Leído

40 MUERTOS EN EL FUNERAL

Se filtran detalles de la represalia que el ayatolá iraní quiere por el asesinato de Soleimani

Mar, 07/01/2020 - 3:59pm
Enviado en:
Por Urgente24

Irán, planteó Alí Jamanei -según fuentes del New York Times-, debe responder de manera directa y proporcional a través de sus propias fuerzas, no a través de milicias aliadas. El objetivo: intereses estadounidenses. El jefe del Consejo de Seguridad, Ali Shamkhani, dijo que se están considerando 13 escenarios de represalia. Mientras tanto, el entierro del general Soleimani tuvo que ser suspendido, luego de que al menos 40 personas murieran durante estampidas producidas en su funeral en Kerman.

El ayatolá durante una graduación militar. /Foto:HO / Iranian Supreme Leader's Website / AFPEl ayatolá durante una graduación militar. /Foto:HO / Iranian Supreme Leader's Website / AFP
El ayatolá durante una graduación militar. /Foto:HO / Iranian Supreme Leader's Website / AFP
Contenido

Irán es una República Islámica establecida tras la revolución de 1979 del ayatolá Ruhollah Jomeini que derrocó al Shah Mohammad Reza Pahlevi. Es una teocracia chiita. Su Constitución es confesional, reconociendo la soberanía a Dios y no al pueblo, y declarando el predominio de los textos y tradiciones sagradas sobre cualquier decisión de las instituciones políticas. La jefatura de Estado corresponde al líder supremo, elegido por la Asamblea de los Expertos (compuesta por clérigos elegidos por votación popular, pero tras un proceso de filtrado, explica Wikipedia).

Actualmente este cargo lo ocupa Alí Jamenei, el ayatolá al que pudo verse llorando ayer frente a la tumba del general asesinado por USA, Qassem Soleimani, una figura clave en Irán, durante su funeral el lunes.

Ayatolá. /Foto:AFP

Jamenei es la máxima autoridad política y religiosa del país, quien manda sobre las fuerzas armadas, el poder judicial, la televisión estatal y otras organizaciones gubernamentales. De él dependen las decisiones finales sobre economía, medio ambiente, política exterior, educación, planificación nacional, etcétera. Es por eso que sus deseos y voluntades son muy importantes de escuchar en un momento de alta tensión como el actual, cuando el mundo está expectante ante cómo reaccionará Irán tras el asesinato de Soleimani.

Distintas posibilidades se han barajado: una escalada de Irak (ataques de las milicias shiitas contra objetivos estadounidenses), ataques de Hezbolá contra Israel, misiles contra Arabia Saudita o Emiratos Árabes Unidos (bases estadounidenses y facilidades petroleras), violaciones al Pacto Nuclear (ya han sido declaradas), ataque terrorista contra diplomáticos estadounideses o instituciones diplomáticas de USA (fuera del país), ataque terrorista en suelo estadounidense.

En un artículo publicado por Farnaz Fassihi y David D. Kirkpatrick en el diario The New York Times, trascienden detalles de la represalia que Jamenei quiere por el asesinato de Soleimani. El ayatolá lo habría expresado en una reunión del Consejo de Seguridad Nacional. La información, explica el Times, trascendió por 3 personas familiarizadas con la reunión. Irán, planteó el ayatolá, debe responder de manera directa y proporcional a través de sus propias fuerzas, no a través de milicias aliadas. El objetivo: intereses estadounidenses.

Esto marca una diferencia con la táctica utilizada por Irán desde la revolución del '79. Hasta el momento, explica el artículo, Irán se movió tras bastidores, asestando golpes a través de sus milicias aliadas, en lo que parecía una estrategia de cautela. Pero la ira que provocó a Jamenei el asesinato de Soleimani lo habría hecho cambiar de opinión. 

Mientras tanto, el jefe del Consejo de Seguridad, Ali Shamkhani, dijo que se están considerando 13 escenarios de represalia, y mencionó específicamente a las bases estadounidenses en la región. El comandante de las Guardias Revolucionarias iraníes, el general Hossein Salami, indicó que Israel podría estar entre los objetivos.

Según medios estatales iraníes, al menos 40 personas murieron y más de 200 resultaron heridas durante una estampida producida en la ceremonia funeraria de Soleimani en Kerman (su ciudad natal). El funeral del general asesinado tuvo una concurrencia masiva y fue considerado por algunos el más grande de la historia de Irán.