Leído

MÉXICO

Qué vías tiene Trump para designar 'terroristas' a los narcos y qué consecuencias tendrá

Jue, 28/11/2019 - 12:17pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Existen 2 vías para designar a un grupo como terrorista. La designación más severa, la de "Organización Terrorista Extranjera", que abriría la puerta a una intervención unilateral en suelo mexicano para compatir a los narcos, requiere de la aprobación del Congreso.

Contenido

En la noche del martes, el presidente estadounidense, Donald Trump, dijo en entrevista en el programa de radio del periodista Bill O'Reilly que se encuentra trabajando para poder designar a las organizaciones narcotraficantes de México como "terroristas", lo que le permitiría lanzar operaciones para combatirlos sin autorización del gobierno mexicano. 

El presidente Andrés Manuel López Obrador, AMLO, ya ha manifestado su oposición. “México no admitirá nunca acción alguna que signifique violación a su soberanía nacional. Actuaremos con firmeza”, dijo el canciller mexicano, Marcelo Ebrard. 

"Sabes que denominar (terrorista a un grupo) no es tan fácil. Tienes que pasar por un proceso y estamos bien metidos en ese proceso", dijo Trump

¿Qué significaría realmente la designación y cómo podría lograrse?

Primero hay que entender que USA tiene diferentes formas y grados para clasificar a una organización como terrorista, explicó a la BBC el experto mexicano Mauricio Meschouan. 

"La más severa es la de organización terrorista extranjera, que la decide el Departamento de Estado de Estados Unidos”, dijo. 

Instituciones como el departamento de Estado y la Oficina de Control de Activas Extranjeros pueden tener diferentes definiciones de terrorismos. Solamente establecen cierto perfil. Es por eso que la decisión, al final del día, es política.

“Cuando se toma la decisión política, se hace que (el grupo) cumpla los objetivos (para ser considerado terrorista)”, explicó Meschoulam

Según información disponible en el sitio web del departamento de Estado recogida por Aristegui Noticias, existen 2 maneras con las que el gobierno de USA puede designar a grupos criminales como organizaciones terroristas:

"La primera es a través de la Ley de Inmigración y Nacionalidad para designar a un grupo como 'Organización Terrorista Extranjera' (FTO, por sus siglas en inglés), y la segunda a través de la Orden Ejecutiva 13224 para nombrar a una organización como 'Terroristas Globales Especialmente Designados' (SDGT, por sus siglas en inglés). Entre las organizaciones que han sido designadas como FTO están el grupo palestino Hamas y la organización islámica nigeriana Boko Haram. Entre los grupos enlistados como SDGT están Hezbolá, del Líbano, y el Ejército de Liberación de Baluchistán, que opera en Afganistán", explica el portal. 

"Para designar a un grupo como FTO, corresponde a la Oficina de Coordinación para el Contraterrorismo del Departamento de Estado identificar y elaborar un 'récord administrativo' que respalde tal clasificación." Tras emitir ese reporte, el Departamento de Estado debe consultar con la Fiscalía General y el Departamento del Tesoro, y el Congreso tiene 7 días para revisar dicha medida. Si no hubiese objeciones, se concreta la designación.

En cambio, para la designación de una organización como SDGT, no se requiere aprobación del Congreso.

Entre las consecuencias que tendría la designación, la acusación de terrorismo podría extenderse a cualquiera que colabore con ellos, como vendedores de droga locales o incluso clientes, señaló Sanho Tree, experto en políticas de antinarcóticos del think tank estadounidense Instituto de Estudios de Política, a la BBC. “Si los cárteles son denominados organizaciones terroristas extranjeras, los fiscales federales tendrían de repente un incentivo para acusarlos de crímenes terroristas, ya que este tipo de cargos son más noticiosos y prestigiosos”, explicó Jesse Norris, profesor de justicia penal en la Universidad Estatal de Nueva York en Fredonia al mismo medio. Es decir, los primeros perjudicados por la designación no serían los peces gordos del narcotráfico sino el último eslabón de la cadena. Por otro lado, “ya no necesitarían una orden de arresto para inspeccionar una casa o meterse en un equipo de cómputo porque el enfoque en materia de terrorismo es actuar antes de que el ataque ocurra”, explicó Meschoulam

En última instancia, la consecuencia más grave que podría tener la designación es la ejecución de operativos militares unilateral en territorio mexicano.

"Lo más grave que podría hacerse serían las misiones de combate que violen la soberanía y territorialidad de México… Los cárteles dejarían de ser una amenaza a la seguridad pública y pasarían a ser una amenaza a la seguridad nacional”, apuntó Meschoulam, que “duda mucho” de que algo así llegue a suceder. Si bien la designación abriría la puerta a un escenario así, USA elegiría qué acciones tomar. “Por ejemplo, este año la Guardia Revolucionaria de Irán fue incluida en la lista. Se determinaron sanciones financieras, congelamiento de bienes… Pero no ha habido un comando estadounidense yendo a capturarla”, recordó Meschoulam.

Según dijo Jana Nelson, experta sobre México en el think tank Wilson Center en Washington, en México se percibe que lo que alimenta al narcotráfico está del otro lado de la frontera, por las armas que se les venden en USA y por el consumo de drogas de los estadounidenses.