Leído

¿SUICIDIO O ASESINATO?

Apareció ahorcado en su celda el narco que intentó huir disfrazado de su hija

Mar, 06/08/2019 - 1:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

Clauvino da Silva, alias Baixinho (Bajito en castellano), fue noticia en las últimas horas por su intento de fuga de la cárcel disfrazado como su propia hija. Este martes (06/08), los medios locales informaron que el narco -condenado a 73 años de prisión- apareció ahorcado en su celda en la cárcel de Río de Janeiro. La Secretaría Estatal de Administración Penitenciaria abrió una investigación para determinar si fue suicidio o asesinato.

Contenido

Ayer (05/08), el narco brasileño Clauvino da Silva fue noticia en la prensa del mundo por su particular intento de fuga de una cárcel de Brasil: se disfrazó de su hija, usando una máscara de silicona, una peluca y ropa de la joven para hacerse pasar por ella durante una visita. Su intento de fuga fue frustrado. Y este martes, apareció ahorcado en su celda.

Da Silva, más conocido como Baixinho (Bajito en castellano), había sido condenado a 73 años de prisión. El pasado sábado quiso fugarse del centro penitenciario de Bangu 3 haciéndose pasar por su hija durante una visita, pero los guardiacárceles se dieron cuenta. El video se viralizó rápidamente en el día de ayer:

Pero ahora, Da Silva apareció ahorcado en su celda. La Secretaría Estatal de Administración Penitenciaria (Seap) abrió una investigación para determinar si se trató de un suicidio o de un asesinato, según informa el diario Folha.

Cabe destacar que por el intento de escape detuvieron a su hija y a siete cómplices del plan fallido. La Justicia ya abrió una causa contra Ana Gabriele Leandro da Silva, de 19 años, acusada por "facilitación de fuga" de su papá, por lo que podría ser condenada a entre entre seis meses y dos años de prisión.

Una de las personas cómplices, según los primeros resultados de la investigación, fue una mujer embarazada que por esa condición no fue examinada a través de los rayos X y habría podido pasar parte del disfraz de Baixinho.

No era la primera vez que Da Silva intentaba fugarse de una cárcel. Ya lo había hecho en 2013, en ese caso con éxito al salir junto a otros 30 presos de una de las unidades a través del sistema de alcantarillas. Cayó un mes después.