Leído

ENTRE AMENAZAS SIN CUMPLIR

Trump traiciona a China al promulgar la ley pro Hong Kong: ¿qué esperar de Xi?

Jue, 28/11/2019 - 3:02pm
Enviado en:
Por Urgente24

Tan solo un día después de que el presidente norteamericano, Donald Trump, asegure que las conversaciones con los representantes comerciales chinos de cara a un acuerdo van viento en popa, el mismo decidió jugarle una mala pasada al régimen de Xi Jinping y promulgar la ley que defiende a los manifestantes de Hong Kong, uno de los mayores problemas y enemigos del presidente chino en estos días. Mientras China amenaza con consecuencias y advierte que la decisión tomada fue "un error", no existe una clara idea sobre cuales serán estos efectos, teniendo en cuenta que las amenazas sin cumplir ya son algo típico de la potencia asiática.

Contenido

"Firmé estos proyectos de ley por respeto al presidente Xi, China y al pueblo de Hong Kong", dijo el presidente de Estados Unidos, Donald Trump este jueves 28/11, feriado en el país del mandatario. Mientras disfruta de las celebraciones de Acción de Gracias en su residencia oficial en el Estado de Florida, Trump explicó el porqué al decir que su decisión está basada en un intento por ayudar a la sociedad hongkonesa y el gobierno chino a arreglar sus diferencias. Aunque claro se trata de una clara traición al gobierno chino. 

"Se están promulgando con la esperanza de que los líderes y representantes de China y Hong Kong puedan resolver sus diferencias de manera amistosa, lo que conducirá a la paz y la prosperidad a largo plazo para todos", concluyó el presidente a la espera de una respuesta China que no tardó en llegar teniendo en cuenta que está decisión era de esperarse.

Recordemos que el pasado miércoles 20/11 el Congreso norteamericano aprobó con la aceptación de ambas cámaras y ambos partidos, algo por demás complicado en el actual escenario político del país, el proyecto de ley que establece el apoyo a los manifestantes hongkonéses, algo que criticó el gobierno chino desde que el proyecto está en las cámaras. "El Congreso está enviando un mensaje inequívoco al mundo de que Estados Unidos se solidariza con las personas amantes de la libertad de Hong Kong y que apoyamos plenamente su lucha por la libertad", había dicho en su momento la portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi. 

Luego de esta decisión hubo mucha especulación sobre el accionar de Trump, ya que contaba con la posiblidad del veto, algo que muchos creyeron que ocurriría para priorizar un acuerdo comercial y la relación con la potencia asiática. También por supuesto para demostrar un voto de confianza hacia el gobierno chino de cara al acuerdo comercial y en consecuencia una ventaja para su campaña presidencial de cara a las elecciones 2020. 

Como explicó Urgente 24 reiteradas veces, el objetivo de Trump es la economía y evitar caer en un proceso de recesión. Para esto es necesario resolver la guerra comercial con China que la lleva más de un año y está teniendo efectos sobre la economía de ambos países y del resto del globo que depende de ambas superpotencias. Pero aún así el mandatario decidió traicionar a China, poner en riesgo su campaña política, pero intentar salvar de alguna forma su imagen internacional y dentro del Partido Republicano, ya que un veto podría despertar más ira de la que ya existe. 

En tanto, y como era de esperar, China reaccionó. "Por el acto erróneo de Estados Unidos, China ciertamente tomará contramedidas firmes y la parte estadounidense será totalmente responsable de todas las consecuencias", dijo el viceministro de Relaciones Exteriores, Le Yucheng. Inmediatamente después de que Trump haga el anuncio, llegaron los comentarios desde el país asiático. Si bien se emitieron amenazas, el no cumplimiento chino de las mismas no es algo nuevo: un reflejo de lo difícil que es para China golpear a Estados Unidos en estos momentos, no solo por temor a un resultado aún peor, sino que también por tal vez no tener los medios suficientemente fuertes. 

Es evidente que China no está atravesando su mejor momento: entre las protestas en Hong Kong y el fracaso en las elecciones, la desaceleración de crecimiento económico en el país y la guerra comercial, hay más problemas que soluciones. Aunque no solo eso ya que los disturbios en la isla y el apoyo de Estados Unidos son un gran golpe para Xi Jinping y su plan de gobierno.  Es así que ahora le conviene tener a Estados Unidos cerca, es por eso que no ha actuado todavía, después de tantas amenazas.

"Estados Unidos ha dañado la soberanía de China y China, por supuesto, tomará represalias", aseguró Liu He, el viceprimer ministro de China y el encargado de llevar adelante las negociaciones comerciales con Estados Unidos.