Leído

UN IMPULSO A SU CAMPAÑA

Sorpresa de Acción de Gracias: Trump llegó a Afganistán y anunció nuevas reuniones con el Taliban

Jue, 28/11/2019 - 6:16pm
Enviado en:
Por Urgente24

Después de las fallidas conversaciones en Camp David con el líder de los talibanes, que concluyó en el despido del ex Asesor de Seguridad de la Casa Blanca y mano derecha del presidente Trump, John Bolton, el grupo paramilitar islámico sunita de Afganistán, parece estar listo para retomar las conversaciones con el presidente norteamericano Donald Trump. Es así que el mandatario viajo de sorpresa al país donde se reunió con su presidente Ashraf Ghani, visitó a las tropas y habló de los talibanes.

Donald Trump cenando con las tropas norteamericanas en Afganistán
Contenido

Este jueves 28/11, feriado en Estados Unidos por el festejo del Día de Acción de Gracias, el presidente decidió volar de sorpresa hasta Afganistán a visitar las tropas norteamericanas que se encuentran en el territorio. Sin embargo no solo acudió a comer pavo e intercambiar conversaciones con los soldados, sino que también se guardó un as bajo la manga y se reunió con el mandatario afgano, Ashraf Ghani, con quien discutió un posible proceso de paz con los talibanes.

En un intento por repuntar su imagen internacional y frente a los miembros del Partido Republicano de cara a las elecciones de 2020, la cuál se ha visto muy dañada luego de su retirada del norte de Siria y abandono del pueblo kurdo, así como luego de las fallidas conversaciones con el líder Taliban y el presidente afgano a principios del mes de septiembre. 

La realidad es que la política exterior de Trump parece no tener arreglo, sobre todo porque traicionó la tradicional doctrina norteamericana que rige desde el ataque a las Torres Gemelas en 2001: la lucha contra el terrorismo. Es así que durante su viaje a Afganistán anunció que ya se restablecieron las conversaciones con los talibanes. Lo hizo frente a periodistas convocados especialmetne para el anuncio (clásico acto de campaña). 

"Los talibanes quieren llegar a un acuerdo y nos reunimos con ellos y les decimos que tiene que ser un alto el fuego, y que no querían hacer un alto el fuego y ahora quieren hacerlo. fuego: creo que probablemente funcionará de esa manera ", dijo Trump parado junto al presidente Ghani dando cuenta que estaba un paso más cerca de cumplir uno de sus objetivos que es, después de 18 años de conflicto, hacer regresar a las tropas en Afganistán a Estados Unidos. 

Recordemos que el pasado 07/09 los Talibanes que estaban por ingresar a territorio norteamericano para una reunión con el mandatario en Camp David, uno de los escenarios icónicos para firmar acuerdos internacionales y de paz, tuvieron que dar la vuelta debido a la cancelación por parte del presidente. Según se supo posteriormente la decisión repentina fue a causa de una interna en el equipo del Ala Oeste. En el mismo había estado involucrado el ex asesor de seguridad nacional, John Bolton, quien pensó que un acuerdo que se había alcanzado inicialmente, era inadecuado y le recordó a Trump las posibles dificultades.

Al parecer su excusa había sido un ataque reciente por parte de los talibanes en Kabul, que terminó con la vida de soldados norteamericanos. Esto concluyó en el fracaso de los planes de Trump, la caída de su imagen y el despido y despecho de John Bolton, quien ahora amenaza con sacar a la luz verdades de la administración Trump con respecto al juicio político por Ucraniagate. También como consecuencia llegaron las amenazas del grupo taliban: "América va a sufrir más que nadie”, aseguró en su momento Zabihullah Mujahid, el portavoz de la organización. 

Al parecer, según las palabras de Trump durante su visita en Afganistán, los talibanes han olvidado esas amenazas. Sin embargo la visita del presidente llega en un momento especial ya que uno de los principales temas con mayor aprobación durante los debates demócratas en Estados Unidos es la retirada de las tropas del territorio de lucha, sobre todo después de 18 años. En esta visita el presidente quiso demostrar que él también tiene esos objetivos y que sigue teniendo el control del Ejército,  por lo menos mientras sea mandatario. 

Por otro lado, su viaje también llega semanas después de que la Casa Blanca anuncie la ejecución de Al Baghdadi, el ex líder del ISIS. Tengamos en cuenta que los talibanes son la facción del Estado Islámico en Afganistán y que uno de sus líderes ya fue eliminado por las tropas norteamericanas: Osama bin Laden.