Leído

LI KA-SHING

Presionados por China: ¿los multimillonarios de Hong Kong también apoyan a los manifestantes?

Vie, 13/09/2019 - 7:08pm
Enviado en:
0 comentarios
Por Urgente24

Las protestas, tanto pacíficas como violentas, no parecen cesar en Hong Kong, ya que este viernes miles iluminaron las colinas de la ciudad con antorchas, linternas y lapiceros láser, y más temprano ese mismo día decenas de personas se unieron en los shoppings a cantar el nuevo "himno de Hong Kong". Sin embargo quienes también se mostraron a favor de las protestas fueron los empresarios, los billonarios que controlan el sistema financiero del país. Entre ellos, Li Ka-shing, el empresario dueño de la multinacional, Cheung Kong. El mismo rechazó completamente cualquier tipo de acción que viole el estado de derecho, es decir todo lo que está haciendo el régimen chino en Hong Kong.

Li Ka-shing, empresario de Hong Kong en favor de las manifestaciones
Contenido

La economía y el sistema financiero de Hong Kong es otra de las víctimas del escenario de incertidumbre y caos que está atravesando el país actualmente, esto se debe por supuesto a las constantes protestas por parte de los ciudadanos que reclaman una independencia del régimen chino y la garantía de un estado de derecho y una democracia. Es por eso que a los empresarios de Hong Kong, que en su mayoría hacen negocios con los vecinos chinos, tampoco les conviene que el sistema financiero se caiga a pedazos. Es tanta la desesperación que le ofrecieron a la Bolsa de Londres un acuerdo para comprarla, aunque esta última se negó finalmente.

Es así que una de las figuras más importantes de Hong Kong, Li Ka-shing, teniendo en cuenta que es un empresario inversionista y billonario, también se puso a favor de las protestas y le pidió al gobierno hongkonés, coordinado por las autoridades del Partido Comunista chino, que muestren algo de humanidad y ayuden sobre todo a los jóvenes que van a las protestas todos los días. Sin embargo esta no fue la primera vez que pidió por el cese de la violencia.

Li describió la situación como "el peor golpe a Hong Kong, excepto la Segunda Guerra Mundial", explicó el magnate el pasado domingo durante una reunión religiosa budista donde más de mil personas se habían reunido en uno de los monasterios más grandes de Hong Kong para pedir por el país, por la salud de los jóvenes y por la paz. “Esperamos que los jóvenes puedan tener en cuenta el panorama general. Para aquellos que están al timón, esperamos que puedan darles una salida a los maestros de nuestro futuro", continuó el empresario.

"Aunque mostrar que la humanidad a veces puede chocar con el imperio de la ley, en cuestiones políticas, ambas partes deben tratar de poner los pies en los zapatos de otro, entonces muchos de los grandes problemas pueden reducirse a pequeños", explicó Li en uno de sus anuncios.

Sin embargo, horas después comenzaron a llegar las críticas por parte de las autoridades del régimen chino en las redes sociales y publicaciones en los medios estatales de China. Recordemos que muchos de sus clientes son chinos, ya que se estima que es poseedor del 14% de los activos del total de la Bolsa de Hong Kong, y esta es la tercera más grande del mundo después de la de Tokio y Shangai. En consecuencia vino el arrepentimiento, o algo así.

Este viernes 13/09, Li emitió una declaración a través de su fundación, horas después de que la Comisión Central de Asuntos Políticos lo acusase de "albergar delincuentes". El mismo explicó sus dichos anteriores y dijo que los mismos habían sido "transgiversados" y agregó que rechaza totalmente cualquier tipo de violencia y de incumplimiento de la ley, como se dice que están haciendo los manifestantes. Sin embargo el mismo no se dejó presionar por el gobierno chino y siguió firme con respecto a su posición de preservación del estado de derecho.

"No se trata de pensar en Hong Kong, sino de ver a Hong Kong caer al abismo", dijo el empresario para después sugerir que se debería desde el gobierno proporcionar una solución para todos los jóvenes que van a protestar a diario y se enfocó más que nada en el problema de vivienda y sus precios inaccesibles en la ciudad, el cuál es una de las principales causas de protesta en las últimas semanas.

Recordemos que la ciudad de Hong está hundida en un escenario de caos hace casi 16 semanas, con más de una manifestación por día y con un récord de 1,7 millones de personas que ya salieron a las calles en un mismo día. A esto se suma el impacto que esto tiene en la bolsa da valores más grande del mundo ya que al ver este escenario muchos inversores se retiran del mercado, al igual que está sucediendo en Gran Bretaña o Buenos Aires, aunque por razones distintas. 

A todo esto se suma que, según informó la agencia de noticias Reuters, China informó a sus empresas más grandes que tomen el control de la sede de Hong Kong para poner presión sobre los propios empresarios y sobre los manifestantes, claro que esto ampliaría el alcance directo de China. Este viernes 13/09 el gobierno citó a los representantes de casi 100 empresas en Shenzhen, la ciudad fronteriza con Hong Kong. "La mayoría de la élite empresarial de Hong Kong no es uno de nosotros", dijo el informe de Reuters.

"Dada la perspectiva de Beijing, la economía de Hong Kong será cada vez menos independiente y más integrada en el Área de la Gran Bahía, y eso está más en línea con el plan a largo plazo de Beijing", explicó un profesor y activista hongkonés consultado por Bloomberg, Joseph Cheng y abrió la posibilidad de que Hong Kong se cierre al mundo y que las protestas se intensifiquen todavía más.