GLOBAL

ALIANZA MOSCÚ-BERLÍN

Gran fracaso de la era Trump: USA se dio por vencido en el Nord Stream 2

El gasoducto entre Moscú y Berlín, que unirá para siempre a ambos países en una de las alianzas comerciales y económicas más fuertes al día de hoy, ya está casi listo para su lanzamiento a finales de 2019, como habían prometido desde un principio. Al parecer, Estados Unidos ya no ve el sentido en esforzarse en una guerra que ya está perdida, todos los aranceles y las intervenciones políticas que incluso pusieron en peligro a la OTAN, fueron en vano. Así lo explicaron medios norteamericanos, como la agencia de noticias Bloomberg. Al parecer no esta siendo una buena jornada para la Casa Blanca de Donald Trump.

Mientras en la Cámara de Representantes de Estados Unidos se lleva a cabo una votación y debate en cuanto al juicio político a Donald Trump, del otro lado del Océano Atlántico se finaliza el gasoducto Nord Stream 2, uno de los proyectos contra los que Donald Trump más lucho desde su llega al poder, teniendo en cuenta que significa la oficialización de una de las alianzas más fuertes de Europa: Alemania y Rusia por el gas. Un gran golpe para el gobierno de Trump y la política internacional de Estados Unidos. 

Sin embargo, de acuerdo a lo que informaron este miércoles 18/12 desde Bloomberg, dos funcionarios de la Casa Blanca aseguraron haberse dado por vencidos para con el Nord Stream 2 y el intento por contrarrestar la presencia y poder ruso en la región europea, tal como en tiempos de la Guerra Fría. Sin embargo, las dos fuentes que la agencia de noticias decidió mantener en silencio, aseguraron que una alianza con Rusia es una gran amenaza para el mundo occidental. 

Aunque eso no es todo, ya que la lucha de Estados Unidos no será tan fácil de desactivar, es por eso que de acuerdo a lo que explicó Bloomberg, Trump intentará imponer costos a otros proyectos energéticos rusos. No pudo con el este, pero intentará con los futuros. Sin embargo, el Nord Stream 2 no solo representaba el crecimiento de Rusia, sino que también el hecho de que un país importante y líder de Europa, como lo es Alemania, elija unas buenas relaciones comerciales con Rusia antes que con el país de Trump.

Incluso el Senado norteamericano, de mayoría republicana y que responde por Donald Trump, pasó una legislación el pasado 17/12 para sancionar a empresas alemanas que participen del dicho proyecto. Si bien las sanciones propuestas no llegarán a ser aplicadas, teniendo en cuenta que en las próximas semanas ya se finalizará la construcción y estará listo para entrar en acción, sí despertó cierta ofensa en Alemania. "No nos van a obligar a retroceder", dijo la canciller alemana, Angela Merkel, frente al Parlamento, y desafiando a Trump.

Al mismo tiempo, y como ya había realizado en ocasiones anteriores, Merkel aseguró que la alianza con Rusia era pura y exclusivamente comercial, una sociedad y nada más. Luego explicó que no existen planes de formar una alianza más allá con Rusia, ya que eso significaría terminar de destruir la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y prácticamente volver a tiempos de Guerra Fría. Por su parte, Estados Unidos, no escucha las explicaciones ya que justamente una de las principales áreas de competencia entre Rusia y USA es el comercio y los recursos naturales.

Esto se complicó para la Casa Blanca todavía más cuando el pasado 07/11, Dinamarca dio el visto bueno al proyecto que llevará gas de Rusia a Alemania a través del mar Báltico. El permiso era necesario porque el tendido del gasoducto pasa por aguas territoriales danesas. Según los norteamericanos,  esta es una terrible decisión para Europa, pero en realidad lo único que está en juego es quien se queda con el control de los recursos naturales, teniendo en cuenta que una alianza con Alemania le da  prácticamente el monopolio de gas a Rusia.

Aquí es donde llega la otra grieta existente en la Unión Europea: Merkel versus el francés, Emmanuel Macron. Mientras este último asegura que la OTAN está "cerebralmente muerta", Merkel intenta salvarla como sea. Sobre todo teniendo en cuenta que lo que logró sacar a Alemania de la miseria que había dejado el nazismo fue nada más y nada menos que la ayuda económica, de seguridad y la inculcación de valores por parte de quien en ese momento era la potencia indiscutible: Estados Unidos. 
 

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario