Orgullo nacional: el plasma anti-Covid desarrollado por argentinos llegó a la prensa estadounidense

"El nuevo estudio es uno de los primeros ensayos clínicos bien diseñados que muestra que la terapia tiene algún beneficio" resaltó el periódico The New York Times. El estudio muestra una eficacia del 61% en evitar la gravedad de la enfermedad en personas mayores de 65 años.
jueves, 7 de enero de 2021 · 19:36

La sección de Salud del periódico estadounidense The New York Times (NYT) destacó un estudio realizado en la Argentina sobre el tratamiento para el Covid-19 con plasma de pacientes recuperados y lo catalogó como "un ensayo clínico pequeño pero riguroso". 

El estudio en cuestión fue llevado a cabo por la Fundación Infant, que preside el infectólogo Fernando Polack, y los resultados fueron publicados en la revista científica New England Journal of Medicine ayer miércoles 6/1 por ser uno de los primeros que demuestra concluyentemente los beneficios del tratamiento. 

Tras seis meses de investigación, los resultados arrojaron que el tratamiento con plasma convaleciente tuvo una eficacia del 61% en evitar que la enfermedad se agrave con una sola dosis en mayores de 65 años. El plasma convalenciente es el líquido amarillo pálido, repleto de anticuerpos, que queda luego de que la sangre es despojada de sus glóbulos rojos y blancos.

La clave del éxito de este trabajo fueron sus estrictas condiciones: el plasma se aplicó a pacientes que tenían síntomas leves de coronavirus y siempre se administraba dentro de los tres días posteriores al inicio de los síntomas.

Pese a la aprobación de emergencia que recibió este tratamiento de parte de la Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA por sus siglas en inglés), otras investigaciones no aconsejaban la terapia con plasma por no haber datos suficientes, y porque varios estudios comprobaban la poca efectividad del mismo en pacientes ya convalecientes e internados. Expertos consultados por el NYT consideran que el estudio clínico de la Fundación Infant comprueba precisamente este punto, y que la clave está en el momento en el que se aplica el tratamiento dentro del curso de la enfermedad. 

Según Polack, el plasma podría ser una de las mejores opciones para países como Argentina ya que las infusiones de plasma cuestan menos de 200 dólares, "es más accesible, más económico y más universal".