Leído

FINAL DEL GOBIERNO DEL MAS

Evo Morales no resistió el reclamo militar y renunció a la Presidencia de Bolivia

Lun, 11/11/2019 - 11:32am
Enviado en:
Por Urgente24

Evo Morales Ayma no es más presidente de Bolivia. A las 16:51 de este domingo 10/11, el líder de MAS que había llegado al poder en enero de 2006, renunció a la presidencia del país, luego de haberse quedado sin el respaldo de la Policía y las FFAA que tras un motín y un pronunciamiento oficial, respectivamente, habían sugerido su renuncia. “Nuevas elecciones con nuevo tribunal electoral”. La decisión asumida aún por el presidente del Estado, Evo Morales Ayma, no bastó. En esa conferencia convocada a las 7:00 de este domingo había decidido no renunciar, pero su permanencia en Palacio Quemado se había venido a pique porque el informe preliminar de la OEA, que hace una auditoría a las elecciones del 20 de octubre, había establecido irregularidades importantes en el conteo de votos. “Por qué decidí esta renuncia, para que (Carlos) Mesa y (Luis Fernando) Camacho no sigan persiguiendo a mis hermanos, dirigentes sindicales, para que Mesa y Camacho no sigan secuestrando y maltratando a los familiares de nuestros dirigentes sindicales como le hermano Teodoro Mamani en Potosí. Para que non sigan perjudicando a comerciantes y a transportistas que no dejan trabajar en Santa Cruz”, dijo Evo al confirmar su salida.

Contenido

El presidente de Bolivia, Evo Morales, ha renunciado después de que los militares reclamaran su salida.

Poco antes, el jefe del Ejército, Williams Kaliman, había pedido su renuncia: “Luego de analizar la situación conflictiva interna, sugerimos al presidente del Estado que renuncie a su mandato presidencial, permitiendo la pacificación y el mantenimiento de la estabilidad por el bien de nuestra Bolivia”.

Acorralado por una protesta de 18 días, que pedía la anulación de las elecciones del 20 de octubre en las que fue reelegido, el mandatario boliviano ya había cedido este domingo a la presión y había anunciado nuevos comicios, después de que la Organización de Estados Americanos (OEA) hiciera pública una auditoría del proceso electoral en la que se aseguraba que no se siguieron los procedimientos adecuados y hubo “contundentes” irregularidades, por lo que exigía su anulación.

Siguiendo la recomendación de la OEA, Morales anunció —en un mensaje televisado de madrugada— su intención de “renovar la totalidad de vocales del Tribunal Supremo Electoral”.

El mandatario insistió en que con su decisión perseguía “bajar toda la tensión” y “pacificar Bolivia”.

La Fiscalía General anunció una investigación contra los vocales del Tribunal Electoral sospechosos de irregularidades. La presidenta del organismo, María Eugenia Choque Quispe, presentó acto seguido su dimisión.

La oposición, liderada por el candidato y expresidente Carlos Mesa, quería que Morales y su vicepresidente, Álvaro García Linera, aseguraran que no participarían en las nuevas elecciones, así como un acuerdo plural para elegir un Tribunal Electoral creíble.

Los responsables de las protestas que convulsionan el país creen, en cambio, que la renovación del órgano electoral es insuficiente y piden renovar todos los poderes del Estado y crear una “junta de gobierno” transitoria, elegida por el pueblo sublevado, que se encargue de los nuevos comicios.

Pasadas las 16:30 de este domingo, el comandante general de la Policía Boliviana, Vladimir Yuri Calderón, junto al fiscal distrital de La Paz, precintaron las puertas del Tribunal Supremo Electoral (TSE) después de que la Fiscalía instruyera la búsqueda y captura de los vocales electorales sindicados de las irregularidades detectadas por la OEA a las elecciones en Bolivia.

En la mañana dominical se conoció un primer reporte de la auditoría realizada por la OEA al proceso electoral que evidenció una serie de irregularidades en el proceso de Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) y Cómputo Oficial, por lo que el equipo auditor "no puede validar las elecciones generales del 20 de octubre de 2019" y recomienda un nuevo proceso electoral con nuevas autoridades electorales.

“Se instruyó al director nacional de Interpol para que se declare alerta internacional ante la posible salida de estas autoridades de Bolivia. Sabemos que se ha activado una alerta azul en el exterior de nuestro país, la investigación se está activando para los vocales y a todos los que estén implicados en el posible fraude detectado por el informe de la OEA”, declaró Calderón.