Leído

BENEFICIA A SU EMPRESA PRIVADA

Trump se aprovecha del cargo y propone su resort en Miami como sitio para el G7 2020

Jue, 17/10/2019 - 3:03pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Mientras el presidente de Estados Unidos, Donald Trump y su accionar en el escenario internacional, está en la mira, teniendo en cuenta el reciente abandono del pueblo kurdo y el consecuente ataque a Siria por parte del gobierno turco,o la aparente tregua en el marco de la guerra comercial con China, el mandatario Trump decidió jugar de local de cara a la próxima cumbre del G7 y anunciar que se celebrará en su resort turístico a las afueras de Miami.

Contenido

La anterior cumbre del G7 el presidente Donald Trump fue tomado por sorpresa por la aparición del ministro iraní de Exteriores y enemigo del mandatario Trump, Mohammad Javad Zarif. Para intentar incluir en las conversaciones al iraní y para forzar una reunión con el presidente norteamericano, el mandatario francés, Emmanuel Macron, decidió invitar a Irán sin previo aviso. Es así que en la próxima cumbre del año 2020, Trump ya decidió atajarse y tener el control de la reunión. 

Este jueves 17/10, el republicano anunció que el próximo mes de junio, recibirá a todos los mandatarios del grupo de los siete en su propia empresa privada y millonaria, el complejo de golf: Trump Doral, en las afueras de Miami, en el Estado de Florida, una de las regiones de mayor influencia del presidente. Sin embargo lo más sorprendente, aunque ya se puede esperar cualquier cosa de Trump, es que haya decidido utilizar su propio negocio para reunir a los líderes mundiales, teniendo en cuenta que esto significa: miles de periodistas, diplomáticos y seguridad hospedados en su propiedad. Además del foco internacional por supuesto. 

Quien se encargó de comunicar la noticia fue nada más y nada menos que Mick Mulvaney, el jefe de gabinete de la Casa Blanca republicana, quien también está enredado en el centro del escándalo con Ucrania y las ordenes de investigar al pre candidato, Joe Biden, su hijo y sus negocios con entidades ucranianas. Recordemos que hoy el presidente Trump y muchos miembros de su gobierno están atravesando una investigación para un juicio político. Mulvaney está en el centro de la imagen porque se lo describió como un elemento clave de la campaña de Trump para exprimir a Volodymyr Zelensky, el mandatario ucraniano. 

Pero ahora, volviendo al G7: "Es casi como si construyeran estas instalaciones para albergar este tipo de evento", dijo Mulvaney cuando se le preguntó por el conflicto de intereses que se podría significar que el hotel de Donald Trump tenga ingresos por la realización de una cumbre internacional. El mismo también aseguró que el mandatario no obtendrá ningún beneficio y que los demás hoteles que existen serán más costosos que la opción que ofrece Trump.

En consecuencia, la Cámara de Representantes ya amenazó con ir contra este accionar del Poder Ejecutivo, prosiguiendo con la eterna guerra entre poderes. Jerry Nadler, el presidente del Comité Judicial de la Cámara dijo que investigará documentos de la Casa Blanca que programen reuniones de septiembre para investigar la legalidad de un G7 en Doral."La decisión de Doral refleja tal vez primera instancia públicamente conocida en la que los gobiernos extranjeros estarían obligados a pagar a las empresas privadas del presidente Trump para realizar negocios con los Estados Unidos", explicó el congresista. 

Claro que esto tiene que ver no solamente con el dinero que todo el que quiera estar cerca del evento tendrá que invertir en la propiedad del presidente, sino que también con la publicidad gratis que obtendrá el complejo, teniendo en cuenta que es un evento de llegada internacional al que estarán atentos todos los medios de Occidente, y claro esto podría derivar en más visitantes a futuro. 

Según explican los diarios locales, como The Washington Post, el gran complejo de golf de Trump, que supuestamente como dijo Mulvaney, podría alojar a cada delegación extranjera en distintos complejos privados, fue en algún momento una de las mayores fuentes de ingreso de la familia Trump. Sin embargo, en los últimos años las ganancias parecen haber caído un 70%, es así que no sorprendería que Trump busque visibilidad y publicidad. A esto se suma que la cumbre sería en junio, donde Miami es un gran centro de atención turística, lo que significaría una subida en los precios.