Leído

LA CIUDAD MÁS SUCIA DE ITALIA

Thunberg estaría orgullosa: en Roma reciclan botellas de plástico a cambio de viajar en subte gratis

Jue, 03/10/2019 - 5:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

Italia se pone al hombro la causa para defender el planeta del cambio climático, apareciendo como la figura líder del reciclaje en Europa, icluuso más que la Francia de Emmanuel Macron. Es así que las autoridades de Roma decidieron comenzar con un sistema de reciclaje que consiste en que los ciudadanos entreguen sus botellas de plástico vacías en las estaciones de subte, y a cambio se les devuelva pasajes de trasnporte público gratis. Y al parecer está funcionando porque ya recolectaron 350.000 botellas.

Estación de reciclaje en el subte de Roma
Contenido

Mientras que desde Francia el presidente, Emmanuel Macron, intenta plantarse, en realidad mantenerse, como el protector del medio ambiente de Europa, con su defensa del Acuerdo de París y su sus enfrentamientos con Donald Trump y el brasileño, Jair Bolsonaro, por descuidar y ser escépticos con respecto al cambio climático, desde Italia, también toman la iniciativa para trabajar por el medio ambiente y limpiar la ciudad capital: Roma. 

Roma es la ciudad que más basura genera en todo el país, debido también a la cantidad de turismo que recibe a diario y desde distintas partes del mundo, y hasta hacer poco también era la que menos reciclaba. Sin embargo el gobierno propuso un sistema que ya había sido exitoso en otras partes del mundo, que consiste en entregar botellas de plástico y a cambio obtener pasajes de subte gratis. Con tan solo 3 máquinas en funcionamiento, en estaciones distintas, ya lograron la recolección de 350.000 botellas, o 10.000 pasajes de transporte público otorgados.

El procedimiento es fácil, según explican los medios europeos: en primer lugar es necesario descargar una aplicación en el teléfono móvil que lleva un registro de las botellas entregadas y de los billetes obtenidos. Una vez descargada es necesario acercarse a una de las máquinas y tener en cuenta que "100 minutos de viaje equivale a 30 botellas", teniendo en cuenta que en algunas ciudades de Europa los tickets del transporte público se sacan de acuerdo al tiempo que toma el viaje. 

Una vez decidido el destino, se tiene que insertar la botella en la máquina, pero no sin antes escanear el código de barras del plástico para que las estaciones puedan registrar la insercción. Y listo, luego se obtiene automáticamente el boleto, que también se descarga directamente en la app, ya que los molinetes leen código QR, no es necesario el papel. Esto claro es también una forma de ahorrar en papel, es decir de cuidar el medio ambiente.

Según explicó al medio The Local, la alcaldesa de Roma, Virginia Raggi, el objetivo de reducir la basura fue algo que se propuso a comienzos de este año. Aunque nunca pensó que iba a funcionar tan bien, es por eso que ahora el plan es extender esta experiencia piloto a el resto de las estaciones de subte, como también mantenerlo activo hasta fines de año, ya que en un principio el proyecto iba a durar solo unos meses.

Recordemos que en Europa, la ola verde centrada en la protección del medio ambiente y la lucha contra el cambio climático, es algo que está muy presente en los últimos tiempos. En primer lugar, con Emmanuel Macron a la cabeza del gobierno francés, cuyo principal objetivo es por ejemplo poder mejorar las condiciones del planeta y mantener el compromiso internacional para con el Acuerdo de París, del cual Donald Trump huyó en 2017. A estas decisiones también se le sumó el presidente brasileño Jair Bolsonaro cuando ocurrió el incendio de la Amazonia.

Así también casi fracasa el acuerdo entre la Unión Europea y el Mercosur que se firmó en el último G20 en Osaka, Japón, teniendo en cuenta que Macron no firmaría si Bolsonaro no se comprometía a cuidar el medio ambiente. Luego ocurrieron los incendios de la selva Amazonas, donde Bolsonaro dio vuelta la cara y no se preocupó por apagarlos, entonces volvió a peligrar el acuerdo, que hoy finalmente no entrará en acción hasta por lo menos fines de 2020, eso es lo que aseguran desde Europa. 

A esto se le suma la fuerte presencia que tuvo y todavía tiene la activista sueca de 16 años, Greta Thunberg, quien comenzó en su país a protestar todos los viernes contra el cambio climático y acabo la semana pasada hablando frente a los líderes mundiales en la Asamblea General de las Naciones Unidas. Claro que la joven es un referente para todos los que buscan cuidar el medio ambiente, tanto en Europa como en el mundo, teniendo en cuenta que el pasado viernes se llevaron a cabo manifestaciones multitudianarias alrededor del globo.

Volviendo a la iniciativa italiana, según informó la compañía de transporte italiana, ATAC, los usuarios reciclaron aproximadamente entre 15 y 20 botellas por día. "Si usas dinero para involucrar a la gente, incluso aquellos que no tienen un sentido cívico van a reciclar", explicó un residente de Roma a Reuters.