Leído

CANADÁ, MÉXICO, USA

Otro triunfo para Trump: el nuevo NAFTA ya casi es un hecho y los demócratas lloran

Mie, 29/01/2020 - 4:38pm
Enviado en:
Por Urgente24

La semana de Trump parece ser hasta ahora la más exitosa de su gobierno a nivel comercial y de relaciones exteriores, ya que después de la firma del acuerdo de Fase 1 con China y el lanzamiento del Acuerdo de Paz de Medio Oriente, el inquilino de la Casa Blanca selló otro acuerdo comercial: Tratado de Libre Comercio de América del Norte que incluye a Canadá, México y Estados Unidos. Trump dio un paso más en su campaña presidencial de reelección, pero dejo afuera a los demócratas, teniendo en cuenta que había sido el 1º gran acuerdo bipartidista que se le concedió al gobierno.

Donald Trump en la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Donald Trump en la firma del nuevo Tratado de Libre Comercio de América del Norte.
Contenido

A pesar de las críticas que recibió Donald Trump en consecuencia de la presentación del Plan de Paz en Medio Oriente el pasado martes 28/01 y el juicio político que está teniendo lugar en Senadores desde hace ya 1 semana, el presidente de Estados Unidos parece desoír las críticas y lo que sucede a su alrededor y concentrarse solo en sus triunfos, así lo hizo este miércoles 29/01 cuando finalmente firmó el Tratado de Libre Comercio de América del Norte con Canadá y México. 

"Este es un acuerdo de vanguardia que protege y defiende a la gente de nuestro país", dijo Trump luego de la firma y como siempre enfocándose en cómo sus acciones repercuten y benefician a los estadounidenses: siempre haciendo campaña política. Recordemos que este es un acuerdo que viene a reemplazar el que estaba establecido desde la era del ex presidente demócrata, Bill Clinton, y si bien no fue fácil la negociación con los países vecinos, Trump finalmente decidió ir por ello. 

Actualmente el ojo del presidente norteamericano está puesto sobre la campaña electoral de cara a las elecciones de noviembre 2020 que lo podrían volver a designar presidente por 2º vez. Sobretodo en esta semana, cuando apenas faltan 4 días para las primeras elecciones internas del Partido Demócrata en Iowa. Tengamos en cuenta que tal fue su obsesión con las elecciones desde un principio que pidió al gobierno ucraniano que investigue a Joe Biden, el ex vicepresidente de Barack Obama que lidera las encuestas. Esto último lo llevó a un juicio político.

En consecuencia y luego de los grandes esfuerzos por parte de los demócratas por enjuiciar a Trump, el mismo se vengó dejando afuera de la firma a los líderes del partido que habían participado del acuerdo, recordemos que fue un proyecto bi partidario. Si bien ahora las figuras del partido como Elizabeth Warren y Bernie Sanderes critican el acuerdo, no parece haber nada que lastime a Trump. 

Tengamos en cuenta que el Tratado era esperado por muchos, tanto que cuando en diciembre Nandy Pelosi anunció la existencia del mismo, el índice S&P 500 ganó un 4,6% y el promedio industrial Dow Jones ha mejorado más del 3%. Además es una de las pocas cosas en la que todos los norteamericanos concuerdan en la actualidad, ya que solo el 5% de los ciudadanos desaprueban el USMCA

Pero volviendo al acuerdo con México, el mismo tuvo idas y vueltas, quejas y modificaciones entre ambas partes y conflictos en especial con México que trastornaron el futuro del acuerdo. Además por supuesto que hasta diciembre el objetivo principal del presidente de Estados Unidos era el acuerdo de Fase 1 con China. En pocas palabras el acuerdo hace modificaciones sobre las condiciones laborales en México y asegura mayor producción automotriz en la región. 

Para México y el gobierno de izquierda de Andrés Manuel López Obrador es una gran oportunidad y un triunfo en su mandato, empezando porque asegura más derechos y beneficios para los trabajadores, entre ellas una reducción de la brecha salarial que existe entre trabajadores en Estados Unidos y México. A su vez se creo una lista de alimentos que podrán comericalizarse entre ambos países sin restricciones, gran oportunidad de crecimiento para México. 

En cuanto a Estados Unidos no solo dará un empujón a la producción automotriz, también hará crecer la economía norteamericana en aproximadamente en 0,35%. Aunque no solo eso ya que según las estimaciones de la Casa Blanca, el acuerdo crearía 76,000 empleos automotrices y generaría $ 34 mil millones en nuevas inversiones en fabricación de automóviles. Todo es triunfo para Trump ya que se asegurará buenos números de cara a las elecciones en los sectores productores. 

Por su parte en Canadá el acuerdo todavía no fue firmado por el Primer Ministro, Justin Trudeau, quien si bien está pasando por una gran crisis política, el acuerdo podría ayudar para impulsar seguridades en el país, ya que  pone límites y asegura relaciones en distintas industrias como petroquímica, telecomunicaciones, infraestructura y generación de energía.