Leído

LÍOS POR TODOS LADOS

Trump en la cuerda floja: su aparato mediático se aleja y las denuncias lo apuntan directamente

Vie, 11/10/2019 - 7:59pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Mientras continúa con su campaña presidencial en las distintas ciudades del interior de Estados Unidos, el presidente Donald Trump sigue acumulando enemigos y al parecer nada se traduce en triunfo para el y su adminsitración. Es así que por un lado, la ex embajadora de Estados Unidos en Ucrania, Marie Yovanovitch, se presentó en la Cámara de Representantes y aseguró que fue el propio Trump quien forzó su partida del cargo. Por otro lado, su gran aliado mediático dueño de Fox News, Rupert Murdoch, fue visitado por el fiscal general, William Barr, debido a las crecientes críticas que el mandatario estaba recibiendo por parte de su casi aparato propagandístico.

Contenido

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump parece estar hundido en su propia estructura política que lo ayudo a hacer una carrera en Washington DC y directamente convertirse en presidente, dado que fue un hombre millonario y celebridad que de un día para el otro, empujado por multimillonarios como él y una gran cadena de medios como lo es Fox News, llegó a ser presidente del país más importante del mundo, en referencia política y económica. Claro que esto en algún momento tenía que caer sobre sus hombros y al parecer este ya llegó.

Este viernes 11/10 fue el turno de Marie Yovanovitch, la ex embajadora de Estados Unidos en Ucrania, de acercarse a la Cámara de Representantes y decir su verdad y lo que sabe en cuanto al escándalo que involucra al presidente y a sus aliados, entre ellos su abogado estrella Rudy Giuliani. La misma aseguró que fue el mismo Donald Trump quien presionó para que ella sea removida del puesto debido a que muchos la veían como una amenaza para intereses financieros y políticos del gobierno de Trump en Ucrania. En otras palabras ellos querían investigar a Joe Biden y su hijo para intervenir en las elecciones 2020 y Yovanovitch se negaba.

La declaración de la ex diplomática llegó en un momento donde la Casa Blanca está en crisis y envuelta en un escándalo que parece ser más grande que la injerencia en las elecciones 2016 con el caso Rusiagate, ya que ahora desde el Departamento de Estado de Mike Pompeo obligan a los testigos a no presentarse a declarar. Esto ocurrió con Giuliani, el mismo Pompeo, y el ex embajador norteamericano en Europa, y según los demócratas volvió a ocurrir con Marie Yovanovitch el pasado jueves 10/10 a la noche cuando la quisieron persuadir de no declarar.

Recordemos que la Casa Blanca ya anunció oficialmente en una carta que no cooperaría con el caso que intenta iniciarle un juicio político al presidente, y claro menos en medio de una campaña política. En esta acción por parte de la administración Trump quedó claro que la guerra es entre el Congreso y el Poder Ejecutivo, oponiéndose completamente a los valores básicos de la democracia y la república.

Aunque esto no es todo lo que atormenta los días del presidente Trump y claro su campaña política de cara a las elecciones presidenciales de 2020, ya que al parecer su gran apoyo mediático que lo hizo llegar al poder, entre otras cosas por supuesto, y el aparato de propaganda política que monto alrededor de Fox News, al parecer ahora no lo está conteniendo lo suficiente. Y muchos ahora se preguntan: ¿qué es Trump sin los medios de comunicación que le son fieles? Todavía no hay respuesta a esa pregunta, pero quien si tiene sus temores frente a este escenario es el mandatario y sus aliados, entre ellos el fiscal general, William Barr.

Suena raro el decir que el fiscal general de un país es aliado del presidente, pero así son las cosas en el gobierno actual de Estados Unidos. Barr fue el mismo que estuvo involucrado en el escándalo de Ucrania, quien también filtró el reporte de Robert Mueller con respecto a la investigación del presidente y su coalición con Rusia en las elecciones 2016. Recordemos que Barr fue quien interpretó la totalidad del informe y solamente dijo "No collusion, no obstruction" ("Ni intervención, ni obstrucción" en español) y claro no encontró culpable al presidente. Es así como también Barr fue a visitar a Rupert Murdoch, el magnate de los medios y dueño de Fox News.

El multimillonario, republicano de 88 años es un fiel seguidor de Trump y gran aliado sin duda, por eso es que hizo de su cadena de televisión privada prácticamente una cadena estatal que solo elogiaba al mandatario. Sin embargo no todo fue color de rosa siempre porque durante las últimas semanas la relación entre Fox y Trump no fue de carne y uña ya que aparecieron más fuertes, muchas voces críticas de sus políticas y también se dieron a conocer encuestas donde no dejaban bien parado al mandatario. Por ejemplo el jueves 10/10 se publicó un sondeo que marcaba que 51% de los ciudadanos querían un juicio político.

A esto por supuesto le siguió la crítica del presidente diciendo que "Fox ya no es lo que era", y claro una vez que lo critican y ya explota el círculo de confianza y la estructura propagandística. Es así que con esa publicación en Twitter confirma que su gran respaldo es el apoyo mediático.

Aunque este viernes 11/10 la tensión con Fox fue aún mayor porque uno de los pocos periodistas que criticaban las acciones del presidente, Shepard Smith, anunció que se retiraría del canal y de la empresa de medios. “Recientemente le pedí a la compañía que me permitiera dejar Fox News y comenzar un nuevo capítulo. Después de solicitar que me quedara, gentilmente lo obligaron", explicó el periodista en su discurso de despedida en vivo para luego decir que fue un privilegio informar "sin temor ni favor", lo que sin duda fue una clara muestra de que no aguantaba más el apoyo a Trump.

Pero ahora volviendo a la visita de Barr a Murdoch, la cita informada por primera vez por The New York Times fue sorpresiva y con falta de claridad ya que todavía no se sabe el motivo de la reunión. Claro que la opinión más popular es que Barr fue a presionar al dueño de Fox con respecto a las últimamente constantes críticas y mala información que se da acerca del presidente y su gabinete. Esta teoría presentada por muchos se podría confirmar con el cambio de actitud en cuanto a la figura del presidente al otro día. La red Fox volvió a estar de lado de Trump en cuestión de horas. 

También tengamos en cuenta el rechazo de muchos republicanos, quienes se consideran cercanos al presidente, como Lindsey Graham o Marco Rubio, que surgió en las últimas semanas con respecto al accionar de la Casa Blanca en el norte de Siria y el consecuente abandono del pueblo kurdo. A esto por supuesto también se le suma la gran cantidad de escándalos en los que está involucrado Trump y con los que nadie quiere ser relacionado, mucho menos un magnate de los medios.

Al parecer, ahora y de cara a las elecciones 2020, que todo indica que no serán otra vez un triunfo de Donald Trump, Fox News, o por lo menos algunos periodistas, intenta hacerse a un lado y despegarse de la figura del presidente y tal vez dejar de ser relacionado con un periodismo puramente de extrema derecha. Claro que no será tan fácil porque durante los último 4 años se dedico exclusivamente a defender a Trump, es por eso que hay que ver como será recibido por el público en un futuro tal vez sin Trump. Aunque claro seguirá siendo el canal del electorado conservador.