Leído

70 AÑOS DE CHINA

Michael Bloomberg al rescate de Xi Jinping: "No es un dictador"

Lun, 30/09/2019 - 4:53pm
Enviado en:
Por Urgente24

Poderoso respaldo a Xi Jinping hizo el muy influyente Michael Bloomberg, mucho más adinerado y exitoso como hombre de negocios que Donald Trump, y fue felicitado alcalde de Nueva York durante 2 mandatos, reclamado en varias veces por el Partido Demócrata como presidenciable, y él siempre rechazó.

La foto es de 2015, cuando Michael Bloomberg intentaba reconciliarse con China. Aquí con el vice premier Zhang Gaoli. No aparece en la foto pero estaba presente el entonces secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. El tema era el cambio climático [Foto: Xinhua]
Contenido

El poderoso hombre de negocios estadounidense Michael Bloomberg, fundador y accionista de control de la agencia Bloomberg y sus subsidiarias como Business Week, se pronunció en apoyo de Xi Jinping, diciendo que el Presidente de China "no es un dictador" y que el Partido Comunista "escucha al público" sobre temas como la contaminación ambiental.

Bloomberg hizo los comentarios durante una entrevista que Margaret Hoover, presentadora del programa Firing Line, por PBS, le hizo durante el fin de semana. 

Michael Bloomberg estará presente en el Bloomberg New Economy Forum, que se realizará en noviembre en Beijing, un evento diseñado para rivalizar con el Foro Económico Mundial en Davos (Suiza).

Cuando se le preguntó si China podría ser un buen socio en la lucha contra el cambio climático, Bloomberg dijo que "China está haciendo mucho".

“Sí, todavía están construyendo un montón de centrales eléctricas de carbón. Sí, están [quemando carbón]. Pero ahora están alejando las plantas de las ciudades. El Partido Comunista quiere permanecer en el poder en China y escuchan al público", agregó Bloomberg.

"Cuando el público dice: 'No puedo respirar', Xi Jinping no es un dictador. Tiene que satisfacer a sus electores, o no va a sobrevivir... El problema es que no puedes mover de la noche a la mañana plantas de cemento y plantas de energía a las afueras de la ciudad que están contaminando el aire y tienes que tener su producto. Así que algo de eso lleva tiempo", sostuvo Bloomberg.

Margaret Hoover respondió que China no era una democracia y que Xi no era responsable ante los votantes.

"No tiene voto, no tiene democracia. Él [no se hace] responsable por los votantes. ¿El control sobre él es solo una revolución?”, dijo ella.

"Ningún gobierno sobrevive sin la voluntad de la mayoría de su gente”, dijo Bloomberg. "Tiene que prestar servicios eficientes para los ciudadanos".

Hoover replicó: "Estoy mirando a las personas en Hong Kong que protestan y se preguntan si al gobierno chino le importa lo que ellos tienen para decir".

Bloomberg le dijo que en todo gobierno, "incluso los gobiernos que no son lo que podríamos llamar 'democracia'", hay muchas partes interesadas, con intereses creados y "tienen un impacto".

Los comentarios de Bloomberg llegan 7 años después de que su servicio de noticias publicara una historia de investigación sobre las finanzas de la extensa familia de Xi Jinping, entonces vicepresidente de China, una investigación que conmovió a muchos en el país asiático. 

La historia fue publicada en un momento delicado, con China realizando una transición de liderazgo -algo que ocurre una vez por década- que conluyó cuando Xi se convirtió en Presidente. Algunos sospecharon que era un intento de impedir que Xi llegara al poder.

Luego, China prohibió el uso de terminales de seguimiento de datos financieros de Bloomberg. Pero, más tarde, las relaciones de la compañía con el gobierno de China fueron mejorando, gradualmente, después de 3 años.

En agosto de 2015, Bloomberg recibió una recepción de alto perfil por el entonces viceprimer ministro Zhang Gaoli. También publicó un artículo de opinión para el diario del partido People’s Daily (Diario del Pueblo).

Beijing levantó la prohibición de Bloomberg en 2016.

