Leído

MEDIO ORIENTE

Recrudecen protestas en Irak: Prenden fuego el consulado iraní y hay 14 muertos en Nasiriya

Jue, 28/11/2019 - 10:59am
Enviado en:
Por Urgente24

Irak ya lleva semanas de protestas que pretenden voltear a un gobierno percibido como corrupto y apoyado por Teherán. La clase política dominante, que controla las instituciones estatales y redes de mecenazgo, es mayoritariamente shiita desde la invasión estadounidense en 2003, que volteó al líder sunnita, Saddam Hussein.

Contenido

El miércoles 27/11, manifestantes en Irak prendieron fuego el consulado iraní en Najaf, ciudad sagrada para los shiitas y centro del poder político shiita en el país. Esto subió un escalón en la ya caldeada situación que atraviesan varios países de Medio Oriente.

Irak ya lleva semanas de protestas que pretenden voltear a un gobierno percibido como corrupto y apoyado por Teherán. La clase política dominante, que controla las instituciones estatales y redes de mecenazgo, es mayoritariamente shiita desde la invasión estadounidense en 2003, que volteó al líder sunnita, Saddam Hussein. Sin embargo, según Reuters, la mayoría de los manifestantes son shiitas y jóvenes. Culpan a potencias extranjeras -especialmente a Irán- por la falta de recuperación del país.

Además de en Irak, han habido protestas fuertes en Irán y el Líbano. Tanto Irak como el Líbano son considerados como de fuerte influencia iraní. El incendio del consulado de ese país en Irak confirma la hipótesis de que las protestas son en parte contra la influncia persa en el país.

"El Líbano es una sociedad diversa con muchas sectas musulmanas y una fuerte minoría cristiana compitiendo por el poder con los shiitas, cuyas bases están principalmente en el sur del país. El poder shiita gira alrededor del hecho de que Hezbolá, apoyado y abastecido por Irán, puede intimidar a otros partidos con poder de fuego que es mayor que el del ejército regular", escribió Gary Anderson en The Washington Times.

Irak, en cambio, tiene una fuerte mayoría de población shiita, pero muchos resienten la influencia persa, a la que culpan por la corrupción de la casta hereditaria de los mullahs, que ejercen una enorme influencia sobre el gobierno, especificó.

Tras el incendio del consulado, la fuerzas de seguridad iraquíes mataron a 14 manifestantes que estaban en un puente en Nasiriya, en el sur del país, informaron fuentes médicas a Reuters.

Sobre Najaf, las autoridades impusieron el toque de queda.

Se están organizando "células de crisis" conjuntas civiles-militares para combatir las protestas. El comandante de las Fuerzas de Movilización Popular, paraguas de varios grupo paramilitares cuyas facciones más poderosas son cercanas a Teherán, dijeron que el grupo usaría la máxima fuerza si alguien intentaba atacar al clérigo shiita más poderoso de Irak, que está en Najaf: el gran ayatolá Ali al-Sistani.

La violencia de estas semanas ya ha dejado 350 muertos, según la policía y los médicos.