Latinoamérica

Pasó del 58% al 11%

El consumo de marihuana ilegal en Uruguay se redujo casi 5 veces a partir de la ley de regulación

El dato lo dió a conocer el pro-secretario de la Presidencia uruguaya y titular de la Junta Nacional de Drogas, Juan Andrés Roballo, en la presentación de datos actualizados sobre el consumo y narcótrafico en su país.

Después de 6 años de vigencia, la ley que permite la comercialización de la droga en farmacias y también su cultivo cooperativo y doméstico, muestra resultados ya que "entre 2014 y 2018 sel consumo de marihuana prensada ilegal  se redujo del 58% al 11%", según datos aportados por el  Instituto de Regulación y Control del Cannabis (IRCCA) y la Junta Nacional de Drogas (JND) durante la jornada del miércoles.

La legislación de esta política de estado fue llevada adelante en 2013 por el gobierno de izquierda al frente de José "Pepe" Mujica con el objetivo de ganarle espacios de mercado al narcotráfico. Y vaya que estaría dando sus frutos.

Estimaciones oficiales que se dieron a conocer en Enero de 2019 señalan que la regulación del cannabis con fines recreativos le quitó al mercado ilegal ganancias por más de US$22 millones.  Se estima que el mercado legal abasteció en 2018 a un tercio de los consumidores a través de la venta en farmacias, clubes cannábicos y plantas cultivadas en casa.

Desde que se aprobó la ley en el país, que cuenta con 3,457 millones de habitantes, más de 7.922 personas se han inscrito como cultivadores domésticos (con la salvedad de tener un máximo de 6 plantas) y 38.771 personas se han registrado para comprar la hierba en farmacias, según datos del gubernamental Instituto de Regulación y Control de Cannabis (IRCAA) actualizados esta semana.

No obstante y pese a los datos oficiales, hay quienes aún reclaman por una política mas dura en la lucha por evitar el narcotráfico, problemática que aquejo al país vecino durante mucho tiempo y parece que hoy en día, pese a los resultados favorables que trajo la ley que legalizó la venta de marihuana para su consumo recreativo, continua vigente.

Este actuar es el que gran parte del entorno político uruguayo le reclama a su nuevo presidente Luis Lacalle Pou, el sucesor de Tabaré Vázquez elegido por el pueblo el mes pasado. Es que aún gran parte de la violencia que se traduce en la alta tasa de criminalidad que el país sufrió en 2018 (aumentó un 45% con respecto a 2017), es relacionada por muchos directamente con el narcotráfico :"La conflictividad entre los grupos de traficantes a nivel interno se ha puesto peor. Pero eso no es por la regulación de la marihuana: ellos siguen disputándose territorios de drogas ilegales, la cocaína y la pasta base", sentenció el sociólogo y docente Marcos Baudean.

Hace unos meses, Uruguay entró en convulsión primero por la noticia de un avión que llegó a Francia con 600 kilos de Cocaína y luego, por otro  que arribó a Hamburgo con 4.500 kilos de dicha droga en su interior días mas tarde, ambos desde su país.

Expertos aducen estos hechos a la falta de controles estrictos que lleva a cabo Uruguay, razón por la cual los narcos habrían elegido al país por sobre otras naciones de la región para sus rutas internacionales.

Ahora será Lacalle Pou quien tendrá el compromiso de seguir combatiendo el narcotráfico. Ya anunció que la ley de relación de mercado no se revocará pero desde su entorno esperan revise  sus puntos flacos, crear programas de prevención y reforzar la seguridad pública.


 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario