Leído

VICTORIA DE TSAI ING-WEN

Derrota china en Taiwán (con impacto en Hong Kong)

Sab, 11/01/2020 - 8:26pm
Enviado en:
Por Urgente24

La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen, obtuvo este sábado 11/01 un claro triunfo en las elecciones presidenciales, con una amplia ventaja sobre su principal rival, el candidato pro chino, Han Kuo-yu. Según los datos facilitados por la Comisión Electoral Central, Tsai consiguió un 57,1% de los votos (8,1 millones), mientras que Han logró un 38,6% (5,5 millones de votos). La participación ha sido del 74%. Tras perfilarse los resultados, no tardó en afirmar que espera que Beijing pueda “interpretar la señal” que envían. Tsai, que defiende el statu quo de la isla y mantiene una posición de mayor enfrentamiento con la China continental, obtiene de esta forma un triunfo impensable hace menos de un año, cuando las encuestas situaban a Han con veinte puntos de ventaja sobre su eventual candidatura a la reelección.

Festejos en la sede del Partido Progresista Democrático (DPP), en Taiwán.
taiwan2.jpg
Contenido

El presidente de Taiwán, Tsai Ing-wen, ganó un segundo mandato el sábado con una cómoda victoria sobre Han Kuo-yu en una elección que se emitió como un referéndum sobre el enfoque de la isla hacia Beijing.

Tsai, del Partido Progresista Democrático (DPP), que se inclina por la independencia, logró más de 8 millones de votos, superando a su principal rival, Han Kuo-yu, del Kuomintang, amigable con el continente, por cerca de 3 millones de votos.

Han, el alcalde populista de Kaohsiung, reconoció la derrota y ofreció sus felicitaciones a Tsai aproximadamente una hora después de que James Soong Chu-yu del People First Party hiciera su discurso de concesión. Soong obtuvo menos de 600,000 votos, muy por debajo de los 5.5 millones de votos recibidos por Han.

Justo después de las 21:00 hora local, el total de votos de Tsai había superado los 8 millones, más de los 6,9 millones que recibió cuando salió victoriosa en 2016.

El oficialista DPP también aseguró una victoria arrolladora en las elecciones legislativas de la isla, ganando 61 escaños en comparación con los 38 del opositor KMT. El resultado significa que el partido gobernante mantendrá su mayoría en el Yuan Legislativo.

Las protestas y la situación de violencia en Hong Kong, unidas a unas declaraciones del presidente chino, Xi Jingping, en las que no excluyó el uso de la fuerza en relación con Taiwán, han contribuido notablemente a potenciar a Tsai hasta que pudo dar la vuelta a los sondeos.

Tsai aseguró que el resultado muestra que los taiwaneses no aceptan las “amenazas” de China. “Los resultados demuestran que cuando nuestra soberanía y democracia están amenazadas los taiwaneses responden”, afirmó Tsai en su primera comparecencia ante los medios tras su victoria.

La reelegida presidenta instó a Pekín a “abandonar las amenazas e intimidaciones” en relación con el Estrecho de Formosa, que separa la isla de la China continental, y recalcó que las elecciones “han dejado claro como el agua” que Taiwán nunca aceptará esas prácticas.

Consecuencias

Taiwán podría enfrentar represalias y una mayor presión de parte de Beijing luego de la aplastante victoria en la reelección del presidente Tsai Ing-wen, lo que agrega incertidumbre a la relación ya tensa entre China y USA, dijeron analistas.

Tsai, del Partido Democrático Progresista (DPP), le ganó al alcalde de Kaohsiung, Han Kuo- yu, un respaldo a la postura dura de la administración Tsai contra Beijing.

Los observadores dijeron que es probable que Chine presione aún más a Taiwán, una isla autogobernada que reclama como parte de su territorio, en el espacio internacional, lo que complica su creciente rivalidad estratégica con Washington.

Si bien se esperaría que el fuerte apoyo de USA a Taiwán continúe en medio de las intensas tensiones con China, las relaciones triangulares también dependerán del resultado de las elecciones presidenciales de USA en noviembre y del progreso en las conversaciones comerciales entre Beijing y Washington, dijeron analistas.

Jonathan Sullivan, un experto en Taiwán de la Universidad de Nottingham, dijo que ni China ni USA querían un conflicto sobre Taiwán, pero que había incógnitas, incluida la volatilidad del presidente de USA manejaría la deteriorada relación de las dos naciones.

"En términos generales, ninguna de las partes quiere una confrontación sobre Taiwán, y ciertamente Estados Unidos está agradecido de que Tsai no haya sacudido el barco, una postura cuidadosa que espero que continúe", dijo. “El comodín es Beijing, que se ha pintado en una esquina con respecto a Taiwán. Simplemente no hay espacio para que concedan el poco espacio que Tsai necesita para comenzar a hablar de nuevo".

Las relaciones entre Taipei y China se congelaron bajo el gobierno de Tsai, con los intercambios formales entre los gobiernos suspendidos por su negativa a aceptar el consenso de 1992, el entendimiento político de que hay "una China", que Beijing ha hecho un requisito previo para las conversaciones.

El gran tema es que el resultado electoral potenciará el reclamo en Hong Kong contra Beijing.

Esto provocará consecuencias de mayor enfrentamiento con consecuencias imprevisibles.