Leído

INÚTIL GUERRA COMERCIAL

Otra estúpida apuesta de Trump contra China

Dom, 01/09/2019 - 11:37am
Enviado en:
Por Urgente24

Donald Trump viene prometiendo un triunfo que no consigue en la Guerra Comercial. En verdad, él se parece a Lyndon Johnson, cuando prometía un triunfo sobre el Vietcong y Vietnam del Norte que nunca ocurrió. Y Trump no puede ir a las urnas sin haber resuelto la mayor promesa de su mandato (el triunfo sobre China en la Guerra Comercial). Sería estúpido creer que el mayor emprendimiento de Trump fue el muro con México. Imaginar esto es confundir la bijouterie con lingotes de oro. Tal como siguen evolucionando los acontecimientos, Trump no conforma a los empresarios ni a los consumidores estadounidenses porque les impone costos innecesarios e imprevistos. Pero Trump cree que 'apostando más fuerte' terminará provocando temor en sus rivales. Esta es su forma de negociar, siempre subiendo la apuesta. Nunca se detiene a pensar qué ocurre si su adversario tiene un enfoque diferente, cree que el choque se definirá cuando Trump ya no sea Presidente, y prefiere pagar ese costo y no el que pretende Trump.

Contenido

El gobierno de Donald Trump impuso aranceles sobre aproximadamente US$ 110.000 millones en importaciones chinas el domingo 01/09, marcando la última escalada en una guerra comercial que está causando daños en toda la economía mundial. 

El 15% de los impuestos estadounidenses afecta los bienes de consumo, desde calzado y ropa hasta textiles para el hogar y ciertos productos tecnológicos como el Apple Watch.

Un lote separado de aproximadamente US$ 160.000 millones en productos chinos, incluidas computadoras portátiles y teléfonos celulares, se verá afectado con aranceles del 15% el 15/12. El presidente Trump retrasó parte de los impuestos para mitigar el impacto sobre los precios y los stocks de las compras navideñas.

Si bien la Administración Trump sigue descartando la preocupación por una guerra comercial prolongada -cuidado, le comienza a jugar en contra a medida que se acerca la recta electoral 2020. Trump no puede ir a las urnas con el conflicto con China sin resolver-, los grupos empresariales están exigiendo a la Casa Blanca una tregua arancelaria y la reanudación de las negociaciones entre las 2 economías más grandes del mundo.

Las conversaciones cara-a-cara entre los negociadores comerciales chinos y estadounidenses programados en Washington DC para este mes de septiembre, todavía se mantienen "a partir de ahora", dijo Trump a los periodistas el viernes 30/08 antes de ir a Camp David, la residencia de fin de semana presidencial.

"Vamos a ganar la pelea", prometió otra vez más Trump. Esto es lo que viene sosteniendo desde el inicio de las hostilidades que él inició pero, hasta la fecha, no hizo más que provocarle un costo insólito a las empresas estadounidenses.

Enfoque chino

Interesante leer a Wendy Wu en South China Morning Post, matutino con sede en Hong Kong aunque propiead de Kerry Media Ltd., controlada por el multimedios de la familia malaya Kuok:

"(...) Sin embargo, China aún no ha confirmado que las negociaciones se reanudarán, y el Ministerio de Comercio dijo el jueves 29/08 que las dos partes "todavía están discutiendo" si una delegación de Beijing viajaría a la capital estadounidense.

El portavoz del ministerio, Gao Feng, dijo que China había presentado una "representación solemne" sobre el plan de Trump para aumentar los aranceles a todos los productos chinos, pero dijo que Beijing tenía "medios suficientes" para tomar represalias contra cualquier aumento adicional.

"Lo más importante ahora es crear las condiciones necesarias para continuar las negociaciones", dijo. "Lo que debería discutirse ahora es que USA debe suspender su plan de imponer aranceles [adicionales] a productos chinos por un valor de US$ 550.000 millones para evitar una mayor escalada en la disputa comercial".

Shi Yinhong, profesor de Relaciones Internacionales en la Universidad Renmin en Beijing, dijo que China no tenía más remedio que seguir luchando.

“O ríndete o lucha. China tiene que pelear. Ningún trato es mejor que un mal negocio”, dijo él.

“Si quiere mostrar su sinceridad en las conversaciones comerciales, Estados Unidos tiene que hacer concesiones sustanciales sobre algunos temas que son inaceptables para China. Entonces definitivamente responderíamos", agregó.

