Leído

TAMBIÉN LUEGO DE LA TENSIÓN

En El Salvador, el concepto de democracia está en crisis: Parlamento vs Ejecutivo

Mie, 12/02/2020 - 4:49pm
Enviado en:
Por Urgente24

No hace ni un año que Nayib Bukele, quien hasta el momento se presentaba como el presidente millenial de los salvadoreños, asumió el poder en El Salvador que ya está atravesando una gran crisis política que incluyó enfrentamientos con el Parlamento, militares en las calles y los recuerdos de un dictadura. Si bien el momento mas tenso parece ya haber pasado, ya que el presidente se comprometió a no utilizar militares en el país, la gran pregunta es: ¿es el Salvador otro de los países donde el actual gobierno tiene dudas sobre el concepto de democracia? ¿Qué esperar para el futuro?

Nayib Bukele, presidente de El Salvador, ocupando el Parlamento.
Nayib Bukele, presidente de El Salvador, ocupando el Parlamento.
Contenido

El problema comenzó el pasado 09/02 cuando los legisladores del Parlamento de El Salvador se negaron a darle luz verde a una de las propuestas del presidente Nayib Bukele, quien asumió el cargo en febrero de 2019 y ya está enfrentando su primer crisis política. El objetivo del presidente que había comunicado al Congreso era pedir un préstamo por nada más y nada menos que US$ 109 millones, el cuál era clave para financiar la estrategia de seguridad que propone su gobierno. 

Recordemos que los niveles de violencia en El Salvador fueron los más altos registrados en mucho tiempo, por supuesto en tiempos democráticos. La violencia que existe en las calles no solo se ve con las personas en las calles sino que también con periodistas que intentan hacer su trabajo y son censurados, amenazados y hasta perseguidos por grupos de personas a quienes no permiten que esa información sea revelada. Claro que la situación está potenciada por un declive económico. 

Al parecer el electorado no estaba conforme con la situación del país hasta el momento, ya que decidió darle una oportunidad al joven de 38 años que llegaba con ideas distintas a las que gobernaron el país durante los últimos años. Claro que también la elección de Bukele fue una iniciativa del pueblo en dejar de lado el sistema bi partidista en el que estuvo sumido durante los últimos 30 años.

El Salvador es un país de América Central ubicado junto al Océano Pacífico, además limita con Guatemala y Honduras. Aunque el mismo fue víctima de los bi partidismos entre un fuerte partido de derecha, Alianza Republicana Nacionalista (Arena) y un partido de izquierda y guerrilla protagonista de la guerra civil, el Frente Farabundo Martí para la Liberación Nacional (FMLN). En las últimas elecciones el FMLN no alcanzó ni siquiera el 10% de los votos, confirmando de esta forma el hundimiento del sistema político.

Sin embargo, la figura salvadora que representaba Bukele se vio en jaque durante la última semana cuando decidió enfrentarse al Poder Legislativo y sacar a los militares a la calle cuando estos se negaron a darle lo que él pedía. Un clásico enfrentamiento entre Ejecutivo y Legislativo que esta vez superó sus límites. La división de poderes tiene como objetivo el control de la democracia y por supuesto el evitar que se produzcan dictaduras. Sin embargo, el pasado 10/02, El Salvador parecía una escena de los años 70', donde reinaban los militares en todo América Latina. 

Aunque no solo eso, ya que Bukele se sentó frente al Parlamento y aseguró estar amparado por el derecho otorgado por Dios para estar frente a la sesión, como si fuera una monarquía absoluta. Claro que después de llamar al pueblo a levantarse y casi ser protagonista de un auto golpe de Estado, la situación en el país se calmó. "Aunque no compartamos lo resuelto por la Sala de lo Constitucional, lo acataremos”. "En todo momento ser respetuoso del principio de separación de poderes”, explicó Bukele este miércoles 12/02 poniendo fin al conflicto pero sin aceptar su mal juicio. 

Si bien ahora todo parece calmo y Bukele ha aceptado no intervenir las decisiones parlamentarias ni utilizar al Ejército en este tipo de situaciones, muchos analistas aseguran que "esto no fue nada más y nada menos que un "coupe d’etat fallido y que tiene graves consecuencias porque se rompe simultáneamente la institucionalidad y aleja a los poderes del Estado", explicó el analista político, Ricardo Martínez a Sputnik. Y claro, se espera que haya otro intento por el estilo. 

Al parecer. al igual que ocurrió en los distintos países de Latinoamérica durante la segunda mita del 2019, El Salvador se suma a los países con una profunda crisis política que al parecer recién está comenzando. Bolivia, Colombia, Ecuador y Chile, por distintas razones, todos estos países estuvieron en el ojo público durante semanas a causa de que sus respectivos gobiernos y en algunos casos, parte de la población, no tuvieron en cuenta el concepto de democracia o no está bien delimitado.