Leído

DESCONFIANZA Y FRACASO

Xi hundido en el Coronavirus: Rusia lo traicionó y no hay propaganda que lo salve

Mar, 18/02/2020 - 10:20pm
Enviado en:
Por Urgente24

Al parecer, nada de lo que haga el gobierno chino va a cambiar la imagen que la población interna y que los demás países tiene con respecto a qué está ocurriendo en el país en cuanto al avance del Coronavirus. Cada propaganda es destruida en redes sociales, y hasta Rusia, su país vecino y aliado, prohibió la entrada de ciudadanos chinos al territorio. En tanto, las muertes ya son más de 1800 y el gobierno no encuentra una solución efectiva.

Xi Jinping, presidente de China.
Xi Jinping, presidente de China.
Contenido

Las redes sociales en China, que por supuesto no son ni Facebook, ni Instagram ni Twitter, estallaron este martes 18/02 cuando se viralizó una de las propagandas del gobierno chino para combatir el Coronavirus, pero que al mismo tiempo ponía a la mujer en un lugar de debilidad y sacrificio por el virus. Esto no es nada más y nada menos que un claro reflejo de la desconfianza y enojo que la ciudadanía china tiene para con el Partido Comunista y Xi Jinping.

El video muestra como unas enfermeras que llevan el barbijo puesto, eligen pelarse para luego poder viajar a la provincia de Hubei, epicentro del Coronavirus, y poder ayudar en los hospitales sin tener una molestia como lo es el cabello largo y por supuesto con el fin de evitar la reproducción de bacterias. Así por lo menos lo explicaron desde Gansu Daily, un medio de comunicación afiliado al gobierno provincial en China. 

La primera intención de ese video era demostrar como muchas mujeres eligen sacrificar su vida e incluso su pelo para ayudar a otros, y por supuesto un intento por parte del gobierno para demostrar que se está enviado ayuda a los hospitales de Hubei, donde los recursos escasean al igual que la asistencia médica, teniendo en cuenta que es la región que el gobierno chino decidió sacrificar y aislar para prevenir una expansión del virus en el resto del territorio. Sin embargo en las redes sociales chinas existió otra interpretación. 

"Dejar de usar los cuerpos de las mujeres como herramientas de propaganda", se titulaba el artículo que desató la polémica en las redes sociales en China y que fue visitado más de 100,000 veces en la aplicación de mensajería WeChat. Es así que las primeras críticas comenzaron y fueron tantas y tan fuertes que provocaron la eliminación de la cuenta de Gansu Daily en Weibo, el Twitter chino.

Según explican desde Bloomberg, uno de los planes principales del gobierno de cara a combatir el pánico por el virus era decirle a los líderes más poderosos de China que promuevan "historias conmovedoras desde la primera línea de la lucha contra el virus". Eso es lo que hicieron pero también fue rechazado. Las historias de vida valientes y optimistas no son suficientes frente a la falta de recursos, la muerte de profesionales de la salud y el cierre de fábricas. 

Desde Apple, la gran compañía productora de tecnología, por ejemplo, están teniendo problemas para reactivar la producción, es por eso que según explicó The Financial Times, no aceptan trabajadores de otra parte que no sea Zhengzhou. En esa ciudad la producción estuvo suspendida durante semanas y recién este martes están re activando el trabajo. Claro que esto tiene su impacto en el mercado de acciones global y en la economía interna del país. 

Sin embargo, estos no son los mayores problemas para China, ya que su gran aliado frente a las demás potencias y vecino, Rusia, también prohibió la entrada de ciudadanos chinos al territorio. Así lo dio a conocer Tatiana Golikova, la viceprimera ministra a cargo de salud este martes 18/02. Si bien esto no estará vigente hasta el próximo jueves, y al parecer es una medida temporal, sí es un gran golpe para Xi y sus objetivos a corto y largo plazo. La medida incluirá a personas que viajen por razones laborales, estudiantiles y turísticas por supuesto. 

Pero ahora volviendo a las estrategias de propaganda del régimen chino, nada parece funcionar, en primer lugar porque la mayoría de la ciudadanía asegura que el gobierno está escondiendo los números reales de afectados. “Si está infectado, debe creer en el país, el hospital, el médico. Definitivamente te curarán", dijo una de las enfermas entrevistadas por periodistas extranjeros enviados e invitados por el gobierno local. Nada de esto es suficiente. 

Como estas, existen miles de historias que aparecen en los medios controlados por el gobierno a diario y que intentan darle a la ciudadanía una esperanza y por supuesto lograr que estos no pierdan la fe en Xi. “Cubrir historias positivas mientras se ocultan los hechos crueles no funcionará, ya que las personas aún pueden acceder a información de otros lugares. El departamento de propaganda necesita reflexionar sobre su enfoque", explicó a Bloomberg Gu Su, un profesor de filosofía y derecho en la Universidad de Nanjing.