GLOBAL

CAMPOS DE DETENCIÓN MASIVA

Pompeo va a Roma a recordarle a Francisco sobre los uigures, a poco de que Beijing y la Santa Sede renueven acuerdo

Varias organizaciones internacionales acusan a China de mantener a la minoría uigur en campos de detención masiva. Hace 2 años, el Vaticano firmó un acuerdo de acercamiento con Beijing para unificar a la Iglesia Católica Apostólica Romana en ese país, dividida en 2 (la oficial y la clandestina). Ese acuerdo está a punto de ser renovado y el secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, advierte al Papa que el Vaticano "pondría en peligro su autoridad moral si renovase el acuerdo".

El Papa Francisco se ha presuntamente negado a recibir al secretario de Estado estadounidense, Mike Pompeo, durante su visita a Italia esta semana, debido a la proximidad de las elecciones norteamericanas.

El tema de fondo, sin embargo, son posturas enfrentadas en cuanto a Beijing.

Este miércoles 30/9, Pompeo habló en una conferencia sobre libertad religiosa organizada por la Embajada de USA en la Santa Sede.

Cuando la agencia de noticias Ansa preguntó al arzobispo Paul Richard Gallagher, a cargo de las relaciones de la Santa Sede con otros Estados, si la organización unilateral del evento por parte de la sede diplomática estadounidense representaba un intento de explotar un encuentro con el Papa de cara las elecciones, este respondió: "Sí, eso es exactamente por qué el Papa no se encontrará con el secretario de Estado norteamericano, Mike Pompeo."

Pero el desentendimiento entre la administración estadounidense y la Santa Sede data de antes.

Francisco habría declinado a encontrarse con Pompeo tanto por la proximidad de los comicios como por ataques recientes de Pompeo contra la Santa Sede.

El canciller acusa al Papa de no denunciar con suficiente énfasis los abusos a los derechos humanos en China,cuando ambas partes (el Vaticano y Beijing) se preparan para extender un acuerdo histórico firmado hace 2 años para reunificar a la Iglesia católica apostólica romana en China, dividida en 2 (la oficial y la clandestina).

Para varias organizaciones internacionales, China mantiene campos de "reeducación" para la minoría uigur, donde hasta 1 millón de personas podrían estar siendo retenidas como prisioneras. Una mujer uigur denunció recientemente, entre otras violaciones a los derechos humanos, la práctica de esterilizaciones forzosas.

Los detalles del acuerdo entre China y el Vaticano nunca se hicieron públicos pero otorgaron a la Santa Sede voz y voto en el nombramiento de obispos católicos en China.

El Papa Francisco reconoció sin embargo que 8 obispos han sido nombrados por Beijing sin su aprobación.

Pompeo criticó abiertamente desde su cuenta de Twitter el acuerdo entre China y el Vaticano.

"Hace 2 años la Santa Sede concordaba un acuerdo con el Partido Comunista China con la esperanza de ayudar a los católicos chinos. Pero el abuso del Partido Comunista de China ha solo empeorado la situación de los fieles. El Vaticano pondría en peligro su autoridad moral si renovase el acuerdo", advirtió a pocos días de la renovación del mismo.

Este miércoles, Pompeo brindó la conferencia en Roma y pidió a Francisco tener "valor" para combatir persecusiones religiosas, particularmente en China.

“Pido a todos los líderes religiosos encontrar el valor para enfrentar las persecuciones religiosas de sus propias comunidades, y las de otras profesiones de fe”, declaró Pompeo en presencia de Gallagher. 

“Los líderes cristianos deben defender a sus hermanos y hermanas en Irak, Corea del Norte y Cuba”, añadió tras atacar a Beijing por reprimir a las minorías católica y musulmana uigur.

“En ninguna otra parte como en China la libertad de culto es tan atacada", dijo Pompeo, quien suele citar el compromiso asumido por el papa Juan Pablo II en los '80 contra el bloque soviético, en nombre de lo que el sumo pontífice polaco llamaba “el riesgo de la libertad”, explica el diario El Comercio.

 “Que la Iglesia, y aquellos que saben que finalmente todos rendiremos cuentas ante Dios, puedan ser tan audaces en nuestra época”, pidió el jefe de la diplomacia estadounidense, quien sí será recibido el jueves en el Vaticano por Pietro Parolin, secretario de Estado de la Santa Sede.

Enterate de todas las últimas noticias desde donde estés, gratis.

Suscribite para recibir nuestro newsletter.

REGISTRATE

Dejá tu comentario