LATINOAMÉRICA

¿NEGOCIACIÓN POSIBLE?

Maduro lanza una oferta a Trump

Nicolás Maduro intenta salir del encierro diplomático regional en que se encuentra Venezuela. El aparente fracaso de su rival Juan Guaidó y la salida de John Bolton de la Casa Blanca, le abren una ventana de oportunidad que, pese a su habitual torpeza para estas cuestiones, intenta aprovechar.

De acuerdo a medios informativos de Rusia, el presidente venezolano, Nicolás Maduro, dijo esperar mantener conversaciones directas con  Donald Trump, si Washington DC reenfoca su política hacia Venezuela.

"Сlaro que sí, si el presidente de USA, Donald Trump, algún día decidiera rectificar la política equivocada que heredó de Barack Obama (…) yo estaría dispuesto, nosotros estaríamos dispuestos a iniciar el proceso de conversaciones, de diálogo (…) para intentar establecer una relación de respeto", dijo Nicolás Maduro, entrevistado por la cadena rusa Rossiya 24.

Maduro opinó que "al presidente (Trump) lo llevaron a una política nefasta" hacia Caracas y aseguró que la misma "ha fracasado".

En enero, USA decidió apoyar la autoproclamación del líder opositor Juan Guaidó como mandatario encargado del país.

Desde entonces, Trump ha intensificado las sanciones a colaboradores de Maduro y ha adoptado medidas punitivas de carácter comercial y financiero. 

Washington DC afirma que con esas restricciones económicas busca dejar sin recursos al Gobierno venezolano, aunque Caracas apunta a que las sanciones afectan a todos los venezolanos porque impiden la compra de medicinas y alimentos.

Pero recientes fotografías y un video difundido acerca de Guaidó acompañado de un narcotraficante famoso y un alcalde colombiano acusado de corrupción, han comenzado a deteriorar al tal Guaidó.

Noruega

En tanto, Noruega intenta fortalecer el proceso de negociación que tutela, entre representantes de Maduro y Juan Guaidó, "si es que se retoma bajo alguna nueva modalidad porque el esquema que se trabajó desde mayo hasta julio se agotó. Maduro actuó de mala fe y con deslealtad. Cuando íbamos a tomar decisiones de fondo como lo es de convocar elecciones libres y competitivas y la reinstitucionalización de los poderes públicos el gobierno se paró de la mesa; esto es porque dentro del oficialismo hay contradicciones entre factores de poder que no pudieron conciliar posiciones", según le dijo a la web Infobae América

El abogado constitucionalista Gerardo Blyde, uno de los delegados de Guaidó en las negociaciones que, a su juicio, "fue seria y hubo respeto de acuerdos de confidencialidad por un tiempo. El oficialismo se paró de la mesa sin argumentos sólidos. Fueron 60 días de suspensión de conversaciones y cuando los noruegos volvieron a Caracas hace unos días para tratar de retomar los contactos ya era tarde. Maduro había tomado la decisión de armar una mesa de diálogo en paralelo con factores políticos con poca representatividad en la sociedad venezolana y eso no fue informado a Noruega, eso es mala fe".

Blyde, dirigente de oposición y uno de los delegados de Juan Guaidó, Presidente Encargado, en las negociaciones con el régimen de Nicolás Maduro facilitadas por Noruega, ha sido el vocero y quien ha detallado los puntos más importantes que se abordaron en las mesas que se instalaron en Oslo y Barbados. Un proceso que terminó fulminando el propio Nicolás Maduro.

Otro de los factores que, a juicio de los voceros opositores, hizo fracasar el diálogo fue "el hecho de que en Barbados solo haya estado la representación de Nicolás Maduro. No había gente de los otros grupos que se dividen el poder dentro del oficialismo y tampoco había enlace con los militares. Creemos que al sector castrense no se le ha hablado con claridad y no se la ha explicado lo que se propuso en la mesa. Por eso es importante que ellos sepan que pasó y cuál es la propuesta de las fuerzas democráticas, la creación de un consejo de gobierno plural que llevará un gobierno de transición, en donde las Fuerzas Armadas tendrían representación, entre otros asuntos".

Los contactos de los noruegos se iniciaron a fines de 2018 y hubo varias visitas a Caracas. "hubo diálogo con muchos sectores políticos y sociales del país: gobierno, oposición, iglesia, gremios, universidades, mucha gente fue consultada. El proceso estaba previsto para el mes de junio pero los sucesos del 30 de abril (en donde hubo un pronunciamiento militar en contra de Maduro pero sin éxito) lo precipitó", señaló Gerardo Blyde.

En este caso, se confirma la tesis de que Nicolás Maduro expresa su disposición a negociar con factores antagónicos de poder cuando su situación es vulnerable. "No estamos hablando de gobierno y oposición en una negociación los dos sectores somos gobierno. Maduro dejó de ser un gobernante democrático luego del 20 de mayo de 2018 cuando convocó a elecciones fuera de tiempo, escogiendo a sus rivales, inhabilitando, excarcelando y exiliando a líderes de la oposición. Ese fue un punto de inflexión entre la comunidad internacional que sabe que en Venezuela no hay democracia", añade.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario