Leído

¿QUÉ PESARÁ MÁS EN LOS VOTANTES?

Todo por opacar a Trump: demócratas enviarán el juicio político al Senado mientras se firma el acuerdo con China

Mar, 14/01/2020 - 3:02pm
Enviado en:
Por Urgente24

Muy conveniente la decisión de la portavoz de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, ya que mientras el presidente Donald Trump este reunido con la autoridades chinas el próximo miércoles 15/01 para finalmente poder firmar el acuerdo comercial de Fase 1 que ponga paños fríos sobre la guerra comercial, los demócratas votarán por quienes serán los gerentes del juicio político contra el mandatario. ¿Qué tendrá más peso para los norteamericanos a la hora de votar en noviembre 2020?

Contenido

A medida que se acerca el día tan esperado por Donald Trump y su homólogo chino, Xi Jingping, en el que llevarán adelante la firma de un acuerdo comercial para dar fin a la guerra comercial en la que están envueltos y en la que se vieron afectados la gran mayoría de los países alrededor del mundo, los detalles comienzan a aflorar y la actitud del presidente Trump cambió rotundamente para su relación con China, y viceversa. Aunque claro, la Cámara de Representantes norteamericana no se lo hará tan fácil, teniendo en cuenta que al parecer su principal objetivo es hacerlo caer de cara a a 2020. 

Después de que el presidente Trump haya decidido quitarle la etiqueta de manipulador de divisas a China, recordemos una de las principales razones por las cuáles el mandatario norteamericano decidió comenzar a imponer aranceles sobre la gran potencia oriental, la relación entre ambos parece haber pasado a otro nivel. 

Es así que Xi Jinping se muestra confiado de cara al futuro a pesar de las situaciones desafiantes que se le presentan en Hong Kong o Taiwán. Aunque claro la confrontación entre ambos seguirá persistiendo, según lo que explica South China Morning Post, el siguiente escenario será el Ártico. 

Sin embargo ahora lo importante es el acuerdo comercial que está a la vuelta de la esquina y sobre el cuál existe un misterio, teniendo en cuenta que algunos puntos del mismo serán mantenidos en secreto. Así lo había dado a entender anteriormente el representante comercial de Estados Unidos, Robert Lighthizer, teniendo en cuenta que según las palabras del funcionario no es obligatorio para la administración Trump dar a conocer el texto completo. Sobretodo porque no requiere aprobación del Congreso. Esto por supuesto, desde un principio es una ventaja para Trump. 

Aunque no todo es color de rosa para el presidente, ya que mientras está a punto de firmar el que podría ser el acuerdo más importante y decisivo de su presidencia, la portavoz de la Cámara de Representantes, y principal opositora de Donald Trump, Nancy Pelosi, aseguró que el mismo miércoles 15/01 se llevará a cabo la votación para nombrar los gerentes del juicio político que estarán a cargo de direccionar la acusación de Trump en el Senado. Por el momento y según lo que aseguran los medios norteamericanos, los nombrados por Pelosi serían figuras claves en el impeachment: el presidente del Comité de Inteligencia Adam Schiff (D., Calif.) y el presidente del Comité Judicial, Jerrold Nadler (D., NY), como gerentes de juicio político. 

Claro que esto podría opacar totalmente el acuerdo comercial con China, tal vez no a nivel internacional pero seguramente a nivel nacional, lo que más le interesa al presidente republicano. 

Esto permitiría que el juicio político a Trump en el Senado comience esta misma semana, días antes de las primeras internas demócratas en Iowa, lo que al mismo tiempo obligaría a los candidatos que también son senadores, como Elizabeth Warren y Bernie Sanders a abandonar el trailer de campaña y acudir al recinto. En tanto, la mayoría republicana del Senado, liderada por Mitch McConnell, ya está pensando en que testigos incluir y quienes no, teniendo en cuenta que su objetivo final es que Trump siga su mandato como si nada hubiese pasado. 

"Todo lo que pedimos es que los propios hombres del presidente, sus nombrados, se presenten y cuenten su versión de la historia", explicó el líder de la minoría (demócrata) en el Senado, Charles E. Schumer, teniendo en cuenta que el mismo también tiene derecho a llamar a testigos con los que Trump no está de acuerdo, entre ellos: el jefe de gabinete interino de la Casa Blanca, Mick Mulvaney y el ex asesor de seguridad nacional John Bolton. Claro que mientras tanto Trump está preparando su defensa.

"No tiene miedo de una pelea". "Este hombre no hizo nada malo", explicó el subsecretario de prensa de la Casa Blanca, Hogan Gidley, quien aseguró que todo el equipo de Trump está más que preparado para las sesiones en el Senado, tanto "si esta cosa se somete a un juicio completo, si se modifica o si simplemente se descarta por la farsa ilegítima en la que se ha convertido", concluyó. El presidente continúa en la preparación de su defensa pero al mismo tiempo espera que los artículos sean desestimados antes de ingresar a la primera fase de juicio político, algo que es muy poco probable.