Lo que viene

Más allá del optimismo de Bloomberg es muy interesante el extenso análisis de Orange Wang y Sidney Leng , para South China Morning Post, el diario de Hong Kong propiedad de capitales malayos. Aquí un fragmento:

"(...) A medida que la República Popular de China celebra su 70 aniversario, la cuestión es si el Partido Comunista puede continuar brindando prosperidad económica y compartir los frutos del crecimiento de manera uniforme entre sus 1.400 millones de personas.

Una pregunta aún más importante es si China, como le gusta decir a Beijing, ha encontrado el camino correcto no solo para restaurar la gloria pasada de la nación, sino también para ofrecer un modelo de desarrollo alternativo que podría desafiar la combinación de democracia liberal y mercados libres ampliamente respaldada. por el oeste

Li Deshui, un veterano planificador económico chino y exdirector de la Oficina Nacional de Estadística de China, escribió en un artículo en septiembre que las recientes 7 décadas deberían verse como un período de experimentación mientras el Partido Comunista buscaba encontrar el modelo de desarrollo adecuado para China.

El régimen ha recorrido un largo camino desde el Gran Salto Adelante en 1958, que provocó millones de muertes por hambruna y el derrochador traslado de fábricas hacia las cordilleras interiores de China, en la década de 1960, por temor al inminente ataque de la Unión Soviética.

"El presidente Mao dijo en 1958, 'si tenemos granos en una mano y acero en la otra, no tenemos nada de qué preocuparnos', escribió Li Deshui, en el artículo obtenido por el South China Morning Post.

"China tuvo 650 millones de personas en ese año, y muchas no tenían suficiente alimento; ahora teníamos 1.400 millones de personas y todos pueden tener tanta comida como quieran. La producción excedente de acero de China cada año es equivalente a la producción total de acero de los Estados Unidos", agregó.

Li argumentó que China, la economía más grande del mundo por paridad de poder adquisitivo y la Nº2 más grande en términos de valor en dólares estadounidenses, está sólidamente en camino de convertirse en un "país socialista poderoso" para 2050, el objetivo centenario del sueño chino del presidente Xi Jinping.

Esto se debe, en parte, a los vastos recursos humanos de China con una fuerza laboral calificada mayor que el grupo combinado de trabajadores capacitados para los 36 países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico, incluidos USA y Gran Bretaña, así como Japón y Corea del Sur.

Y aunque Li no espera que China reemplace a USA como la potencia más influyente del mundo en el corto plazo, predice que continuará el relativo declive de las potencias occidentales lideradas por USA.

Sin embargo, no es sorprendente que haya quienes no estén de acuerdo con la alegre descripción de Li del futuro económico de China.

Pei Minxin, profesor de gobierno en el Claremont McKenna College de California y miembro senior no residente del German Marshall Fund de los Estados Unidos, dijo en septiembre que China estaba comenzando a ver el comienzo del fin del gobierno del Partido Comunista como "un desaceleración económica persistente".

"Las crecientes tensiones con los Estados Unidos probablemente mermarán el ánimo del partido durante las celebraciones de 2021 [por el centenario del Partido Comunista Chino]", dijo el académico. "Y el régimen de un solo partido tal vez ni siquiera sobreviva hasta 2049".

Pei agregó: "El auge económico de China en las últimas cuatro décadas fue impulsado por una fuerza laboral grande y juvenil, rápida urbanización, inversión en infraestructura a gran escala, liberalización del mercado y globalización, todos factores que han disminuido o desaparecido".

Image
Avisos de búsqueda de personal cubren la pared de una imprenta en el centro de Baigou. Un gran número son de empresas de maletas y bolsos. Foto: Orange Wang
Avisos de búsqueda de personal cubren la pared de una imprenta en el centro de Baigou. Un gran número son de empresas de maletas y bolsos. Foto: Orange Wang

(...)

A pesar de que China ha alcanzado un cierto nivel de desarrollo (el Producto Interno Bruto per cápita del país se acerca a los US$ 10.000), el jurado aún no sabe si puede escapar de la llamada "trampa de ingresos medios", en la que el país no puede desarrollarse más allá de cierto nivel de ingresos.

