Leído

SIN DIÁLOGO

Se radicalizan las protestas en Ecuador: 5 muertos y llaman a cerrar pozos petroleros

Vie, 11/10/2019 - 9:36am
Enviado en:
Por Urgente24

La Defensoría del Pueblo de Ecuador informó de 5 muertos por las protestas en ese país, aunque la cifra no coincide con las que dieron a conocer la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) y el Gobierno. Los manifestantes retuvieron a 10 policías y a una veintena de periodistas que luego fueron liberados. El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, anunció la radicalización de la protesta que contempla “cerrar las llaves de los pozos petroleros”. La muerte de dos miembros de la Conaie terminó con las chances de un diálogo con el Gobierno.

El féretro de Segundo Inocencio Tucumbi, la muerte que desató la radicalización de los indígenas (Foto: EL COMERCIO)
Contenido

La muerte este jueves (10/10) de dos miembros de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie) derivó en un agravamiento de la crisis ecuatoriana y la radicalización de las protestas que incluirían el cierre de las llaves de los pozos petroleros.

Tras la muerte de los dos dirigentes durante las protestas en contra de la eliminación del subsidio a los combustibles, los comuneros retuvieron a 10 policías acusándolos de infiltrados, aunque luego fueron liberados.

 

 

Pero antes, la dirigencia instaló la Asamblea de la Conaie y ahí se resolvió la “radicalización” de las medidas de hecho. El pliego de pedidos al Gobierno se anunció con los diez uniformados retenidos sobre la tarima del Ágora de la Casa de la Cultura. Sobre sus cuellos pusieron banderas alusivas a Pachakutik, el brazo político del movimiento indígena.

Además, retuvieron por más de seis horas a una veintena de periodistas, según informó el portal ecuatoriano El Comercio, para que “evidencien la violencia de la que son víctimas” y cubran la misa de cuerpo presente de uno de los indígenas fallecidos.

 

 

Las tres condiciones de los indígenas para aceptar un acercamiento con el gobierno de Lenín Moreno son:

La primera: la separación de los ministros de Gobierno, María Paula Romo, y de Defensa, Oswaldo Jarrín.

La segunda: que se derogue el Decreto 883, con el cual se eliminó el subsidio a los combustibles.

 

 

La tercera: que el Gobierno “se haga responsable” por las personas que fallecieron durante las protestas.

El presidente de la Conaie, Jaime Vargas, anunció además que parte de la radicalización contempla “cerrar las llaves de los pozos petroleros”.

Sobre los muertos, la Defensoría informó que son cinco civiles, incluido un dirigente indígena.

“La primera víctima es un hombre que falleció al ser atropellado el domingo en la provincia de Azuay. Las otras cuatro personas murieron en Quito”, indicó una fuente de ese organismo a AFP.

 

 

Pero el Gobierno sólo confirmó la muerte de dos personas.