Leído

LA REVOLUCIÓN CONTINÚA...

Cuba elige a su primer presidente, pero ¿qué cambia?

Jue, 10/10/2019 - 8:45am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Cuba elige hoy a su primer presidente de la República después de 40 años. La elección tendrá lugar durante una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral) en la que no se esperan sorpresas: Miguel Díaz Canel, actual presidente de los Consejos de Estado y de Ministros, sería ratificado como líder del país. Los que expertos explican que no se trata exactamente de un cambio institucional, sino más bien una reestructuración de cargos políticos.  "Seguirá la misma Revolución que proyectó Fidel en su alegato 'La historia me absolverá', solo que estábamos acostumbrados a una estructura en la que el centro era Fidel y él ya no está", explicó una periodista cubana, que aclaró que este cambio de estructura, hará que el pueblo tenga una mayor participación.

Contenido


Cuba elige hoy a su primer presidente de la República en más de 40 años, una figura que dejó de existir en 1976 y fue restituida con la nueva Constitución aprobada en abril de este año.

La elección se realizará en el marco de una sesión extraordinaria de la Asamblea Nacional (Parlamento unicameral), pese a que más de 11.000 cubanos pidieron durante el proceso de consultas para la redacción de la nueva Constitución, que el presidente fuera elegido de forma directa.

La nueva Ley Electoral aprobada en julio de este año mantiene el proceso de elección directa de los diputados y reduce la composición del Consejo de Estado -máximo órgano de Gobierno del país-, de 31 a 21 miembros, incluyendo a su dirección.

Los diputados cubanos también elegirán al vicepresidente y secretario del Consejo de Estado, máximo órgano de gobierno de la isla, puestos para los que se esperan cambios.

Estos cambios implican una desconcentración del Poder Ejecutivo frente al modelo que rigió durante décadas en Cuba.

El último presidente de la República de Cuba fue el abogado Osvaldo Dorticós, que asumió el cargo en 1959 hasta 1976, tras la entrada en vigor de la Constitución cubana y Fidel Castro fue nombrado presidente del Consejo de Estado, máximo órgano de poder del nuevo diseño político, seguido luego por su hermano Raúl Castro, quien en abril de 2018 cedió la jefatura del Estado a Díaz-Canel.

En los comicios se prevé que Miguel Díaz Canel, actual presidente de los Consejos de Estado y de Ministros sea ratificado como presidente, que iniciará su primer mandato de cinco años como presidente de la isla, un año después de asumir, y podría tomar decisiones sin depender de la aprobación del Consejo de Estado.

Una vez elegido, el presidente de la República tiene tres meses para designar al primer ministro, cargo que también desapareció con la Constitución de 1976 y fue recuperado.

De esta manera, Cuba cambiará su estructura política tras casi 61 años de revolución, pero persistirá el dominio indiscutible del Partido Comunista, que seguirá bajo control del general y exgobernante Raúl Castro, de 88 años, como Primer Secretario y mando máximo sobre el aparato estatal y ministerial administrado por el presidente Miguel Díaz-Canel, de 59.

Es que los cambios de hoy fueron aprobados el pasado 24 de febrero por unos 8 millones de cubanos en referendo constitucional. Pero la Carta Magna evitó reformas políticas, como aceptar multipartidismo y pluralismo, prolongó el partido único y reconfirmó a Cuba como Estado socialista irrevocable. El partido "es la fuerza dirigente superior" para construir el socialismo y avanzar a "la sociedad comunista", ratificó.

El politólogo cubano Arturo López-Levy explicó en diálogo con 'Sputnik Mundo' que la razón por la que estas elecciones están enmarcadas en una sesión extraordinaria, y no constitutiva, se debe a que, en realidad, no se trata exactamente de un cambio institucional, sino más bien una reestructuración de cargos políticos. 

La novedad de la nueva reforma constitucional es que se retoman los cargos de presidente de la República y de primer ministro. Pero pese a esta reestructuración del Gobierno y del Estado, López-Levy asegura que no hay retorno a la figura de primer ministro que cumplió Fidel Castro desde 1959 hasta 1976, cuando el cargo dejó de existir. 

"Con Castro el primer ministro se convirtió en la figura más importante del sistema político cubano. De hecho, cuando se produce el conflicto del verano de 1959 entre el entonces presidente, Manuel Urrutia Lleó, y el entonces primer ministro, Fidel Castro, esto termina con la salida de Urrutia, quien fue reemplazado por Osvaldo Dorticós Torrado", explicó el académico.

Pero este no sería el caso ahora. La nueva Constitución establece que el primer ministro será propuesto a la Asamblea por el presidente electo en un plazo de tres meses. Además, el mandatario tendrá el poder de destituir al primer ministro y someter otra propuesta a votación de los diputados.

Marta Rojas, la reconocida periodista del diario 'Granma' dijo al mismo medio que esta elección es trascendental para la continuidad del proceso revolucionario cubano. "En esta oportunidad hay un cambio en la Asamblea y en la estructura del Estado que es trascendental, no así de los principios que son los mismos", puntualizó. 

Rojas afirmó que a pesar de los cambios tras las elecciones "seguirá la misma Revolución que proyectó Fidel en su alegato 'La historia me absolverá', solo que estábamos acostumbrados a una estructura en la que el centro era Fidel y él ya no está".

Aclaró que este cambio de estructura, hará que el pueblo tenga una mayor participación. "No significa que vamos a hacer la Revolución de forma diferente, solo desde el punto de vista estructural para gobernar mejor y con más participación de la población de manera directa", indicó. 

"Eso es muy necesario porque el líder que fundó todo ya no está pero dejó sembrado en la población el concepto de revolución que comprende cambiar todo lo que debe ser cambiado. Y este es el momento", concluyó la periodista.

La fecha del 10 de octubre no es casual: este día se cumplen 151 años de que el independentista Carlos Manuel de Céspedes dio la libertad a sus esclavos e inició las luchas de liberación nacional. Este hecho se conoce en la isla como el principio genuino de la Revolución cubana, que se concretó en enero de 1959.