Leído

MIMOS POST FIN DE LA GUERRA FRÍA

Tiembla Trump: El mandatario cubano se encontró con Putin y afianzaron su relaciones

Mar, 29/10/2019 - 12:43pm
Enviado en:
Por Urgente24

Llegó el encuentro entre los mandatarios líderes del comunismo en tiempos de la Guerra Fría y grandes aliados en tiempos de pujas por territorio e influencia entre Estados Unidos y Rusia, tal como sucedía en Siria hasta hace semanas atrás o en Venezuela, donde ambos toman partido por una de las fuerzas líderes. Es así que el pasado lunes 28/10 el presidente de Cuba, Miguel Díaz-Canel, llegó a San Petersburgo en una visita oficial a Vladimir Putin. En tanto Putin envió saludos a Raúl Castro y aceptó una futura visita a La Habana.

Vladimir Putin y Miguel Díaz- Canel en San Petersburgo
putin_cuba.jpg
Contenido

Después de la visita del Primer Ministro ruso, Dmitry Medvedev, a Cuba el pasado 03/10 y 04/10, donde se encontró con Raúl Castro y el presdiente Miguel Díaz-Canel, fue el turno de el mandatario cubano de volar a Rusia y hacer la visita oficial al encontrarse con Vladimir Putin, el presidente ruso en San Petersburgo. Claro que la visita ocurre mientras el presidente Donald Trump parece arrepentirse de su retiro en Siria, teniendo en cuenta que a principios de semana aseguró que moverá las fuerzas militares a Siria para proteger el petróleo.

Si bien no se sabe exactamente cuantos días se quedará Díaz Canel en Rusia, en la tierra de Putin finalizó una semana de gira internacional por países cercanos al Kremlin, entre estos Bielorrusia y Azerbaiyán donde participó de la XVIII cumbre del Movimiento de Países No Alineados y donde también se cruzó con el dictador venezolano, Nicolás Maduro, quien tuvo su lugar en la cumbre y al igual que el sistema cubano, forma parte de la lista negra de Donald Trump. Si bien no es la primera vez que el mandatario cubano viaja al Kremlin, sí lo es en un año donde las relaciones con Estados Unidos se tensan cada vez más.

Claro que el sentido de la reunión no tiene solamente un sentido político, sino que también económico, teniendo en cuenta que ambos países enfrentan sanciones comerciales por parte de Washington. Es así que a principios del mes de octubre Rusia prometió ayudar a los cubanos  a recibir petróleo y sus derivados, esto mismo fue anunciado en la visita del Primer Ministro ruso en Cuba, quien además asistió a la perforación de un pozo de petróleo en Cuba, un proyecto conjunto que simboliza la reforzada alianza entre estos dos países. 

Recordemos que a mediados del mes de septiembre Trump decidió endurecer y extender el bloqueo comercial contra Cuba, aplicado desde tiempos de la Guerra Fría, 1962 exactamente. Claro que esto no sorprende teniendo en cuenta las constantes sanciones económicas por parte del gobierno norteamericano a todos sus enemigos, incluida la tercera pata de esta relación, el gobierno venezolano de Nicolás Maduro. Al mismo tiempo la visita se da en un momento donde el presidente Putin parece tener ventaja en el escenario internacional sobre el gobierno de Trump, empezando por su gran avance en Medio Oriente.

Después de la retirada de Estados Unidos del norte de Siria y el abandono de las fuerzas kurdas, y por supuesto el posterior acuerdo con Turquía para que puedan ingresar junto a las autoridades rusas al territorio, la región quedó a total disposición de Putin, algo que por supuesto le quito mucha influencia a Trump sobre las relaciones diplomáticas y en consecuencia sobre el acceso al petróleo.

Ahora volviendo a la reunión entre los mandatarios de Rusia y Cuba, los mismos "estudiaron propuestas de Rusia sobre una serie de empresas conjuntas y está lista para comenzar a discutirlas en detalle", explica la agencia de noticias rusa TASS en cuanto a los dichos del presidente cubano Miguel Díaz-Canel. "Evaluamos los resultados de los programas conjuntos con Rusia para nuestro desarrollo socio económico hasta 2030", concluyó el mandatario de Cuba.

Por otro lado, de acuerdo a lo que explicó la agencia de noticias, Associated Press, "el comercio ruso-cubano se ha más que duplicado desde 2013, a un esperado $ 500 millones este año, principalmente en exportaciones rusas a Cuba", teniendo en cuenta el escenario internacional que se detalló anteriormente. Es así que la relación bilateral entre ambos está más fuerte que nunca, aunque no a un nivel de dependencia cubana al 100%, como lo era en la Guerra Fría, donde la ex Unión Soviética veía a Cuba como una base latinoamericana. “Cometimos grandes errores en la década de 1990 al darle la espalda a Cuba. Ese tiempo definitivamente ha terminado, y estoy absolutamente seguro de que nuestras relaciones merecen una mejor atención por parte de Rusia ", dijo a The Associates Press, Konstantin Kosachev, jefe del comité de asuntos exteriores en la cámara alta del parlamento ruso.

Claro que Rusia quiere también mantener su aliado isleño latinoamericano, al igual que el la Guerra Fría, aunque no lo oculta ante la mirada de Estados Unidos, quien sigue creyéndose poderoso en la política internacional, y claro que lo es, pero no tanto como lo era a fines del siglo XX. "El mundo se está re configurando, o se trabaja para reconfigurar una bipolaridad perdida tras la desintegración de la (ex) URSS (Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas), porque es la única manera que tenemos de hacer un frente efectivo al resurgimiento del fascismo con mucha fuerza en Europa, en América Latina, y en la propia administración en Estados Unidos", explicó a la agencia de noticias rusa, Sputnik, Ernesto Limia, un historiador cubano