El Banco Mundial clasifica a los países con un ingreso nacional bruto per cápita de entre US$ 996 y US$ 12.055 como ingresos medios.

Un residente local de más de 60 años que se identificó solo como Yan, tiene la edad suficiente para recordar los días en que cenar un pequeño pan extra era un lujo y está agradecido por las condiciones actuales: "Como mínimo, ya no tengo que preocuparme por morir de hambre", dijo él.

Pero Yan, que ha trabajado en el comercio de equipaje durante décadas, teme que los mejores tiempos de la industria puedan quedar atrás, a causa del aumento de los costos y la caída de los pedidos.

Las ganancias del equipaje y las maletas hechas en Baigou (N. de la R.: una localidad con industrias especializadas en estas mercaderías) cayeron a 831.21 millones de yuanes (US$ 117 millones) en 2018, muy por debajo del pico de 1.250 millones de yuanes (US$ 175 millones) en 2017, según datos del gobierno.

Richard Koo, economista jefe del Instituto de Investigación Nomura, advirtió que el desarrollo económico de China ahora enfrenta la "triple amenaza" de 

> una población que envejece rápidamente, 
> el desafío de superar la trampa de ingresos medios y 
> un país cada vez más hostil.

"Es extremadamente raro que una nación enfrente este tipo de restricción demográfica al mismo tiempo que se enfrenta a la trampa de ingresos medios", escribió Koo, un experto reconocido por su análisis de las causas del estancamiento económico de Japón durante décadas. nota publicada en septiembre.

"Estos dos factores por sí solos plantearían un desafío difícil para cualquier nación, y ahora China también debe lidiar con la guerra comercial iniciada por el presidente de Estados Unidos", escribió Koo. "Estos 3s factores que atenúan el crecimiento representan una 'triple amenaza'".

Pero los académicos y economistas chinos vinculados al gobierno siguen siendo optimistas. 

Justin Lin Yifu, un antiguo defensor del uso de la política industrial para impulsar la economía, estimó que la tasa de crecimiento económico de China aún podría estar cerca del 8% en 2030.

Li Daokui, profesor de la Universidad de Tsinghua, dijo recientemente en un discurso que confía en que China podrá igualar el nivel de ingresos promedio de los países ricos, incluidos Japón y Francia en 2049, a medida que la clase media de China crezca hasta los 800 millones de personas.

Huang Qifan, un tecnócrata y ex alcalde de la ciudad suroccidental de Chongqing, dijo en un discurso reciente que China ahora está "cerca" del centro de la economía mundial y necesita asegurar su dominio sobre las cadenas de suministro, las cadenas de valor y la industria. cadenas con "cero aranceles, cero barreras y cero subsidios".

Su optimismo se basa en una lista de razones, la más destacada es la capacidad del Partido Comunista para pensar por delante de la curva y su historial de desafiar a los fatalistas.

Además, el país todavía tiene un espacio significativo para crecer para alcanzar a los países ricos en términos de consumo y servicios, y las capacidades científicas y tecnológicas de China están mejorando rápidamente, abriendo múltiples motores nuevos para el crecimiento.

Si bien el crecimiento de China se ha desacelerado, la economía de US$ 12 billones  sigue creciendo a una tasa de aproximadamente el 6%, tres veces mayor que la de Estados Unidos y una de las economías más grandes, si no la más rápida, de las más grandes del mundo. El aumento de la producción económica en China este año será tan grande como el de toda la economía holandesa.

El presidente Xi, el líder chino más poderoso desde Mao, dijo en la ceremonia de inauguración del nuevo Aeropuerto Internacional Daxing de Beijing, a fines de septiembre, que el país sobresalió al convertir lo "imposible" en "posible", después de haber creado "maravillas increíbles" en las últimas 7 décadas.

"El pueblo chino definitivamente puede, y China definitivamente puede [realizar el sueño chino]", dijo Xi.

