Leído

LA REGIÓN ESTALLA EN PROTESTAS

Todos menos los musulmanes: el plan del gobierno nacionalista indio para entregar ciudadanías

Jue, 12/12/2019 - 2:00pm
Enviado en:
Por Urgente24

El nacionalismo de Narendra Modi en India escaló a otro nivel esta semana cuando el Parlamento decidió aprobar la ley que contempla la religión como condición para obtener una ciudadanía india. Esto es una traba para los inmigrantes que llegan de regiones aledañas como Pakistán Bangladesh y Afganistán, sin embargo permite la estadía y les otorga nivel de legalidad a personas hindúes, sikhs, budistas, entre otras religiones, que ingresaron a la India de forma ilegal. Hoy el país estalla en protestas en contra de la discriminación que significa la legislación.

Narendra Modi, el Primer Ministro indio
modi.jpg
Contenido

La región del planisferio donde se encuentra India es un tanto complicada y conflictiva. Así se demostró en el mes de agosto cuando Pakistán e India estuvieron a punto de enfrentarse en un conflicto nuclear. Cachemira, el territorio en disputa entre ambos países fue tomado por el gobierno nacionalista indio de Narendra Modi, quien mantuvo al territorio en aislamiento cuando decidió quitarle el grado de autonomía que anteriormente tenía el territorio y ocuparla con tropas adicionales. Si bien el conflicto hoy se suavizó, luego de la intervención de las Naciones Unidas y un acuerdo entre ambas partes, muchas actividades musulmanas están limitadas en Cachemira. 

Esto es tan solo una prueba más del proceso de nacionalización y racismo que intenta llevar adelante el Primer Ministro, Narendra Modi. Y a esto se le sumó la ley que el pasado miércoles 11/12 aprobó el Parlamento indio con respecto a otorgarle la ciudadanía india a personas provenientes de cualquier países, siempre y cuando no sean musulamanes ellos mismos. En otras palabras, no interesa si la forma de ingreso a la India en su momento fue ilegal, o si provienen de países de mayoría musulmana, si la persona tiene cualquier otra religión, será bienvenido en el gobierno de Modi. 

Así es la India que vendrá y que el mandatario fue formando de a poco hasta llegar a este tipo de extremos. Se cambiaron las reglas de ciudadanía en el llamado Proyecto de Ley de Enmienda de Ciudadanía: si las personas son hindúes, sikhs, budistas, jainistas, parsis o cristianos, tienen el permiso de pedir la ciudadanía legal. Esto ocurre cuando India es el tercer país en el mundo con mayor cantidad de población musulmana, después de Indonesia y Pakistán. Son alrededor del 14% de los 1.300 millones de habitantes de la India.

Las consecuencias por supuesto fueron que diferentes regiones de India, sobre todo en el noreste donde se encuentra la mayor cantidad de habitantes musulmanes, estallen las protestas sociales contra el gobierno. “Hay muchas preguntas en nuestras mentes sobre cuál es el propósito final de este ejercicio. No sabemos lo que necesitamos para demostrar que pertenecemos", explicó a Bloomberg, SM Hadi, un profesor de la Universidad Musulmana Aligarh. 

"Los manifestantes quemaron neumáticos y bloquearon las carreteras principales y las líneas de ferrocarril por segundo día el miércoles. La policía disparó balas de goma y usó porras y gases lacrimógenos para dispersar a los manifestantes en el distrito de Dibrugarh en el estado de Assam", dijo la agencia de noticias Press Trust of India. En tanto, en muchas ciudades se dispuso un 'toque de queda'y se cortó el Internet, mientras que se llamó a la presencia del Ejército. 

Por supuesto también este es otro capitulo de el enfrentamiento con Pakistán, que comenzó hace muchos años cuando Gran Bretaña se retiró de la región y fue momento de repartir el territorio. Ambos junto con China, como explicamos anteriormente, comparten el territorio de Cachemira, el cuál por ley es un territorio independiente, que ahora se adueñó el gobierno indio y despertó  el peligro de una guerra nuclear entre Pakistán e India. Y además una acción más por parte del gobierno de Modi para alcanzar su objetivo de nacionalismo, aunque esto signifique miedo e incertidumbre para con todos los musulmanes de la región que llegaron hace tiempo y construyeron su  vida allí.