Leído

DESPUÉS DE LOS ATAQUES PETROLEROS

Putin aprovecha: ofrece protección y sistemas antiaéreos a Arabia Saudita, apelando al Corán

Lun, 16/09/2019 - 7:44pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

La situación en Medio Oriente se tensa a medida que pasan los minutos, ya que desde el ataque con una decena de drones a 2 de las refinerías más grandes de Arabia Saudita en la región, el panorama internacional se descontroló y ahora muchos intentan encontrar su lugar. Mientras Irán niega su participación, los hutíes de Yemen se adjudican el ataque, Arabia Saudita pone en ojo también sobre Irán y Estados Unidos piensa en responder, Rusia intenta hacerse camino en el escenario actual. Es así que el presidente Vladimir Putin, luego de reunirse con el presidente de Trurquía e Irán, le ofreció a Arabia Saudita su sistema de defensa antiaérea: S-400, pero recordemos que quien actualmente se encarga de mantener la defensa de los saudíes es Estados Unidos. Aunque para convencerlos, apeló a las frases del Corán.

Contenido

Este lunes 16/09 el mundo amaneció con el precio del petróleo registrando alzas históricas, el precio más alto desde 1991 en la Guerra del Golfo: se incrementaron hasta un 19,5%. Esto se debe a la incertidumbre y escenario de crisis en la que está sumergida la región de Medio Oriente durante los últimos meses y que se tensó todavía más este fin de semana cuando drones de procedencia desconocida, impactaron sobre 2 refinerías saudíes que significaban casi el 50% de la producción del país.

Recordemos que este no es el primer ataque al petróleo. El pasado 14/05 ya habían ocurrido ataques de procedencia desconocida a buques saudíes en el Estrecho de Ormuz, y luego ataques con drones a oleoductos también del mismo dominio. Y ahora, justo después de la retirada del ex Asesor de Seguridad Nacional norteamericano, John Bolton, cuando se veía posible una reunión entre el gobierno de Irán y Estados Unidos en la próxima cumbre de las Naciones Unidas, ocurren nuevos ataques y esta vez a mayor escala.

Claro que en consecuencia se generó un debate sobre quien fue el autor del ataque y hasta algunos medios hablaron de la posibilidad de que se desate otra guerra en la región, ya que la situación es tan delicada que no hay opciones para descartar. Todos los números están puestos sobre Irán que ya negó reiteradas veces haber estado detrás de los ataques, aunque el grupo de los hutíes, aliados iraníes, se lo auto adjudicaron, mientras los saudíes aseguran que las armas utilizadas son de origen iraní.

Por su parte, el Gobierno estadounidense mostró fotos satelitáles que, según oficiales, muestran que las 2 facilidades sauditas fueron impactadas en al menos 19 sitios, y que esos impactos son consistentes con un ataques proveniente de Irán o Irak y no de Yemen. Irak negó que su territorio hubiese sido utilizado para atacar al reino. Es decir, más dudas. Aunque todavía nadie cuestionó el papel de Rusia en este escenario.

El presidente ruso, Vladimir Putin, fuerte aliado de Irán, frente a la situación actual, aseguró que Rusia estaría dispuesta a defender a Arabia Saudita, algo que actualmente hace Estados Unidos, al venderle los sistemas antiaéreos que ya compró Turquía: los S-400. Sin embargo esto no  es ningún gesto de buena voluntad, ya que sería una forma de contrarrestar la influencia norteamericana en el territorio, aunque claro esto si Arabia Saudita acepta."Para la autodefensa, para la defensa del país de uno, estamos listos para brindar ayuda a Arabia Saudita, el liderazgo político de Arabia Saudita", dijo Putin en una conferencia de prensa con los líderes de Irán y Turquía en Ankara (ciudad capital turca).

Recordemos que el gobierno de Estados Unidos encuentra en los saudiés un aliado fiel en Medio Oriente, es por eso que en 2017 la Casa Blanca gastó aproximadamente US$ 14 millones de Arabia Saudita, lo mismo que sigue ocurriendo en la actualidad. También tengamos en cuenta que la administración Trump pasó por alto reiteradas veces las decisiones del Congreso con respecto a la venta de municiones valuadas en US$ 7 mil millones al gobierno de Arabia Saudita. Para Trump es un gran aliado porque se apoyan mutuamente a cumplir sus respectivos objetivos.

Por su parte a Trump le interesa contra arrestar la expansión del Islam, evitar que Irán se convierta en una potencia nuclear y lograr tener influencia en la región, al igual que Rusia tiene aliándose a los iraníes. Lo mismo ocurre con Arabia Saudita, ya que cuentan con el respaldo político del gigante norteamericano y la provisión de armas. 

Pero volviendo a Putin, el mismo promete proteger cualquier objeto de infraestructura en Arabia Sauita, algo que al parecer Estados Unidos no pudo lograr. Sin embargo, Rusia ya había conversado con Riad (ciudad capital saudí) sobre la compra del S-400, pero eso sería un peligro para Arabia Saudita, porque lo enemistaría con su aliado de alguna forma, y también para Rusia, ya que estaría incumpliendo las sanciones puestas por Washington. Pero este es un momento extremo para los saudíes, ya que casi 50% de la producción petrolera del país , y 5% del suministro mundial se vieron destruidos en el último ataque.

Aunque Putin fue más allá para convencer y promocionar su política exterior, es por eso que durante la reunión con los presidentes de Irán y Turquía en Ankara, el mandatario ruso citó el Corán. "En el santo Corán se dice de la inaceptabilidad de cualquier tipo de violencia, a excepción de la defensa de su especie”, aseguró Putin para luego explicar que es necesario que los saudíes acepten la ayuda para "defender su especie". 

Pero esta no fue la única vez que lo hizo a lo largo de la jornada ya que después volvió a citar el libro sagrado del Islam con la excusa de "estar en Turquía": ‘Recuerden la bondad de Allah. Alguna vez ustedes fueron enemigos, pero Allah reconcilió sus corazones y los convirtió en hermanos’, dijo Putin repitiendo las palabras del Corán en referencia a los ataques hutíes. 

A su vez, de acuerdo a lo que confirmó la agencia de noticias rusa, Tass, Putin visitará Arabia Saudita en ocutbre próximo, aunque todavía no existe fecha exacta. "Tanto Moscú como Riad tienen suficiente voluntad política para buscar una mayor mejora de la cooperación ruso-saudita", dijo Dimitry Peskov, el portavoz del Kremlin. A esto se le suma el hecho de que Rusia esté aliada con las naciones de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP+), alianza que fue confirmada en el G-20 en Osaka, Japón. 

Es por eso que frente a la crisis que comenzó el sábado a la noche cuando las sucursales de Saudi Aramco se vieran destruidas y sin producción por lo menos hasta el lunes, tanto las autoridades rusas, como las de la OPEP, decidieron extender recortes de petróleo. Según explicó Tass: "En total, los países de la OPEP + acordaron reducir la producción de petróleo en 1,2 millones de barriles por día, incluidos 812,000 barriles de los países de la OPEP y 383,000 barriles de los estados que no pertenecen a la OPEP".