Sin embargo, al mismo tiempo, la productividad china ya no mejora, lo que obliga a Beijing a depender de una montaña de deuda en constante expansión para generar suficiente actividad económica.

En su perspectiva actualizada para China publicada en septiembre, el Banco Mundial dio una estimación sombría de la desaceleración de la tasa de crecimiento de China a solo el 1,7% en 2030 sin que se emprendan reformas suficientes para elevar la productividad.

Una reforma más audaz podría mantener el crecimiento en torno al 4%, según el informe elaborado en colaboración con el Centro de Investigación para el Desarrollo del Consejo de Estado, el gabinete de China presidido por el primer ministro Li Keqiang.

El crecimiento total de la productividad de los factores, un indicador de la eficiencia económica, cayó drásticamente de un promedio de 3,5% en la década anterior a 2008 a aproximadamente 1,5%, después de la crisis financiera mundial.

El crecimiento de la productividad en realidad se volvió negativo de 2011 a 2014. La desaceleración en el crecimiento de la productividad se debió en parte a una mala asignación de recursos, desde la tierra al capital, entre empresas productivas y empresas de bajo rendimiento que fueron respaldadas por el gobierno y no se les permitió salir del mercado. .

Alicia García-Herrero, economista en jefe para Asia-Pacífico del banco francés Natixis, dijo que era inevitable que China eventualmente se convirtiera en la economía más grande del mundo, dado el tamaño de su población.

“La pregunta es qué tipo de economía quieres ser. Si quieres ser grande y eficiente ”, dijo Herrero.

El debate sobre si China podrá sostener su crecimiento se ha intensificado desde que Xi asumió el poder hace más de 6 años e inició un aumento en la presencia del sector estatal en la economía.

La estrategia de Beijing de reforzar el control del Partido (Comunista) sobre las empresas del sector privado y centrar los recursos en las empresas estatales podría dejar sin resolver la ineficiencia de la economía y la baja productividad, según Michael Hirson, ex representante del Tesoro de los Estados Unidos en Beijing, que ahora lidera la cobertura de Eurasia Group en China.

Hirson advirtió que la estrategia del gobierno podría dañar la confianza de las empresas privadas y exacerbar el sesgo en su contra, que se ha convertido en un tema crítico en la resistencia contra la inversión china a nivel mundial, ya que la línea entre las empresas estatales y las empresas privadas se desdibuja bajo el capitalismo de ese partido.

George Magnus, asociado del Centro de China en la Universidad de Oxford y ex economista jefe del banco de inversión UBS, dijo en un documento reciente que, según el pensamiento occidental, el sistema de gobernanza de China que exhibe Xi no es compatible con el tipo de instituciones y cambios políticos que se consideran necesarios para escapar de la trampa de ingresos medios.

"China, por otro lado, no lo ve así. Para ser justos, puede ser el primer país estatal, iliberal y autoritario en confundir nuestro pensamiento sobre cómo evitar la trampa de ingresos medios.

Sin embargo, las posibilidades de éxito no parecen persuasivas, y es probable que la década de 2020 resuelva el argumento de una forma u otra”, escribió Magnus en el documento publicado por un grupo de expertos de la London School of Economics.

De vuelta a Baigou (en la provincia de Hebei, un paraíso para los compradores que pueden pagar 100 yuanes o US$ 14) por un bolso o maleta que tenga todas las similitudes con el original más caro de Louis Vuitton o Gucci), las personas más activas en las calles son agentes inmobiliarios, se acercan a cada visitante con entusiasmo y tratan de convencerlos de que compren un piso en la ciudad, exhibiendo la idea de que los precios de las propiedades aumentarán porque Baigou se encuentra directamente entre Beijing y Xiong'an, el proyecto del presidente Xi para construir la ciudad soñada del futuro de China.

Una mujer de apellido Chen dijo que los precios de la vivienda "nunca caerán" en Baigou a causa de Xiong’an, aunque Zhao Yatong, una vendedora del bazar no estaba tan impresionada.

“¿La situación será mejor? Tal vez no”, dijo ella."