Leído

BRUTAL ATAQUE

Paranoia y racismo: Un cóctel explosivo que anoche dejó 11 muertos en Alemania

Jue, 20/02/2020 - 2:09pm
Enviado en:
Por Urgente24

Hubo una época en que se diferenciaba entre atacantes terroristas motivados por el odio y "lobos solitarios", personas sin vinculación a organización alguna, que cometían crímenes producto de sus trastornos mentales. Esta línea se ha borrado. Los ataques terroristas del 2020 los producen "lobos solitarios" cuyo discurso muestra tanto odio y racismo como rasgos de locura paranoide. Es el caso de lo que pasó anoche a 20 kilómetros de Frankfurt: un hombre disparó contra 2 bares donde se fuma shisha (narguile), con una fuerte concurrencia de personas de origen kurdo. El presunto sospechoso fue hallado muerto (la policía afirma que se suicidó) junto al cadáver de su madre, a quien también habría asesinado. En su casa habrían sido hallados materiales (una carta/panfleto y un video), que mezclan teorías conspirativas con arengas xenófobas, apuntando a lo anterior: el presunto atacante tenía la certeza de estar siendo vigilado por personas "capaces de leer la mente" y, por otro lado, creía que pueblos enteros de hasta 24 países de África y Asia deberían ser "aniquilados".

Una de las escenas del crimen, tras el ataque. /Foto:PATRICK HERTZOG / AFP
Contenido

Al menos 9 personas murieron en 2 tiroteos sucedidos en la ciudad de Hanau, a 20 kilómetros de Frankfurt en la noche del miércoles 19/2, informó la policía del Estado de Hesse. Sin embargo, la cifra de muertos involucrados en el suceso asciende a 11, ya que el presunto autor de los disparos fue hallado muerto en su domicilio alrededor de las 3 de la mañana (hora local), y a su lado estaba otro cadáver, que sería el de su madre. La policía asegura que el hombre, a quien medios locales identifican como Tobias R., se suicidó.

Además, habrían sido hallados panfletos xenófobos y un video confesando los crímenes, lo que da indicios de que el presunto móvil sería el racismo. Sin embargo, esta información no fue confirmada de forma oficial. Pero uno de los portavoces de la Fiscalía federal alemana, que se ha hecho cargo del caso, afirmó a la agencia AFP que hay "indicios de motivos xenófobos" en los ataques. El diario El País apunta que el atacante dejó escrita una carta de 24 páginas. Agregan que en el video que dejó mezcla teorías conspirativas con arengas xenófobas. Se trata de un relato biográfico que empieza con su nacimiento y explica cómo agentes "capaces de leer la mente" lo vigilan. Luego, apunta contra las personas de grupos étnicos diversos y que se debería "aniquilar" a pueblos enteros de hasta 24 países de África y Asia.

Alrededor de las 10 de la noche del miércoles, el atacante abrió fuego en 2 bares de shishas (pipas de agua). La prensa local indicó que en ambos bares la clientela era predominantemente kurda. En un principio, la policía había dicho a la BBC que unos hombres armados abrieron fuego en ambos locales, por lo que se difundió la hipótesis de un grupo neonazi detrás del ataque, pero posteriormente se habló de solo un sospechoso.

El primer ataque ocurrió en un bar del centro de Hanau, ciudad de unos 100.000 habitantes, llamado Midnight, donde también se servía comida oriental. El hombre se dirigió a la zona de fumadores y comenzó a disparar. Según medios locales, entre los fallecidos hay personas de origen kurdo. Tras lo cual el sospechoso se habría dirigido en un automóvil al segundo local, el Arena Bar & Cafe en el barrio Kesselstadt, donde tras un intenso tiroteo murieron al menos 5 personas, explica la BBC. Al menos 5 heridas. Según testigos presenciales, en el primer bar atacó tras llamar al timbre, mientras que en el segundo disparó desde un coche.

Las autoridades emprendieron la búsqueda del atacante y horas después, la policía de Hesse anunció en Twitter que el presunto autor había sido hallado muerto en su casa. "El presunto perpetrador fue descubierto sin vida en su vivienda en #Hanau. Agentes especiales de policía también encontraron otro cuerpo allí. La investigación sigue en marcha. Actualmente no hay indicios de otros perpetradores", dice el mensaje. Se trata de un vecino de Hanau de 43 años, de nacionalidad alemana y quien poseía licencia de caza. En su auto fueron halladas municiones y revistas de armas.

“El racismo es veneno. El odio es un veneno que existe en nuestra sociedad y que es culpable de muchos crímenes”, dijo en un mensaje televisado la canciller alemana, Angela Merkel.