en despertarse. De esta impunidad no se habló, quizás porque muchos no lo hicieron". como la gente pobre. Esto es impunidad, esto es caos. ¿Es la ejecución de la sentencia lo que genera este número? Este no es el momento de la ejecución, esto no es lo que genera violencia, el sistema en su conjunto debe ser mejorado ", dijo Toffoli antes de anunciar su voto 

Al parecer los esfuerzos de Bolsonaro por mantener a Lula en prisión no fueron suficientes, teniendo en cuenta que el pasado miércoles 23/10 visitó en su despacho a la magistrada, Rosa Weber, para supuestamente convencerla de votar a favor de la prisión de segunda instancia. Sin embargo las influencias de Moro no fueron suficiente ya que este jueves 24/10 Weber votó en contra, junto con el juez Marco Aurélio, otro de los votos claves. Tengamos en cuenta que las votaciones comenzaron el miércoles 23/10 que dejó la situación de Lula con 3 a favor del veto y 4 en contra, y fueron pausadas hasta este jueves.

El voto de Weber fue decisivo porque a comienzos de 2018, cuando la misma votó para negarle el primer pedido de habeas corpus a Lula y sus abogados, Rosa aseguró que era importante respetar lo que quería la mayoría del colegiado judicial, pero al parecer la situación política brasileña cambio mucho desde ese entonces porque logró que la jueza cambie su voto. Por su puesto entre ese cambio se encuentran las conversaciones filtradas por The Intercept Brasil que reflejaron como Sergio Moro se relacionó con Deltan Dallagnol, quien era en su momento el procurador de la causa de Lula, e intentó direccionar el juicio, por supuesto para el beneficio de quien luego sería su jefe, Jair Bolsonaro. 

Volviendo a las decisiones de la Corte, quienes votaron en contra de la liberación de los 4.800 presos condenados en segunda instancia, entre ellos el ex presidente Lula, fueron: Alexandre de Moraes, Luiz Edson Fachin, Luis Roberto Barroso, Luiz Fux y Cármen Lucía, mientras los otros 5 a favor fueron Marco Aurélio Mello, Rosa Weber, Ricardo Lewandowski, Celso de Mello, Gilmar Mendes y  Dias Toffoli.

Mendes había votado a favor de la condena de segunda instancia, pero en abril de 2018, en el juicio del hábeas corpus del ex presidente Lula, cambió la votación. "El problema fue que  los tribunales de segunda instancia llegaron a entender esta posibilidad como un imperativo", explicó el juez en referencia a la prisión de segunda instancia. "Sería una posibilidad más que un requisito. La realidad es que después de 2016 los tribunales han llegado a entenderlo como un imperativo", aseguró. 

Por su parte, uno de los más esperados, Celso de Mello, quien también cambió su voto con respecto al pasado, también voto a favor de la liberación de Lula y dijo: "La protección de las libertades representa una carga constitucional que el poder judicial no puede renunciar, incluso si la protesta popular está en contra".