Leído

CREDIBILIDAD EN LA MIRA

El gran virus de Asia que ya llegó a USA: la prueba de fuego del Partido Comunista chino

Mar, 21/01/2020 - 4:46pm
Enviado en:
Por Urgente24

Al parecer el 2020 no le da descanso al presidente chino, Xi Jinping. Después del fracaso en las elecciones de Taiwán, las protestas constantes en Hong Kong y un tratado comercial con Estados Unidos que no es suficiente para establecer cierta certidumbre en el mercado global y en la economía interna china, una gran plaga regional se presenta como otro desafío para el Partido Comunista chino. Mientras el mandatario urge por un control del virus, muchos a nivel regional lo acusan de ocultar las cifras reales. En tanto, el accionar del "coronavirus" también tuvo su impacto en la Bolsa de Valores y su primer afectado en Estados Unidos.

Casos de coronavirus en China.
Contenido

La presión a nivel internacional que existe actualmente sobre el gobierno de Xi Jingping en cuanto al coronavirus, está en sus niveles más altos desde que comenzaron a conocerse los afectados y los fallecidos. Si bien desde el gobierno aseguran que necesario que se mantenga la calma, es algo un tanto difícil teniendo en cuenta que ya son 6 los afectados y que ya se han confirmado 4 casos fuera de China: Corea del Sur, Tailandia, Taiwan y Japón. Aunque eso no es todo ya que ahora también se sumó Estados Unidos y el primer caso grave en el estado de Washington. 

El virus ya cruzó el Océano Pacífico y llegó hasta Estados Unidos, donde un hombre de 30 años está internado en el hospital Providence Regional Medical Center y presenta los síntomas del virus. Si bien todavía no fue diagnosticado, aseguran que lo están manteniendo en observación debido a que tan solo una semana atrás llegó desde la ciudad china de Wuhan.

El brote llega en un momento de alta tensión para el Partido Comunista chino y sobretodo para Xi Jingping, teniendo en cuenta los reiterados fracasos que sufrieron sus planes en lo que va del 2020, empezando por la amplia derrota en las elecciones Taiwán. Recordemos que el objetivo del mandatario chino era instalar en la isla del Pacífico, un sistema tal como el que existe en Hong Kong actualmente y que tantos disturbios provocó durante casi todo el 2019. 

Tal es así que el gobierno no puede permitirse otro fracaso internacional que vuelva a dañar su imagen. Es así que en un comunicado oficial no solo anunciaron que reforzarían la seguridad y restricciones en el centro de Wuhan, la ciudad de China donde comenzó el brote, sino que también amenazó con que cualquiera que oculte infecciones lo hará ser "clavado para siempre en el pilar de la vergüenza de la historia". 

Como ya explicó Urgente 24, el virus ya afectó a toda la región del Pacífico asiático y mediante una neumonía galopante se cobró la vida de al menos 6 personas, eso por lo menos es lo que indican las cifras oficiales. Aunque de acuerdo al comunicado oficial publicado por la agencia de noticias oficial del gobierno, 224 nuevos casos de neumonía causada por el nuevo coronavirus habrían sido confirmados. Sin embargo, funcionarios de la salud de Asia, temen que los datos oficializados por el gobierno china no sean del todo exactos.

Claro que de ambas formas: con mentiras o dando a conocer una cifra real, la credibilidad del régimen de Xi se vería afectada a nivel global. Esto último es algo que China no puede permitirse si es que pretende tener un prospero año tanto a nivel interno como externo de cara a 2020, lo que significa un exitoso plan de gobierno para Xi. El gobierno está puesto en la mira teniendo en cuenta el brote ocurrido hace 17 años en el cuál el régimen decidió esconder las cifras reales y no actuar con rapidez.

Sin embargo, todo indica que ahora el escenario sería diferente, empezando porque el presidente chino ya corrió a tomar decisiones inmediatas. "Veo exactamente el mismo comportamiento imprudente", explicó a South China Morning Post, Peter Cordingley, quien fue el portavoz de la Organización Mundial de la Salud durante la crisis del virus en 2003. Aunque a esto se suma que el gobierno chino es característico por el secretismo que existe dentro del Partido Comunista, y por más que intente deshacerse de esa marca, no será tan fácil. 

En consecuencia el crecimiento económico chino también está en peligro, teniendo en cuenta que depende de la confianza que los inversores a nivel global decidan, o no, poner en inversiones asiáticas. Es así que este martes 21/07 tanto las Bolsas de Valores europeas como las asiáticas registraron pérdidas: una gran oportunidad para Estados Unidos, sobretodo luego del discurso del presidente Donald Trump en el Foro Económico Mundial de Davos en el que anuncio un posible acuerdo con la Unión Europea. 

"Parece que hay un poco de toma de ganancias, tal vez un poco menos de toma de riesgos hoy", dijo a Bloomberg, Yousef Abbasi, estratega de mercado global de INTL FCStone. Esto mismo teniendo en cuenta también que el mundo se encuentra en un período clave de vacaciones y que pensar en una temporada en Asia ahora es un tanto difícil. Es así que la caída en las acciones chinas fue tan grande que superó a todas las bajas desde octubre 2019. Esto acaba demostrando que a Xi no se le permite ni un paso en falso.