Leído

ELECCIONES 2020

Un Trump con el agua hasta el cuello intenta apoyarse en su núcleo religioso que le da la espalda

Sab, 23/05/2020 - 9:18am
Enviado en:
Por Urgente24

Desde comienzos de su campaña política la clave y el mayor grupo de apoyo para Donald Trump fueron los religiosos evangelistas, tal es así que siempre que necesita darle un empujón a su carrera política como en estos momentos se apoya en ellos tal como lo hizo en enero de 2020 cuando el mismo acudió a una marcha contra el aborto. Ahora el presidente está presionando para que los centros religiosos sean "esenciales" a la hora de establecer pautas para la re apertura, pero al parecer ni eso lo está ayudando en las encuestas.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos.
Donald Trump, presidente norteamericano.
Contenido

Cuando el núcleo duro y brazo de apoyo de un mandatario también desconfía de su líder, es un gran problema. Esto es exactamente lo que le está sucediendo actualmente a Donald Trump con los grupos religiosos ya que este viernes 22/05 el mandatario comenzó a presionar a los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades para que estos indiquen que los centros de culto son lugares cuya reapertura es "esencial" en tiempo de pandemia. Claro que muchos grupo es reclaman que se los deje visitar templos pero hasta el momento muchos están cerrados. 

"Estos son lugares que mantienen unida a nuestra sociedad y mantienen unida a nuestra gente", dijo el republicano antes de pedirle a los gobernadores que permitan abrir "las iglesias o lugares de culto". Claro que el mismo siempre haciendo foco en la religión cristiana evangelista ya que es la que el mismo y sus seguidores predican. Recordemos que actualmente en Estados Unidos cada estado tiene libertad de hacer lo que le plazca con el distanciamiento social, tal es así que Texas ya abrió su economía casi totalmente mientras que Nueva York recién está dando los primeros pasos. 

Aunque cuando se trata de religión el presidente Trump parece haberse puesto más duro ya que aseguró que anularía la decisión de cualquier gobernador que decidiera lo contrario. Desde ya que no tiene autoridad legal para hacerlo, como tampoco puede obligar a las empresas privadas a que estas retomen sus actividades normalmente. Pero claro lo utiliza como parte de su discurso para intentar repuntar su lugar en las encuestas y volver a despertar confianza en los votantes. 

Tal como hizo en enero de 2020 cuando  días antes de la primera elección interna demócrata en Iowa, y mientras en el Senado se desarrollaba el tercer juicio político a un presidente, es decir a él mismo, decidió acudir al salvavidas del aborto asistiendo a una gran marcha contra la interrupción del embarazo. En aquel momento el objetivo era desviar el ojo público del proceso de impeachment, y ahora es lo mismo pero con el Coronavirus y la crisis económica que existe en el país.

Sin embargo esta estrategia parece no estar funcionando para la Casa Blanca ya que las encuestas siguen sin mostrar resultados positivos. De acuerdo a lo que informó POLÍTICO, uno de los medios más prestigiosos de Estados Unidos, anunció que durante las últimas semanas desde que estalló la crisis en el país, muchos votantes de la derecha cristiana habrían disminuido su  confianza en la respuesta del coronavirus de la administración entre los grupos religiosos clave. "Ambos son electorados cruciales que apoyaron a Trump por amplios márgenes en 2016 y podrían hundir sus perspectivas de reelección si su participación se reduce este otoño", asegura POLITICO.

Al mismo tiempo las encuestas publicadas en Real Clear Politics a diario reflejan que a nivel nacional el presidente Trump perdería por el momento frente a Joe Biden, el candidato del Partido Demócrata. Si bien en estados como Kentucky el mandatario sigue llevando la delantera, la reacción de los grupos religiosos es una muy mala señal para los planes de Trump. En consecuencia las autoridades del partido republicano están en alerta. 

Es así que al parecer las altas cifras de desempleo, la incertidumbre en el sistema de salud y la economía son más fuertes hasta para los votantes de Donald Trump. "Ahora estás en esta depresión y lo que los votantes van a hacer es esperar y emitir un veredicto una vez que hayan evaluado el trabajo que el presidente Trump ha hecho para que la economía vuelva a recuperarse después de la pandemia", explicó a POLITICO, Ralph Reed. , uno de los principales sustitutos de Trump y director de Faith and Freedom Coalition.