Leído

GUERRA FRÍA COMPLEJA

2 aliados de Trump en Asia (Corea del Sur y Japón) rompen acuerdos de inteligencia militar

Jue, 22/08/2019 - 9:13pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Mientras desde Corea del Norte, el líder supremo, Kim Jong Un lanza misiles que ponen en estado de alerta a sus vecinos de Corea del Sur y al propio Donald Trump al otro lado del mundo, existe una enemistad histórica que se dificulta cada vez más entre dos de los aliados de Trump: Japón y Corea del Sur. Es así que el segundo decidió desechar un acuerdo con el objetivo de compartir inteligencia militar entre ambos países. Por supuesto en consecuencia, Estados Unidos se puso en alerta ya que dos de sus aliados podrían entrar en una guerra comercial.

Contenido

La relación entre Japón y Corea del Sur es tensa desde hace ya muchos años, recordemos que, en primer lugar: son vecinos muy cercanos, lo que a veces trae problemas de convivencia, y ambos son aliados principales de Estados Unidos en Asia. Además, recordemos que por ejemplo, durante la Segunda Guerra Mundial, Corea del Sur, era parte del territorio japonés y sus habitantes fueron víctimas de crímenes de guerra. Algo que al parecer todavía despierta cierto rencor.

Pero este jueves 22/08 la situación se tensó en la actualidad, movida entre otras cosas por las pruebas de misiles que esta realizando su otro vecino norcoreano, Kim Jong Un. Hoy, Corea del Sur decidió dejar de lado un acuerdo para dejar de compartir información militar confidencial con Japón. "No sirve a nuestro interés nacional", dijeron desde Seúl (ciudad capital surcoreana).

Lo que acabó fue el GSOMIA,  el Acuerdo de Seguridad General de Información Militar. El mismo tendría que haber sido renovado el próximo sábado pero Corea del Sur, frente a previas decisiones comericales de Japón a principios de mes, la cuál consistió en eliminar a Seúl de la lista de socios comerciales del país, decidió retirarse. 

Esto, como ya dijimos es un gran golpe para Estados Unidos y para el mundo, quien no puede soportar otra guerra comercial cuando la que se libra entre Trump y Xi Jingping ya nos está ahogando. El acuerdo fue impulsado y concretado por la administración Obama, ya que su objetivo era: promover una mayor cooperación de defensa entre sus dos aliados del noreste de Asia. Adiós plan demócrata. El plan se renueva desde 2016.

Por su parte, las autoridades japonesas, como el Ministro de Relaciones Exteriores, Taro Aso, dijo que la medida era "extremadamente lamentable". Al mismo tiempo alertó que esto era claramente una victoria para Kim en Corea del Norte, quien se mostrará más confiado tras la ruptura de la alianza asiática.

Recordemos que el líder norcoreano, hasta hace 1 semana atrás lanzaba misiles de prueba sobre su costa, o por lo menos eso fue lo que denunciaron desde Corea del Sur. De acuerdo con la información dada a conocer, las últimas pruebas de misiles por parte de Kim Jong Un, podrían llegar hasta Corea del Sur, su homólogo y uno de sus mayores enemigos. Aunque cuando esto ocurrió Trump no denunció los ataques y se puso del lado de sus aliados, calló y de alguna forma aprobó los lanzamientos.

Sin embargo, el enfrentamiento entre Japón y Seúl había comenzado previamente cuando Japón impuso restricciones a la exportación de tres materiales químicos a Corea del Sur. Pero estos componentes no eran cualquiera, eran claves para la economía del país que se basa en la producción tecnológica.

Estas condiciones son las que ponen en alerta al mundo, ya que así comenzó el año pasado la guerra comerciales entre China y Estados Unidos. Desde Seúl aseguran que las sanciones japonesas podrían tardar casi 90 días en sentirse en las exportaciones y en la economía en general. Mientras tanto, desde las compañías de Estados Unidos, aseguran que eso podría causar una interrupción de la cadena de suministro global. 

Si bien los roces y desacuerdos entre Japón y Corea del Sur existen hace años, nunca han sido importantes ni tenido relevancia suficiente a nivel internacional, solo que ahora lo son porque Japón tiene mayor protagonismo en el mercado internacional y el mundo no está en condiciones de enfrentarse a otra guerra comercial, así como la economía estadounidense tampoco podría soportar la caída de empresas.

"Si Japón y Corea se están separando, no es todo culpa de Estados Unidos, pero dice algo sobre la debilidad del liderazgo estadounidense", dijo a Bloomberg Euan Graham, el director ejecutivo de La Trobe Asia 

Para el presidente Donald Trump esto también es un gran golpe, ya que sus dos aliados en Asia, frente a sus enemigos China y Corea del Norte, ahora están enemistados y más que nunca. Tanto, que el líder Kim se refirió a esto diciendo que la decisión "provocó un cambio significativo en el entorno de la cooperación de defensa", que por supuesto lo beneficia.

Por otro lado, lo que aseguran algunos medios es que la disputa entre Japón y Corea del Sur fue potenciada con la aprición de los correspondientes gobernantes, porque las relaciones parecían haberse mantenido estables hasta 2017, cuando la izquierda populista de Moon Jae-in tomó el poder en Corea del Sur, haciéndole frente al gobierno de derehca de Abe en Tokio. Si bein intentaron continuar con la buena racha, esto no duró lo suficiente.