Leído

PARTIDO DEMÓCRATA

Precandidata progresista domina el 1° debate mientras afuera gritan "Miami, no socialismo"

Jue, 27/06/2019 - 11:27am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El exvicepresidente Joe Biden lidera las encuestas de la interna demócrata, seguido de Bernie Sanders y Elizabeth Warren, ambos representantes del ala más progresista del Partido Demócrata. Warren se llevó los aplausos en la noche del 26/6, en el primer debate demócrata (que no incluyó a Biden y a Sanders). El jueves por la noche habrá un 2° debate con otros candidatos (en esta ocasión sí participarán esos 2 precandidatos). Hay 25 postulantes a ser el nominado demócrata a la presidencia en 2020.

Contenido

10 precandidatos demócratas tuvieron en la noche del miércoles 26/6 su primer debate, de cara a la elección presidencial de 2020. 

Entre los participantes destacó la senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren, quien se encuentra en las encuestas de opinión compitiendo por el 2° puesto con Bernie Sanders. 

El 1° puesto en los sondeos se lo lleva el exvicepresidente Joe Biden. 

Biden y Sanders no participaron, pero participarán de un 2° debate este jueves 27/6 por la noche. 

Hay 25 postulantes a ser el candidato demócrata a las elecciones presidenciales de 2020.

Warren, así como Sanders, representa al ala progresista del Partido Demócrata.

Los temas que atravesaron el debate del miércoles, celebrado en Miami, fueron la crisis migratoria en la frontera sur de USA, la economía, el sistema de salud, la desigualdad, la política exterior, las promesas sobre inmigración, los derechos reproductivos y el cambio climático.

Warren, de 70 años, habló sobre la desigualdad económica. Dijo que la economía iba "fantástico" para los ricos pero no para las personas comunes. 

"Cuando tienes una economía en la que le va muy bien a aquellos que tienen dinero, pero no tan bien a los demás, eso es corrupción pura y simple", afirmó, prometiendo un "gran cambio estructural".

Warren fue profesora de Derecho y luego senadora. Entre sus propuestas están disminuir el poder de la industria financiera en Washington y establecer un impuesto a la riqueza.

La precandidata siempre se ha presentado como descendiente de indios nativos americanos. Esta herencia fue puesta en cuestión, Warren acusada de explotarla o directamente inventarla para sacar provecho. En 2018, para acallar esas críticas, ella publicó el resultado de un test de ADN que establecía que probablemente haya tenido un ancestro nativo americano entre 6 y 10 generaciones atrás. La publicación de este documento cayó mal a la nación cherokee, y Warren pidió disculpas a la comunidad indígena. 

Durante el debate del miércoles, el Presidente estadounidense, Donald Trump -quien sorprendentemente no fue el foco de la noche- tuiteaba sus opiniones sobre lo que iba viendo. Se encontraba a bordo del avión presidencial, camino a Japón, adonde se dirige para atender al G-20. 

"Aburrido", tuiteó Trump. "Creo que todos lo están haciendo muy mal", declaró en una escala en Alaska.

Si bien hubo consenso en cuanto a la crítica del manejo del Presidente de la economía y el tema migratorio, hubo fuerte divergencia en cuanto a cuán agresivamente debería el próximo presidente buscar transformar el país en dirección liberal, explica el diario The New York Times. 

En temas como sistema de salud y control fronterizo, Warren "corrió por izquierda" a varios de sus contrincantes, llamando a "cambios estructurales en el gobierno, la economía y el país." 

En cuanto a la salud, Warren apuesta por un sistema universal de cobertura sanitaria. "Lo que les digo es que lucharé por ello. La cobertura sanitaria es un derecho humano básico. Y lucharé por los derechos humanos básicos", aseguró.

Otros candidatos, sin nombrarla directamente, aludieron a algunos de sus proyectos como irrealizables.

La precandidata Amy Klobuchar, por ejemplo, sugirió que ciertos planes progresistas ambiciosos, como la educación universitaria gratuita, o considerar a los cruces de frontera ilegales como una ofensa civil en lugar de criminal, podrían ir demasiado lejos.

Mientras el debate tenía lugar, relata el diario El Comercio, simpatizantes demócratas y republicanos se manifestaban y se gritaban entre sí en la puerta del teatro Arsht Center, sede de la cita, revela el portal SwissInfo.

"MIAMI no socialismo, no comunismo, somos capitalistas", decía una pancarta de los conservadores. "No conviertan Estados Unidos en otra Venezuela", decía otro cartel.

Del otro lado, otra pancarta llevaba la respuesta: "Mantengan a los inmigrantes, deporten a los republicanos".

Un dato de color, algunos participantes aprovecharon la oportunidad para alardear de su español, en particular cuando tuvieron que discutir sobre la inmigración. "La situación es ahora inaceptable", dijo Cory Booker en español, con respecto a la crisis en la frontera mexicana. "El Presidente ha atacado y demonizado a los inmigrantes. Voy a cambiar esto."

Participaron del 1° debate: el senador por Nueva Jersey, Cory Booker, el excongresista de Texas, Beto O'Rourke, el exsecretario de Vivienda, Julián Castro, la senadora por Minnesota, Amy Klobuchar, la congresista hawaiana, Tulsi Gabbard, el gobernador de Washington, Jay Inslee, el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, el congresista de Ohio, Tim Ryan, el excongresista de Maryland, John Delaney, y la senadora por Massachusetts, Elizabeth Warren.

El jueves por la noche debatirán: el exvicepresidente Joe Biden, el senador Bernie Sanders, la senadora Kamala Harris, el alcalde de South Bend, en Indiana, Pete Buttigieg, la senadora por Nueva York, Kirsten Gillibrand, el senador por Colorado, Michael Bennet, el exgobernador de Colorado, John Hickenlooper, el congresista californiano, Eric Swalwell, la autora new age Marianne Williamson, y el empresario tecnológico, Andrew Yang.