Leído

ISRAEL / PALESTINA

Trump tuerce el tablero de Medio Oriente otra vez: Los asentamientos no son ilegales, dice

Mar, 19/11/2019 - 11:02am
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

El secretario de Estado, Mike Pompeo, dijo que USA ya no considera a los asentamientos israelíes en Cisjordania como ilegales bajo la ley internacional. Si bien la declaración es solo simbólica, es decir no tiene consecuencias a efectos prácticos, debe ser interpretada dentro de la voluntad que ha mostrado Trump para cambiar el marco del conflicto israelí-palestino. El "timing" de la decisión puede ser explicado por los problemas que experimenta el mandatario estadounidense en casa, donde los legisladores demócratas lo están sometiendo a una investigación de impeachment. El objetivo de esta medida, apunta experto, podría ser fidelizar a sus seguidores pro-Israel, como los evangelistas.

Contenido

El lunes 19/11, el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, dijo que Estados Unidos ya no considera a los asentamientos israelíes en Cisjordania como ilegales bajo la ley internacional.

La construcción de asentamientos israelíes en la región palestina de Cisjordania es ilegal bajo la ley internacional dado que según el Artículo 49 del Cuarto Convenio de Ginebra, el país ocupante "no debe deportar ni transferir parte de su propia población civil hacia los territorios que ocupa".

Israel capturó a la región palestina de Cisjordania en la Guerra de los Seis Días, en 1967, y continúa ocupándola militarmente aunque no la ha anexado.

Los Acuerdos de Oslo dividieron a Cisjordania en 3 sectores administrativos denominados áreas A, B y C. El área A está administrada por la Autoridad Nacional Palestina (ANP), el área B está bajo control administrativo mixto entre la ANP y el Ejército israelí, el área C, aquella en la que se encuentran los asentamientos israelíes, está administrada por Israel. En las áreas A y B viven cerca de 3 millones de palestinos, explica Wikipedia, mientras que en el área C viven unos 300.000 palestinos y alrededor de 389.250 israelíes, distribuidos en 135 asentamientos.

Israel y algunos de sus defensores argumentan que la construcción de asentamientos en Cisjordania no es ilegal dado que no se trata de territorio ocupado sino de "territorio disputado", y que los israelíes se muden voluntariamente a Cisjordania no es "transferencia de población" bajo los términos de la Convención de Ginebra.

La iniciativa llega cuando el adversario del actual primer ministro y aliado de USA, Benjamín Netanyahu, el centrista Benny Gantz, está intentando contrarreloj formar gobierno para sucederlo y evitar tener que ir a una tercera ronda electoral. La iniciativa llega también una semana después de que el Tribunal de Justicia de las Comunidades Europeas (TJCE) dictaminara que todos los Estados miembros de la Unión Europea deben etiquetar los productos israelíes procedentes de los territorios ocupados por Israel (asentamientos en Cisjordania, Jerusalén Este y los Altos del Golán).

USA está dando marcha atrás así con 40 años de política estadounidense; en 1978, el departamento de Estado había tachado los asentamientos de "incompatibles con la ley internacional". "El establecimiento de los asentamientos israelíes en Cisjordania no es incompatible de por sí con la ley internacional", dijo Pompeo en una rueda de prensa. El secretario de Estado argumentó que la administración de Donald Trump quiere marcar la diferencia con la de su antecesor, Barack Obama, respecto a este asunto, y acercarse al enfoque de Ronald Reagan, cuya administración, en 1981, formuló que los asentamientos "no eran ilegales". Sin embargo, Pompeo olvidó decir que el enfoque de Reagan vino acompañado de una retórica muy dura, que llamó al congelamiento del avance de los asentamientos, explicó el especialista Aaron David Miller en la web del Carnegie Endowment for International Peace.

Según Miller, el timing de la decisión de Trump tiene que ver con los problemas que enfrenta en casa, en medio del proceso de impeachment en su contra. El objetivo de esta medida, apunta, sería fidelizar a sus seguidores pro-Israel, como los evangelistas. Si bien la declaración es solo simbólica, es decir no tiene consecuencias a efectos prácticos, debe ser interpretada dentro de la voluntad que ha mostrado Trump para cambiar el marco del conflicto israelí-palestino. Muchos han calificado su política como un "cheque en blanco" para Netanyahu. Una voluntad que ya había quedado clara cuando declaró a Jerusalén la capital de Israel y decidió mover allí la Embajada de USA. Se teme que la medida, que coloca a los palestinos en una mayor situación de alienación, podría desencadenar una ola de violencia en Medio Oriente.

En un hecho aparte, 4 misiles fueron disparados desde Siria hacia Israel y tumbados por el sistema de defensa Cúpula de Hierro en la madrugada del martes, dijo el Ejército de Israel. Agregó que cree que los responsables detrás del ataque son los iraníes o sus milicias aliadas. Poco después, la agencia oficial de noticias siria, SANA, reportó haber escuchado explosiones cerca del aeropuerto de Damasco, sin especificar la causa. Algunos medios sirios especularon con que podría haberse tratado de un ataque israelí o que podría haber sido el ruido de los misiles lanzados hacia Israel. El Observatorio Sirio de Derechos Humanos afirmó que Israel había lanzado 5 misiles contra objetivos alrededor de Damasco, donde supuestamente operan milicias aliadas de Irán, tras haber repelido 4 proyectiles en los Altos del Golán.