Leído

MIJAÍL MISHUSTIN

Nuevo primer ministro ruso: El hombre que introdujo nuevas tecnologías a la recaudación de impuestos

Jue, 16/01/2020 - 11:31am
Enviado en:
Por Urgente24

Nacido en Moscú en 1966, Mijaíl Mishustin formó parte de distintos proyectos que introdujeron tecnologías informativas nuevas al servicio de la recaudación tributaria en Rusia. Tras la renuncia de todo el gobierno de Putin, fue nombrado nuevo primer ministro en reemplazo de Dmitri Medvédev.

Mijail Mihustin. /Foto:Alexander NEMENOV / AFP
Contenido

El jueves 16/1, la Cámara Baja de la Asamblea Federal -la Duma o Parlamento ruso- aprobó la candidatura de Mijaíl Mishustin para el puesto de primer ministro ruso. Fue propuesto para el cargo por el presidente, Vladimir Putin, luego de la renuncia del anterior, Dmitri Medvédev, junto con todos los miembros del gobierno. 

Mishustin, de 53 años, ejercía hasta ahora como jefe del Servicio Federal de Impuestos de Rusia, desde abril del 2010. Nacido en Moscú el 3/3/66, participó en los primeros estadíos de la creación del sistema informático del Servicio Tributario ruso, en particular en el desarrollo de un sitio web moderno para el organismo, explica Russia Today. Formó parte de distintos proyectos que introdujeron tecnologías informativas nuevas al servicio de la recaudación tributaria.

La dimisión masiva llegó luego de que Putin propusiera cambios radicales a la Constitución que serán sometidos a referéndum.

Medvédev dio a entender que su renuncia era para facilitar el avance de dichas reformas. 

"Estas enmiendas, cuando se adopten, [...] supondrán cambios significativos no solo en varios artículos de la Constitución, sino también en el equilibrio de poder ejecutivo, legislativo y judicial", señaló Medvédev durante una reunión de Putin con el gabinete de ministros, de acuerdo a Russia Today. "En este contexto, es obvio que nosotros, como el gobierno de Rusia, deberíamos brindarle al presidente de nuestro país la oportunidad de tomar todas las decisiones necesarias, y en estas condiciones creo que es correcto presentar la renuncia de todos los miembros, de conformidad con el artículo 117 de la Constitución rusa", declaró.

Entre las enmiendas propuestas se incluyen:
> Transferir del presidente al Parlamento la potestad de aprobar las candidaturas del primer ministro y miembros del Gobierno, así como otorgar al Parlamento el derecho de aprobar, a propuesta del jefe de Gobierno, a todos los viceprimeros ministros y ministros federales. 
> Ajustar los requisitos para los candidatos a la Presidencia rusa, que de ser aprobada la propuesta deberán demostrar haber residido de manera permanente en Rusia durante al menos 25 años y no contar con la ciudadanía o el permiso de residencia de otro país.
> Que la ley internacional solo aplique en Rusia si no contradice la Constitución o restringe los derechos y libertades de las personas. Esto, dijo Putin, es una cuestión de soberanía.
> El presidente no deberá poder tener 2 mandatos consecutivos.
> El rol del Consejo de Estado (un cuerpo de asesores) será expandido y fortalecido.
> La independencia de los jueces debería ser consagrada y protegida.

Los más importantes de los cambios propuestos, apunta el sitio The Conversation, son la independencia judicial y la transferencia del poder de formar gobierno del presidente al Parlamento. Si se concretara, sería un gran avance para el sistema ruso.

En el mismo discurso, sin embargo, Putin aclaró que Rusia debería permanecer como una república y no un sistema parlamentario, lo cual va en contradicción con los cambios propuestos y podría dar lugar a una confusión constitucional.

"Se supone que Putin dejará la presidencia en 2024. Ya se está pensando sobre la cuestión de la sucesión, en particular, si se irá Putin, y si es así, ¿quién lo reemplazará?", escribió Graeme Gill de The Conversation.

La Constitución actual le impide presentarse a otro mandato presidencial. La última vez que enfrentó este impedimento en 2008, Putin dejó el puesto presidencial y se convirtió en primer ministro. La estrategia esta vez, parece ser, consistiría en reforzar la figura del primer ministro. Pero en 2024, Putin tendrá 73 años y habrá que ver si aún tiene el deseo de mantenerse involucrado en la política del día a día.