Mientras tanto, el Diario del Pueblo, portavoz del Partido Comunista Chino, dijo en un comentario el domingo 01/09 que los aranceles estadounidenses no afectarían el desarrollo de China, y que sus mercados siguieron siendo un gran atractivo para las compañías extranjeras. (N. de la R.: australianas, rusas, alemanas, holandesas, británicas, españolas, surcoreanas, japonesas, malayas, italianas... ).

"Un desacoplamiento de China es un desacoplamiento de la oportunidad, un desacoplamiento del futuro", dice el artículo.

El sábado 31/08, la cadena estatal de televisión CCTV de China advirtió a Trump contra el uso de los disturbios en Hong Kong como moneda de cambio en las conversaciones comerciales. 

El informe se produjo después de que el Presidente de USA dijera el viernes que la respuesta de China a las protestas antigubernamentales había sido restringida, ya que no quería poner en peligro las negociaciones."

En tanto, en Hong Kong

Ya que el SCMP es un diario de Hong Kong es interesante actualizar la información acerca de los sucesos en el territorio de la región administrativa especial.

Manifestantes antigubernamentales atacaron otra vez más el aeropuerto el domingo 01/09 pero terminaron expresando su enojo en el suburbio más cercano, Tung Chung, paralizando los servicios de trenes y ómnibus después de un breve enfrentamiento con la policía en el aeropuerto.

La acción se produjo un día después de que la policía utilizó cañones de agua y gases lacrimógenos contra los manifestantes que les arrojaron bombas de gasolina y ladrillos.

Los manifestantes piden al público que salga a las carreteras y los enlaces ferroviarios el domingo y el lunes para cancelar los vuelos, esperando repetir la crisis de hace 15 días.

Otros 2 grupos de manifestantes también planificaron manifestaciones en la ciudad norteña de Tin Shui Wai, que luego fueron canceladas, y fuera del consulado británico en el Almirantazgo, pidiendo a Londres que otorgue a los titulares de pasaportes nacionales británicos (extranjeros) el derecho a vivir en el Reino Unido.

Hong Kong, que fue conocida como la Perla de Oriente, un centro para el comercio y las finanzas internacionales y un paraíso alimentario, con instalaciones modernas y famosa por su orden, se está convirtiendo en humo, basura y caos después de cada manifestación violenta.

La policía de Hong Kong había rechazado la solicitud de permiso de la oposición para el mitin y movilización prevista para el 31/08, presentada ante la Oficina de Enlace del Gobierno Popular Central en Hong Kong, pero de todos modos se realizaron manifestaciones no autorizadas en varios lugares a partir del mediodía del sábado, y manifestantes violentos atacaron el complejo del gobierno regional y la sede de la policía de Hong Kong.

La policía de Hong Kong alertó a los residentes para que se preocuparan por su seguridad y, según los informes, desplegaron con anticipación a más de 5.000 oficiales y cañones de agua y vehículos blindados.

Alrededor de las 17:00, manifestantes radicales se reunieron en el complejo del gobierno regional de Hong Kong y el complejo del Consejo Legislativo, arrojando cócteles Molotov y ladrillos contra los cordones de seguridad. Los manifestantes intentaron abrir una valla de hierro fuera del complejo del gobierno con barras de hierro. También arrojaron cócteles molotov contra la Jefatura de Policía.

Y dañaron los semáforos y las rejas en Pedder Street y Johnston Road. 

Después de repetidas advertencias, la policía entró en acción aunque con fuerzas mínimas para dispersar a los manifestantes, completamente cubiertos con máscaras y ropas negras, quienes adoptaron una estrategia de ataque y huida.

Los manifestantes incluso comenzaron incendios provocados en las calles, quemando basura y contenedores de basura de plástico y constantemente arrojaban objetos al fuego.

Cuando los manifestantes vestidos de negro instalaron barricadas en las carreteras cerca de la estación de metro de Sheung Wan, fueron rodeados por algunos periodistas que vestían chalecos amarillos y algunos ciudadanos comunes. Una mujer transeúnte estaba indignada por lo que había visto: "¿Simplemente están mirando así y sin hacer nada? ¿Por qué nadie les impidió hacer esto?", reprochó ella, refiriéndose al daño que causaron en las calles.

Más tarde en la noche, los manifestantes encendieron fuegos para bloquear el camino cerca de Hysan Place y comenzaron otro incendio en la calle Yee Wo. La policía de Hong Kong tuvo que desplegar camiones hidrantes nuevamente, advirtiendo a los manifestantes que se fueran.