Leído

TOQUE DE QUEDA

También Ecuador / FMI quieren resolverlo todo con un bono salarial

Dom, 13/10/2019 - 10:17am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, dijo que revisaría el decreto que elimina los subsidios al combustible con los grupos indígenas y sociales que han liderado protestas masivas en su contra, pero no indicó que él piense en revocarlo tal como le habían exigido. A su vez, él propondrá a empresas privadas pagar un bono de US$20 mensuales a sus empleados para compensar la situación económica que él empeoró (recordar que en Ecuador la moneda oficial es el dólar estadounidense, algo que además exige equilibrio fiscal genuino, algo que Moreno ha perdido).

La Conferencia Episcopal Ecuatoriana y la ONU anuncian para este 13/10, primer diálogo entre Gobierno y dirigencia indígena.
Contenido

En un mensaje por televisión, Lenín Moreno sostuvo que “buena parte” de la ciudad de Quito y el valle que la rodea estaba en calma después de que los militares impusieron un toque de queda, tras duros enfrentamientos entre la policía y manifestantes. 

La restricción permanecerá vigente hasta nuevo aviso, añadió Moreno.

Más temprano, la principal organizadora de protestas, la confederación indígena CONAIE, dijo que había acordado mantener conversaciones directas con Moreno para discutir la derogación de las medidas que pusieron fin a los subsidios al combustible.

Naciones Unidas en Ecuador informó en su cuenta de Twitter que una primera reunión entre el gobierno y los grupos indígenas se realizará el domingo 13/10 a las 15:00 hora local en Quito.

Moreno también dijo, en su mensaje por televisión, que propondría exigir que las compañías privadas paguen a los empleados un bono de US$ 20 por mes.

Esto supone trasladar al capital privado los problemas que han ocasionado las políticas públicas.

Entre otras iniciativas, el presidente de Ecuador acordó "analizar y revisar" el Decreto 883, medida clave que desencadenó las fuertes protestas en el país.

La quita de subsidios al combustible ha sido tan brutal como en la Argentina, origen del derrumbe de Mauricio Macri.

Lenín Moreno ha anunciado 5 resoluciones después de que las violentas protestas contra el 'paquetazo' llegaran a su 10mo. día en el país. 

El toque de queda en Quito "hasta el próximo aviso" fue la 1ra. medida.

La 2da. fue prometer "analizar y revisar, conforme al pedido que han hecho organizaciones indígenas y sectores sociales, el decreto 883" —que establece el alza de los combustibles en el país— "para estudiar sus efectos, para asegurar que los recursos lleguen al campo, para que las comunidades y los beneficiarios manejen sus propios recursos".

La 3ra. fue proponer "un bono de US$ 20 mensuales que pagarán las empresas privadas a sus empleados". 

Moreno también dijo que están trabajando para ayudar a quienes han sufrido las consecuencias negativas de la paralización.

En el proyecto de ley, que se enviará a la Asamblea, "se incluirán impuestos para grandes empresas para que aquellos que más ganan también sean más que contribuyan al país", recalcó.

En cuanto a ese proyecto de ley, Moreno también dijo haber recibido "la preocupación de funcionarios públicos respecto a la reducción de sueldos por renovación de contratos ocasionales y sobre recorte de vacaciones" y prometió analizar el asunto.

"Con quienes tengan la decisión de dialogar, lo haremos. Ese proceso tiene avances, espero darles pronto buenas noticias", anunció el mandatario.

Image
Mortero casero en las calles de Quito.
Mortero casero en las calles de Quito.

En tanto, la Confederación de Nacionalidades Indígenas de Ecuador (CONAIE) anunció que acepta participar del diálogo propuesto por Moreno, y el alcalde de Quito, Jorge Yunda, informó que el mandatario "ha aceptado analizar el decreto 883", que desencadenó estas fuertes protestas, establece la eliminación de los subsidios a los combustibles y, por ende, el aumento de sus precios.

"Han sido días difíciles, pero vamos a sacar al país adelante", destacó Moreno, quien volvió a acusar como responsables de "la violencia nunca antes vista" a "las fuerzas oscuras vinculadas a la delincuencia política organizada y dirigida por [Nicolás] Maduro y [Rafael] Correa en complicidad con el narcoterrorismo".

Ninguna mención al ajuste que le exigió el FMI y él ejecutó.

El FMI reclamó el alza de los combustibles y el envío de reformas laborales y tributarias al Parlamento... pero Moreno dice que todo es culpa de Maduro y Correa.

Moreno ya responsabilizó días atrás a Maduro y Corea de estar "detrás de un intento de golpe de Estado" llevado a cabo por "individuos externos pagados y organizados".

"El sátrapa de Maduro ha activado junto con Correa su plan de desestabilización", dijo Moreno.

Curiosamente, es lo mismo que denuncia Moreno cada vez que está en problemas.

El mandatario venezolano respondió a estas afirmaciones bromeando sobre su supuesta capacidad de influir en la política interna de los países de la región. "Ayer salió el presidente Lenín Moreno a decir que lo que pasa allá es culpa mía, que yo muevo mis bigotes y tumbo gobiernos".