Leído

GRAN CRISIS

Chile: Nuevo toque de queda, una huelga general nacional y una promesa desde el gobierno

Mie, 23/10/2019 - 9:14am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Ya son 1.894 las personas detenidas en Chile según las cifras presentadas por el Instituto Nacional de Derechos Humanos de Chile. Mientras, las protestas continúan, así como la represión por parte de los carabineros, el gobierno de Sebastián Piñera anunció otro toque de queda de cara al próximo miércoles 23/10, y al mismo tiempo una "próxima" propuesta para supuestamente poder salir de la situación de crisis en la que se encuentra Chile en la actualidad. Aunque eso no es todo, ya que los últimos comentarios de la Primera Dama, Cecilia Morel, hundieron más al presidente cuando dijo que las protestas eran como "una invasión alienígena". En tanto los sindicatos se preparan para una La Huelga General Nacional el próximo miércoles 23/10.

Contenido

Lo que comenzó el pasado viernes 18/10 con protestas masivas, y que continuó durante el fin de semana con manifestaciones violentas y una represión por parte de los carabineros, este martes 22/10 todavía continua con más manifestaciones y nuevas medidas por parte del gobierno de Sebastián Piñera, quienes esta mañana, desde el sub secreatario del Interior chileno, Rodrigo Ubilla, explicó que ya son 15 las personas fallecidas por disturbios. Claro que esta cifra seguirá creciendo. 

Aunque existen otros informes extraoficiales, por ejemplo el publicado por el Instituto Nacional de Derechos Humanos de la República de Chile, insisten que son 1692 personas las detenidas, 226 heridos y existen 3 denuncias por violencia sexual. Estos datos fueron recopilados por la organización en hospitales, comisarias y manifestaciones. Ya el pasado 21/10 la misma organización aseguró que las Fuerzas Armadas no están preparadas para estas condiciones, solo para "estados de guerra", como explicó el presidente Piñera al analizar la situación actual cuando dijo "estamos en guerra".

Después de dos toques de queda, el gobierno de Piñera decidió avanzar con uno más este martes 22/10 cuando anunció que a partir de las 8 de la noche, hasta las 5 de la mañana del miércoles, habrá toque de queda en Santiago de Chile (ciudad capital chilena). Claro que esto es una de las tantas medidas que está llevando adelante el gobierno para controlar los disturbios, aunque todas las protestas que ocurrieron durante esta jornada fueron de modo pacífico y se trasladaron al interior del país: las plazas principales de Antofagasta, Valparaíso, Concepción y Punta Arenas, se vieron repletas de gente. 

En tanto, y a pesar de las represiones, la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT) convocó una Huelga Nacional General de cara al próximo miércoles y jueves 23/10 y 24/10. La misma fue organizada entre "todas las organizaciones sindicales, sociales, de estudiantes y de pobladores", explica el documento difundido por los sindicatos. El llamado es a no concurrir a los puestos de trabajo, "y buscar desde primeras horas de la mañana puntos de agrupamiento para realizar cacerolazos como principal símbolo de protesta". Luego alrededor de las 10:30 de la mañana se planean movilizaciones pacíficas con las banderas de cada sindicato.

"En la Región Metropolitana “TRABAJEMOS” una gran marcha a las 10:30 horas desde Plaza Italia hasta los Héroes, donde demostremos que los trabajadores no somos violentos y no estamos en guerra con nadie, los trabajadores queremos justicia social, asistamos con banderas de los sindicatos, lienzos de las confederaciones y federaciones, de sindicatos y asociaciones, que se sepa que los trabajadores somos
la gran mayoría del país y los afectados por la crisis económica que se representa en
este estallido social", asegura la CUT en su comunicado. Al final aseguran que el proceso se repetirá el próximo jueves y provee números de contacto y emergencia en caso de represión. 

 Es así que mientras las multitudes se manifiestan y las fuerzas policiales responden con agua y gases lacrimógenos, el gobierno de Piñera comenzó con las iniciativas para intentar resolver la situación actual del país, es por eso que según informan los medios locales, y luego confirmó el ministro del Interior Andrés Chadwick, el presidente se reunió con los distintos jefes de los partidos políticos para intercambiar opiniones e intentar llegar a una solución en el corto plazo. "Valoramos enormemente esa decisión de poder participar en la búsqueda de soluciones y esa disposición de ver al país con sentido de altura y no partidista”, explicó el mandatario mientras las manifestaciones se extienden a todos los departamentos del país vecino.

Aunque eso no es todo ya que Chadwick explicó que el plan del poder ejecutivo pasará por hacer pública una “propuesta de agenda social para  avanzar en el país,  queremos que se pueda traducir en un avance a la normalización del país y de la vida de cada familia a lo largo de todo Chile”. Si bien esta propuesta a la que se refiere todavía no fue ni explicada ni detallada, se espera en la proximidad, aunque muchos esperan que haya un guiño hacia los manifestantes al tener en cuenta temas fundamentales como el costo de vida, o los ingresos. 

Recordemos que las protestas estallaron cuando el gobierno anunció un aumento en la tarifa del transporte público, que fue la gota que rebalsó el vaso en una de las sociedades con más desigualdad económica de la región. Claro que detrás existen otras temáticas, como las "pensiones de hambre" para jubilados y el hecho de que el país -el único del mundo que tiene sus aguas privatizadas- atraviesa una gran época de sequía. Las primeras manifestaciones estuvieron en manos de los jóvenes, quienes comenzaron a evadir el metro, levantando torniquetes para ingresar a los andenes sin pagar.

En consecuencia se declaró el estado de emergencia, y con esto llegó el despliegue de militares, un vivo recuerdo de lo que fue la tan cruda dictadura en Chile de la mano de Augusto Pinochett Ugarte. Y al mismo tiempo vino el primer toque de queda, que ya van por el tercero este martes 22/10. "Estamos en guerra contra un enemigo poderoso e implacable que no respeta a nada ni a nadie y que está dispuesto a usar la violencia sin ningún límite, incluso cuando significa la pérdida de vidas humanas, con el único propósito de producir el mayor daño posible", dijo el mandatario en su primer aparición pública desde los disturbios. 

Este martes la situación al parecer parece normalizarse, por lo menos desde el gobierno, ya que la Comisión de Constitución de la Cámara de Diputados aprobó un paquete de iniciativas que incluyen una baja en el número de parlamentarios, así como una baja de salarios de los miembros de altos cargos del Estado. Si bien no fue unánime y hubo mucha discusión entre el oficialismo y la oposición, se aprobaron las rebajas en cuestión.  

Por otro lado, y a todos los problemas que ya tiene la administración de Piñera, se le sumaron las filtraciones de audios de Whatsapp de su esposa, la Primera Dama, Ceilia Morel, donde aseguró que desde el Poder Ejecutivo "estamos absolutamente sobrepasados" y comparó a los manifestantes con alienígenas. Si bien al  principio se confundió con una noticia falsa, el periódico, La Tercera, pudo confirmar que era un audio legítimo, a lo que le siguieron las disculpas de Morel. "En un momento en que me sentí sobrepasada por las circunstancias, envié un audio privado que se filtró. Un estado de ánimo personal lo hice parecer como un estado general del gobierno. Lamento el desacierto”, explicó la Primera Dama.

“Hoy no estamos para más divisiones, sino para unirnos, escucharnos, dialogar y buscar soluciones. Lo que estamos viviendo es muy profundo y todos los actores de la sociedad debemos trabajar por disminuir la desigualdad, ser más humildes y mejorar las oportunidades para todos”, concluyó.